El mito de insonorizar una habitación con hueveras

22 octubre 2018

Los juegos eróticos, el sexo y las prácticas sexuales, van acompañadas lógicamente de sonidos. Las personas gimen cuando follan. La mayoría de personas gimen muy fuerte, sobre todo cuando llega el orgasmo. Hay gente que es muy escandalosa. Cada uno o una grita lo que siente, porque forma parte de la vida sexual.

Sin embargo, en la vida sexual de las personas hay muchos otros sonidos, además de los gemidos. Muchos juguetes sexuales tienen su sonido identificativo, como son los azotes por ejemplo, y también tenemos que tener en cuenta los diálogos propios de estas situaciones. Yo recuerdo la historia de una chica que le gustaba la lucha erótica, y cuando follaba con su novio le gustaba hacerse la rebelde, y gritaba frases como "no me toques" y "suéltame", pero gritando fuerte, en su personaje de lucha erótica, y el chico sufría de los nervios por si un vecino llamaba a la policía. Su vida sexual era muy tensa con esos gritos.

También hay personas que en su piso se han hecho su propia habitación de sexo, sobre todo mazmorras. En el colectivo sado, y muy especialmente cuando los practicantes es colectivo gay, matrimonios sin hijos, o personas solteras, suele haber bastantes casos de personas que se han hecho su propia mazmorra y han decidido insonorizarla de alguna forma, porque en este tipo de juegos hay muchos sonidos típicos que atraen el morbo chafardero y el cotilleo de los vecinos y vecinas.

Hay muchas soluciones para insonorizar una habitación, y la elección de cómo hacerlo depende sobre todo del espacio disponible, la capacidad económica, y la vivienda (piso, casa, taller, etc). Tan sólo navegando por Internet veréis muchos comentarios y recomendaciones de cómo se hacen las insonorizaciones. Recuerdo hace años que hice un reportaje sobre esta realidad que me parece curioso. Lo publiqué hace seis años más o menos si no recuerdo mal, y me pareció impresionante el gran elenco donde elegir de materiales muy variados para insonorización una habitación, piso, casa u hogar en general. Todavía veo que tengo algunos apuntes de aquel reportaje, hace ya más de seis años.

Me comentaron que a nivel profesional se usa materiales muy diferentes, como la espuma de poliuretano que estaba considerado un buen aislante acústico y muy difícil de combustión, o las fibras minerales que pueden ser de roca o de cristal, muy ligeras y no inflamables. También me hablaron de las fibras vegetales, las películas plásticas de aluminio, las losas de poliestireno expandido, y muchos otros materiales dentro de lo que sería una insonorización profesional, con el alto coste económico que ello supone.

Muy pocas personas pueden hacerse estas insonorizaciones en su casa, y la gente que se hace en su piso su propia habitación de sexo opta por las insonorizaciones caseras. En este campo hay que hacer referencia al gran mito de las hueveras.

Hay gente que está plenamente convencidos de que las hueveras insonorizan , y hay gente que dice que esto es sólo un mito. Para saber si es verdad o no, deberíamos antes que nada saber que el aislamiento es mejor cuanto mayor es la densidad superficial (kg/m2) del objeto interpuesto, valorando también la intensidad y la frecuencia del sonido. Esta razón tan simple y lógica es la causa por la cual una pared gruesa ofrece mejor aislamiento sonoro que una pared delgada, aunque esta razón lógica queda supeditada a la fuente o frecuencia del sonido, pues no lo mismo aislar una habitación por las voces o por una batería.

Basándonos entonces en esta simple lógica, interponer cualquier material, como es una huevera, entre la fuente sonora y el receptor, se debería de suponer que ofrecerá alguna insonorización.

Pero el mito de las hueveras nació en la suposición de que el sonido no atraviesa la huevera tan fácil por tres principios básicos, es decir, que hay reflexión (se afirma que hay reflexión porque al no tener forma plana y no tener un patrón repetitivo con su hueco a hueco el sonido no se reparte homogéneamente), hay refracción (es decir, la presión a un lado de ella provoca cambios de presión en la huevera y esta a su vez lo provoca en el aire de la otra parte), y hay difracción en los bordes. Sin embargo, en esta suposición faltan muchas otras valoraciones, imprescindibles para determinar la insonorización efectiva y real.

En realidad, la insonorización de una huevera es bastante baja, y sirve sólo para apaciguar un poco las voces a una conversación normal o difuminar algunos sonidos provocando mayor confusión en la apreciación del sonido, pero tampoco permiten gritar o tocar la guitarra sin ser oído por los vecinos. Además, son muy poco estéticas y altamente peligrosas para riesgos de incendio.

Por lo tanto, hay otros muchos métodos caseros más recomendables que las hueveras.

Bondage atada sentada encima de una bala de paja

19 octubre 2018

Siempre son unos bonitos escenarios las balas de paja, porque dan muchas ideas y sobre todo porque imprimen a las fotos ese tono rústico inconfundible.

Nosotros hemos hecho muchas sesiones en balas de paja. desde sesiones con la modelo tumbada arqueada boca arriba, hasta sesiones con la modelo atada en hogtied sobre balas rectangulares.

Esta vez hemos decidio hacer una sesión que ya habíamos hablado de hacer en otras sesiones anteriores. Es con la modelo sentada encima de la bala de paja, con los brazos atados a la espalda y las piernas dobladas atadas juntas.

Outdoor bondage atada sobre un tronco caído

15 octubre 2018

Yo pienso que un tronco caído siempre es una buena opción como escenario para una sesión de outdoor bondage, y me gusta con un fondo de estilo paisajístico.

En esta sesión se trata de un tronco liso, sin ramas y sin aristas peligrosas, que nos permitía hacer el posado con la modelo encima del árbol, boca arriba y atada desnuda al tronco por cuerdas desde los tobillos hasta los pechos.

Las cuerdas rodeaban su cuerpo, firme y tenso contra la madera, boca arriba, y su intenso tono rojo granate resaltaba por esta gran tonalidades de verdes debido a un verano que ha sido muy lluvioso.

Atada en la puerta de una casa en ruinas

11 octubre 2018

Esta es una bonita casa en ruinas en su fachada exterior. Su tejado está bastante derrumbado, pero para mí tiene un aire artístico y bello.

Es una bonita casa, que os mostramos toda completa en otra galería que encontraréis en nuestra categoría de outdoor bondag

Decidí hacer la sesión en la puerta, con la belleza de la fachada. Pasamos las cuerdas por encima de una viga, y nos sirvió para atar levantada la pierna de Thyffany, de tal forma que sólo se apoyaba en una pierna. Los brazos los tenía atados a la espalda por codos y muñecas, y otra cuerda empujaba de sus brazos hacia arriba.

Suspension bondage en la piscina de una casa en ruinas

08 octubre 2018

Es una gran piscina en el exterior de esta casa en ruinas abandonada.

Quizá fue hace muchos años una balsa de riego para agricultores y ganaderos de aquella época, pero debió de sufrir alguna reforma y ser transformada en piscina, porque las balsas de riego tienen salida de agua a sus pies, y esta balsa no la tiene.

Nuestra idea fue hacer las fotos atada dentro de la piscina. Nos fijamos en los hierros que rodean la piscina, firmes y sólidos. La pared era robusta, e hicimos una suspensión que le gusta a Thyffany, pero esta es una suspensión dura y muy incómoda que sólo pueden hacer modelos experimentadas.

Hemos vuelto a ver esta araña en bondage outdoor

03 octubre 2018

Yo había visto esta araña muchas veces cuando era pequeño. Crecí rodeado de naturaleza, jugando en bosques, montañas, campos y ríos, y de pequeño había visto muchas veces esta araña. Había visto ejemplares enormes, pero desde mi infancia se ha edificado mucho en Cataluña, se han destruido bosques, se han destruido muchas zonas rurales, se han construido carreteras, la gente está por todos sitios, y hace tiempo que no veía esta araña.

Hacia tiempo que no la veía, y el otro día volvimos a verla. En realidad, este año la hemos visto tres o cuatro días, pero este ejemplar tenía un buen tamaño.

Es hembra, porque en este tipo de araña las hembras son mucho más grandes que los machos. Este es un ejemlar grande, aunque yo había visto arañas de este tipo todavía más grandes.

Siempre le he llamado araña avispa, pero también hay gente que le llama araña tigre. A mí me recuerda más a una avispa, pero bueno, hay gente que ve un tigre y otros verán una cebra que la imaginación es libre.

Dicen los expertos .que su veneno no es peligroso para los humanos, a pesar de la apariencia, pero yo por si acaso no me acerco. Esta araña estaba entre maleza espesa. Suele estar mucho en estos lugares, y le hice la foto de lejos esquivando las hierbas con el objetivo. No acerco la mano, que no tengo ganas de que me pique.

De todos modos, hay que tener respeto por la naturaleza, y la araña no se toca. Le hicimos la foto, nos apartamos un par de metros, y seguimos con nuestras fotos y nuestro camino.

La verdad es que mucha gente encuentra esta araña preciosa y muy bonita porque tiene mucho detalle incluso en las patas, tal como se puede ver en la foto. No salió perfecta la foto, pero ya sirve, que yo no acerco la mano. Las hierbas y la maleza son su protección y su escondite, y no vamos a cortarlas o romperlas. Por desgracia, en la naturaleza hay un montón de gilipollas que lo van destrozando, ensuciendo y rompiendo todo. Subnormales hay en todos sitios, pero hay que recordar que el ser humano también es una especie de la naturaleza. Siempre respeto máximo.

Atada enfrente de esta casa en ruinas

02 octubre 2018

Esta casa en ruinas solo conserva en pie estas cuatro paredes.

Hicimos la sesión enfrente de la casa, atadas las cuerdas alrededor de la modelo, en horizontal y en vertical, desde los tobillos hasta los hombros. Completamos el bondage con las manos atadas a la espalda, amordazada con una mordaza roja, y vestida con lencería militar sexy.

El espacio abierto permitía hacer fotos con muchos ángulos, y la modelo también podía ofrecer un gran abanico de posados, atada de pie, atada en el suelo, arqueando su espalda, levantando las piernas, y decenas y decenas de otras opciones.

Bondage y deporte atada desnuda y corriendo

20 septiembre 2018

Quisé hacer una galería fotográfica divertida mezclando bondage y deportes, con Thyffany atada corriendo desnuda y atada, con los brazos atados a la espalda, bien atada y amordazada.

No es fácil correr en estas condiciones, por el equilibrio y porque al correr desnuda en estos caminos rurales las piedras se clavan en la planta de los pies, y molesta.

Las sesiones bondage son casi siempre con las modelos muy atadas, que no pueden moverse, inmóviles, pero se me ha ocurrido transmitir una imagen completamente distinta, la chica atada que puede moverse mucho, corriendo, pero atada.

Bondage en balas de paja rurales

16 septiembre 2018

Bondage en dos balas de paja rectangulares unidas con cuerdas.

Comenzamos rodeando las balas de paja con las cuerdas rojas, en horizontal y vertical, cruzando las cuerdas y atando a Thyffany por todo su cuerpo, tobillos, rodillas, la cintura, pecho y los brazos.

Conseguimos con los últimos nudos que la modelo estuviera pegada a las balas de paja sin poder separarse, atada boca arriba, atada por las muñecas empujando sus brazos por encima de su cabeza, los tobillos atados al otro extremo, amordazada, y le dimos un aire perverso con un cuchillo clavado en la paja, junto sus muslos.

Palabras y contraseñas de seguridad para principiantes bondage

15 septiembre 2018

El bondage necesita su práctica y su experiencia para hacerlo bien. Es una máxima que ocurre en todas las etapas de la vida. Debemos de aprender a andar, tenemos que aprender a conducir, nos enseñar a leer y escribir, y si reflexionamos un poco somos el ser animal más inútil de nacimiento, porque no sabemos hacer nada. Los terneros nacen, y a los pocos minutos ya están de pie, mientras que los seres humanos tardamos meses en aprender a dar dos pasos.

De este mismo modo, el bondage también necesita tiempo para perfeccionarlo y aprender. Hay mucha gente que le gusta, y mucha gente que lo practica. Es una de las fantasías más habituales en la vida privada e íntima de las personas en todo el mundo, con la clásica fantasía sexual de atar a la cama o atada a la silla. Hay millones de personas en todo el mundo que les gusta el bondage, y recordar que esto no es sado. ¡No, no, no!. Hay personas que les gusta ser atadas, pero no son sumisos o sumisas. No quieren que les insulten, no les gusta el dolor, y tampoco quieren humillación. Es innegable que hay gente que le gusta las dos cosas, el bondage y el sado, y a lo mejor también la lluvia dorada, los tríos, los azotes y mil cosas. Hay gente que le gusta todo mientras sea sexo, pero bondage es ataduras.

Hay, lógicamente, unos pasos a seguir para iniciarse en bondage. En primer lugar, no se debe nunca de copiar o intentar hacer lo que hacen los demás, algo por desgracia muy habitual en España. No hay que ser un bestia subnormal diciendo que eso también lo sabéis hacer vosotros, no hay que ser vanidoso, arrogante, y tampoco hay que ir de experto listillo porque estas cualidades conducen a los accidentes, y esto no puede ocurrir. Sé tú mismo/a, preocúpate de la diversión entre tu pareja y tú, y esfuérzate un poco en pensar y mejorar, que al fin y al cabo no es tan difícil aprender. Esto no es la mecánica cuántica.

Hay que comenzar poco a poco, y al principio es suficiente con dos cuerdas. La primera toma de contacto debe de ser las sensaciones, conocer la actitud de ambos, e ir encontrando vuestros mútuos gustos, siempre de forma libre y voluntaria. Quizá las ataduras el primer día sean una mierda. Tal vez la persona atada se pueda desatar sola. Eso siempre es culpa, única y exclusiva, del que ata. Forma parte del proceso de aprendizaje.

Dentro de este aprendizaje, es muy recomendable que las personas inexpertas y principiantes en bondage pactéis una palabra de seguridad. Estas palabras de seguridad se usan si la persona atada se encuentra mal o hay que detener el juego inmediatamente, y deben de ser palabras que no se usan en vuestro lenguaje.

Por ejemplo, la mayoría de ocasiones se aconseja decir la palabra "stop", pero un buen sistema son palabras inventadas. En mi opinión personal, es mucho mejor fórmula usar una palabra inventada sin sentido, porque existe la posibilidad de que la persona olvide la palabra de seguridad, debido a la excitación sexual o a encontrarse mal. En este método, la persona atada dice cualquier palabra, cual sea, que no tenga sentido, "konoko", "kurruku" o "pusita", por decir algunos ejemplos que me han venido a la cabeza. ¡Cualquiera sirve!. Pronunciar una palabra que no existe indica algún problema, y hay que parar al instante.

Todos y todas sabemos que cuando follamos tenemos un lenguaje que no usamos en la panadería y nos pasa a chicos y a chicas. ¡Sí, sí, ser sinceros y sinceras! La gente no se pone a hablar en verso cuando folla. No están dando un discurso de marketing sobre vender aspiradoras en la cama. Ese lenguaje muy puntual, con la persona atada, puede conducir a errores en inexpertos o inexpertas. El rol de comportarse sexualmente con rebeldía o indefensión implica un juego verbal que puede equivocar. Esto se evita con la palabra de seguridad.

Distinto es si la persona atada está amordazada porque con algunas mordazas poco efectivas se entienden las palabras, pero con las mordazas severas o muy efectivas puede ser muy ininteligible. En este caso, la persona que ata debe de ir preguntando a la personas atada si se encuentra bien. Las preguntas deben de ser muy constantes en principiantes, o si habéis fantaseado muy pocas veces entre vosotros y vosotras. No importa si estás follando, o excitado y excitada. No sirve la excusa vulgar de que te corta el rollo. Si te corta el rollo, ¡te jodes!, pero es obligatorio preguntar. Tampoco tienes que formularle una pregunta de concurso televisivo. Simplemente, preguntar si esta bien. Son dos míseras palabras que no cuestan tanto decir. Las respuestas se entienden, y podéis pactarlas antes de comenzar, diciendo que un "mmfff" es un "sí", y dos o más "mmff" es un "no", en cuyo caso tenéis que quitarle la mordaza al instante. No hay que esperar ni un segundo.

Con la experiencia, todo esto se suaviza. La experiencia os hará reconocer mucho mejor los gestos y las sensaciones de la persona atada. El lenguaje corporal, la forma de los murmuros si la persona esta amordazada, el conocimiento más práctico del bondage, y por supuesto siempre el sentido común, son esenciales para saber si el juego va bien o mal en vuestra vida sexual, pero siempre está bien tener en cuenta estas palabras o claves de seguridad, porque son un comodín.

Hogtied militar atada bondage sobre balas de paja

09 septiembre 2018

Preparamos una segunda sesión bondage con las balas de paja.

Esta vez fue bien montadas, horizontales y verticales, creando una especie de sofá o de cama, asegurados de que estaban muy bien colocadas y firmes. Thyffany se vistió con un sexy conjunto de lencería militar, y se tumbó sobre las balas de paja, con bondage atada en hogtied.

Nos encantó la sesión, y hubiéramos hecho muchas más sesiones, pero tampoco queremos llenar demasiado la website de fotos de balas de paja. La variedad es entretenimiento y es espectáculo. Hay que ir variando escenarios.

Atada entre una plantación de olivos y cañas

02 septiembre 2018

Encontramos este rincón donde el escenario nos ofrecía dos contrastes muy diferenciados, a la derecha olivos y a la izquierda estas cañas típicas de muchas zonas de Cataluña, frente a frente.

Quedaba un espacio neutral entre ambos, y fue en este espacio donde decidimos colocar a Thyffany atada en un bondage de mucha cuerda, llenando sus piernas por tobillos, gemelos, rodillas, muslos y cadera, y subiendo más arriba las cuerdas, hasta por encima de los hombros.

En medio de todas esas tonalidades verdes, usamos cuerdas rojas y una vestimenta blanca.

Atada en el centro entre dos hierros

30 agosto 2018

Nos encontramos en la montaña con esta instalación. Hay muchas de este tipo, y casi siempre suelen tener relación con cañerías, pozos o conductos de agua que trascurren por debajo del suelo.

Aquí son sólo cuatro elementos entre zarzales donde había unas arañas grandes con cuerpo de avispa, a rayas horizontales amarillas y negras.

Hicimos las fotos con la modelo colocada entre los dos hierros. Hicimos sus brazos atados a la espalda, e igual con su cuerpo para a continuación colocar cuerdas en dirección contraria, quedando así Thyffany atada fija en el centro.

Hombres heteros casados que buscan sexo con otros hombres

29 agosto 2018

El sexo manda. El sexo mueve a la humanidad. Se ha dicho toda la vida, y en mi opinión es una gran verdad. El sexo es imprescindible para la mayoría de las personas. Yo he preguntado a muchas personas en mis entrevistas si para ellos o ellas es más importante el sexo o la personalidad de tu pareja, y más de la mitad de las personas responden el sexo.

Las doctrinas religiosas y las culturas que averguenzan el sexo durante todo la historia de la humanidad son las causas principales de los estigmas, los tabues, los miedos y los prejuicios que a día de hoy, en el siglo XXI y terminando la segunda década, que todavía existen a millones. Sin embargo, la realidad innegable es que en todo el mundo se folla. La gente folla en multitud de sitios, y ahora, mientras yo estoy escribiendo este artículo, seguro que hay miles y miles de personas follando. Ocurre también cuando vosotros y vosotras, mis queridos lectores y lectoras, estáis leyendo este artículo, que seguro también habrá gente follando en este momento.

El sexo es una actividad cotidiana, a pesar de que los tabues y prejuicios que nos pretenden inculcar a todas horas. También a todas horas la gente folla, y follan de todas las formas imaginables. Hay gente que folla a cuatro patas, otros en la cama, hay gente que folla atada, hay gente que se azota, y hay gente que son como atletas que follan haciendo el pie o abriéndose de piernas como gimnastas. El porno enseña formas de follar que sólo son para cuatro afortunados/as. ¡Yo a ese nivel no llego!

En mi opinión la gente puede follar como le dé la puta gana, pero también que hay unos límites. El sexo tiene que ser siempre consentido, voluntario, libre y de mutuo acuerdo. Este principio es fundamental, pero yo siempre digo que hay que follar con cerebro. La polla sólo recibe instrucciones, pero no puede mandar. Es el cerebro quien manda, a pleno control. Hay gente que piensa con la polla, y eso es muy peligroso.

Esto es muy habitual en los hombres. En primer lugar, porque son los que tienen la polla, lógico, pero también es una causal hormonal y química de nuestro cuerpo. De todos modos, el ser humano tiene el cerebro para usarlo, aunque mucha gente tiene el cerebro en vaga indefinida. El ser humano tiene uso de la razón, pero mucha gente optar por la sinrazón, y el ser humano también tiene sentido común, pero muchos parece que no lo han tenido nunca en su vida.

El deseo hormonal sexual sin control y desenfrenado provoca determinadas conductas sexuales en los hombres que son peligrosas para ellos mismos, son peligrosas para los demás y es muy difícil encontrar explicación.

Uno de estos comportamientos impulsivos sexuales, que es el objetivo de este artículo, es sexo de los hombres que están casados con un mujer, que tienen hijos y familia, y mantienen sexo a escondidas con otros hombres, pero no son gays. ¡Son heteros! En mis entrevistas de sexo mucha gente me dice que esto es imposible, y dicen que un hombre que tiene sexo con otro hombre es gay o bisexual, pero no puede ser un hombre hetero.

Es un debate muy interesante, y es al mismo tiempo el análisis de una conducta hormonal difícl de explicar, pero un ejemplo muy fácil de entenderlo son los lavabos públicos en muchos lugares de Barcelona, como son las estaciones de tren sobre todo. En estos lavabos hay hombres que van a estos lavabos masculinos para satisfacer sus deseos sexuales, y no son hombres gay. ¡No, no! Quizá habrá sí algún hombre gay, por supuesto que sí, pero muchos de ellos son hombres solteros sin pareja que no follan, que no ligan, que no tienen novia, y que no pagan por ir de putas, porque no quieren, porque no tienen dinero o porque no les gusta. También hay hombres casados, con hijos, hijas o novias, y la gran mayoría son heteros.

Yo no soy médico, pero en mi opinión son hombres incapaces de controlar sus impulsos sexuales. Necesitan contacto sexual con otra persona por alguna fantasía o razón que no pueden controlar. Es un vicio, porque es un comportamiento muy parecido, y son hombres viciosos que se encuentran con otros hombres en los lavabos públicos, se encierran en el lavabo y se masturban juntos, o follan, o se la chupan.

Hay varios tipos de estos personajes. Por un lado, están los asiduos que son bastante agresivos porque han convertido los lavabos en su coto de seducción, como si los lavabos fueran su segunda casa o en su nido de follar, y ya le han perdido el miedo a todo. Se creen que el lavabo es de su propiedad, y les sirve todo tipo de hombres, viejos, altos, gordos, feos, jóvenes o maduros. Les sirve cualquiera de dos patas que tenga polla. Se comportan como la gente cuando está en una discoteca. Quizá no idéntico, pero sí parecido.

Después están los sujetos que han convertido el lavabo en su centro de negocios, y cobran pequeñas cantidades de dinero por follar o chuparla. Son como mafiosos proxenetas, o chaperos. Se citan por su whatsapp, sus páginas de anuncios, sus foros, o lo comentan entre conocidos, o leen mensajes en grupos, y por privado acuerdan su cita. También hay chicos que se anuncian y dicen simplemente que están en tal lavabo a tal hora, y van las hombres a buscarlo. Es un negocio de prostitución masculina para hombres.

Identificar estos sujetos es muy fácil. Están esperando en las puertas de los lavabos de la estación de tren, o se ponen en los meadores de pie, haciendo creer que están meando. Se nota algo raro porque quince minutos después todavía están meando, sin moverse de sitio. A ese ritmo es para deshidratarse y perder tres kilos. Comienzan a mirar al hombre que está a su lado meando, con pequeñas miradas, buscando siempre que se miren los dos a la vez, y te miran mientras estás meando, en plan seductores.

A mí me parece asqueroso. Es muy incómodo estar meando y saber que el imbécil que está a tu lado quiere verte la polla y chuparla. Por eso siempre voy a los lavabos cerrados, pero me acuerdo de un día que estaban follando dos hombres en el lavabo de al lado. ¡Sin reparo y sin disimulo! Los dos tíos están jadeando como si fuera una película porno. ¡No había forma de concentrarse para mear! ¡Me costó casi dos minutos salir el chorro!

Yo lo digo claro y directo. Me parece repugnante. Esta es una de las pocas prácticas sexuales que me repugnan, y os voy a explicar los puntos principales de mi por qué.

Me repugna, en primer lugar, porque esta práctica de los hombres que tienen sexo con otros hombres desconocidos en lavabos públicos se ha convertido en un foco de contagio de enfermedades de transmisión sexual. Hay chicos que han contraído enfermedades de transmisión sexual. Hay anuncios de hombres que ponen en el texto claramente que tienen el vih, y aún así hay hombres que les escriben y mantienen sexo con ellos. Otros chicos no lo dicen, o quizá no lo saben todavía, pero me parece asquerosa esta actitud irresponsable. Las enfermedades de transmisión sexual no son ninguna medalla.

Me repugna, en segundo lugar, porque si analizamos la historia de esta práctica nos remontamos muchos años, ya en el siglo pasado, cuando ser gay y la homosexualidad estaba penalizado por las leyes de muchos países, y ser gay o lesbiana podía costarte ser repudiado por la sociedad, castigos físicos, torturas, prisión o incluso la pena de muerte. En aquellas épocas, lógicamente la comunidad gay y lesbiana debía de esconder sus relaciones, incluso en su propia familia. Por esta razón algunas comunidades de determinados países comenzaron a encontrarse en lavabos, donde no podían ser vistos.

Sin embargo, hoy en día ha cambiado mucho. La comunidad gay y lesbiana ha conseguido muchos avances por todo el mundo, y aquí, en España, se pueden casar, hay hoteles de público gay, locales, tiendas, bares, ropa, se pueden besar en público, abrazar, y en definitiva, han conseguido la igualdad de derechos, como en muchos otros países. No hay por qué esconderse, y encontrarse en un lavabo para chupársela o pajearse entre dos tíos que no son pareja es puro vicio sexual. Simple y fácil.

Me repugna, en tercer lugar, porque en mi opinión esto es una conducta sexual irrefrenable, sin control, conducidos por las hormonas y la química humana, sin tener el cerebro al mando de las decisiones, y esto es muy peligroso. Muchos de estos hombres están casados. Tienen novias. La infidelidad les puede costar el divorcio, y la pérdida de beneficios, pero pueden contraer enfermedades que después pueden contagiar a otras personas o incluso a su pareja, que está enamorada de él y que no sabe nada de él. Me dan asco.

Hay otro problema, y es que no es una cuestión de los lavabos. Hay hombres que se citan o se encuentran en las playas. En verano es muy fácil pasar desapercibido entre el público, pero están todo el año. Se esconden en playas apartadas. Buscan rincones entre rincones donde cobijarse del frío, porque las rocas paran el viento y crean bolsas de calor, donde pueden estar desnudos y esperar a otros hombres. Es todo el año, desde enero hasta diciembre, y también existe el segundo tipo de depredador en la playa, que está al acecho y vigilando desde fuera de la arena, en el paseo o en carreteras u otros zonas desde las cuales tiene un amplio campo de visión y ven toda la playa.

Otro tercer lugar son zonas boscosas o parajes exteriores cerca de carreteras, porque hay mucha gente que no vive en Barcelona y vive lejos de la playa. Este tercer grupo de sujetos viven en poblaciones cercanas, y aparcan con sus coches junto caminos por los que pasa gente andando, paseando los perros, en bicicleta o haciendo deporte. Este grupo de sujetos son muy peligrosos, porque son zonas solitarias y apartadas de los núcleos urbanos, pero tienen las grandes carreteras cerca, quizá a medio kilómetro, y es fácil escapar o comunicarse. Estos sujetos se masturban mirando la gente, o esperan la llegada de otros hombres con los que se han citado previamente, o conocen el lugar donde están escondidos y se encuentran. Hay depredadores muy peligrosos en este grupo.

En mi opinión personal es horroroso y asqueroso, y yo tendría mi solución, pero no puedo decirla. Se podría eliminar los problemas en dos segundos. ¡Exactos! ¡Ni más ni menos! De todos modos, no entiendo de leyes, pero creo que no se puede aplicar mi decisión para toda esta mierda. Las personas que me conocen ya saben cuál sería mi solución. Ya saben que soy persona de poesía, de romanticismo y de buenas palabras. Lo he demostrado en cada puta ocasión que he tenido. Por lo tanto, prefiero evitar estos lugares y esta gente. La opción inteligente es no encontrarlos para evitar hechos que no voy a explicar, y que chupen lo que quieran.

Atada en público con gente muy divertida

27 agosto 2018

Este verano hemos hecho una variante en esta sesión atada en público, donde llevamos a la calle un par de cuerdas, mordazas y vendas, y le pedimos a la gente que participaran atando a la modelo.

Explicar la sesión fotográfica es muy fácil. ¡Mil gracias a todos y todas que se han prestado a nuestra locura! No es por ser verano. Mi locura es como los árboles de hoja perenne, que dura todo el año.

A nuestros seguidores/as os comento que esto es sólo el principio. Esto es muy fácil. No tiene mérito. Vamos a subir el nivel en próximas galerías. Más difícil todavía. ¡En próximas semanas!.