Tuka es una modelo impresionante atada en el barco

12 julio 2018

Yo me había mareado en el barco, porque soy animal terrestre y he demostrado que yo no soy marinero, pero me recuperé tras un descanso en puerto e hicimos bondage atada en el mástil del velero.

Tuka se tumbó encima con la espalda apoyada en el mástil, y comencé a pasar las cuerdas rodeando las piernas de Tuka para estar bien atada. No era fácil. Ese palo es muy grueso, el barco se balanceaba, y yo tenía que ir de un lado a otro para ir pasando las cuerdas, dentro de los límites del velero, para no caerme al mar.

En tierra firme es mucho más fácil, pero lo conseguí.

Bondage en el mar con Tuka atada en el botalón del velero

07 julio 2018

Nos alejamos de la costa con el velero para usar de fondo el mar.

Tuka es una modelo increíble. Tuka es un lujo de modelo, una belleza en su físico y una encantadora persona, muy simpática y una genial profesional.

La primera sesión con Tuka fue atada en el botalón del velero. Los vientos térmicos hacían que el mar no estuviera con mucha calma, y se notaba el balanceo del velero. Era difícil mantener el equilibrio en el botalón, y era mucho más difícil atar a Tuka en el botalón, estando en el mar y su oleaje. Por eso decidí hacerlo enfrente del botalón, sentada sobre la caja del ancla.

Atada bondage en un barco

02 julio 2018

Tuka seguía de maravilla, tranquila, comiendo, andando arriba y abajo del velero, mientras yo estaba sentado controlando el mareo. Yo no tengo mucha experiencia en navegar, y estaba un poco mareado.

Necesité diez minutos para recuperarme, o al menos bajar el marero, y decidimos hacer una sesión tranquila, atada en las maderas en la cubierta del velero.

Pusé cuerdas para estar atada a las barras del velero desde su arnés, con sus manos atadas por encima de la cabeza a un extremo lejano de la misma barra, una pierna atada doblada, y la otra pierna levantada atada por el tobillo, y quedaba genial.

Terminó la estúpida y ridícula fiesta de los petardos en San Juan

25 junio 2018

Este fin de semana no he hecho nada. Simplemente, esperar que termine el día y se vaya la fiesta que, en mi opinión personal, es la más estúpida y absurda de todo el año, que en Cataluña se vive con esta celebración abominable de tirar petardos.

Hoy, terminada la noche de este 23 de junio de 2018, han dicho por televisión el parte de incidentes de la noche. Explicando una parte de su informe, dicen que ha habido seis heridos graves por quemaduras, 64 lesiones oculares, 320 heridos por quemaduras y petardos, y según los informes se han denunciado esta festividad cuatro agresiones sexuales, que ahora mismo están investigando. ¡Y dicen que ha sido tranquila!.

Supongo que la televisión le pone el adjetivo "tranquila" a la noche porque en el año 2010 hubo 12 muertos en Castelldefels cuando un tren arrolló a las personas que cruzaban la vía para celebrar la verbena. En el año 2011 hubo tres muertos en Barcelona, que fueron un joven en la playa de El Masnou (Barcelona) presuntamente ahogado, otra persona que murió en el metro de Plaza Universitat, y un hombre en Granollers que murió tres recibir un puñetazo en una pelea en una verbena.

Si salimos de Barcelona o Cataluña, ese mismo año 2011 murieron dos personas en Galicia, y en el año 2015 moría en Valencia un joven de 23 años apuñalado durante una pelea en la Playa de la Malvarrosa.

Sólo estoy hablando de casos mediáticos y documentados que han terminado muertos por esta forma estúpida de celebrar San Juan, pero por supuesto no podemos olvidarnos de los heridos, quemados, gente que ha perdido los dedos, un ojo, borrachos y otros accidentes. Así, pues, habrán dicho supongo que es "tranquila" porque no hay muertos.

La irracionalidad social ya se ve los días previos. La gente sale a la calle los días antes a tirar los putos petardos. Cometen mil imprudencias de todo tipo. Hay imbéciles que los tiran desde las ventanas a la calle. A otros, y otras, les gusta la imprudencia de ponerlos dentro de botellas, recipientes, encenderlos cogidos con la mano, o tirarlos dentro de contenedores, causando de esta forma tan subnormal pequeños incendios que obligan a la actuación de los bomberos.

Vas andando por la calle los días previos, y allí están los típicos padres que tiran los petardos por sus hijos, a las cinco de la tarde, cuando estamos trabajando. Porque, hablando claro, en muchos casos son peores los padres que son hijos. Hay padres y madres que parece que tiene una edad mental de cinco años, y eso siendo generoso y tirando alto.

España es un país de fiestas. Lo sabemos y lo tenemos asumido, aunque sea vergonzoso. Aquí lo celebramos todo. Si ganas la final, ¡se celebra porque se ha ganado!; si pierdes la final, ¡se celebra porque la hemos jugado!; si hacemos el ridículo y no llegamos ni a semifinales, ¡se celebra porque hemos ido!. Lo importante es… ¡a celebrar!. Tenemos muchas fiestas, y nuestra fama mundial es de sol, playa, y fiesta. Dicen los propios españoles que son tópicos equivocados. ¡No, no! ¡Seamos honestos! ¡Sólo hay que mirar la playa en verano! ¡Está llena!, y veo gente que se lleva la nevera, la sombrilla, la mesa, las sillas, la barbacoa, las bebidas, la música, las raquetas, las pelotas, la cometa, y todo lo que pillan en los armarios de su casa. ¡Van a la playa con el camión de mudanzas!.

La gente tiene derecho a celebrar sus fiestas, sí, es cierto. Yo también celebro mis fiestas, aunque no lo parece leyendo este artículo, lo sé. San Juan tiene muchas formas de celebrarse. Me parece bien las celebraciones de las hogueras controladas en zonas seguras, protegidas y sin riesgo. Es un respeto a los ritos que se hacían como origen de esta celebración, pero los petardos no tienen nada que ver con nuestra cultura y evolución. Nos lo impusieron vete a ser cuándo en el sentido comercial, y la gente todos y todas contentos con la fiesta. ¡Todo el mundo a buscar el petardo que más ruido hace! ¡El más grande! ¡El que más molesta! ¡El cohete más peligroso! ¡Sí, ese que cuando lo tira un puto analfabeto te obliga a cerrar la ventana para que no te entre el cohete por la ventana y te queme el piso!.

Los petardos tienen que estar prohibidos. Son muy peligrosos, y la gente no los sabe manejar. No pueden venderse como si fueran tomates, con la excepción de enseñar el documento con la edad. Las leyes se han endurecido los últimos años, están mucho más restringidos y controlados, pero deberían de estar prohibidos para la gente. Los petardos son para espectáculos, profesionales de la pirotecnia, y shows. No son para las personas sin preparación.

De todos modos, los defensores y defensoras de tirar los petardos de mierda en San Juan pueden estar tranquilos y tranquilas. No tienen que preocuparse. Esto no se va a prohibir. Aquí en España no se prohíbe nada que sea fiesta. Las fiestas no se tocan, y yo, como siempre, seguiré teniendo que irme a otros lugares donde la gente tenga mayor respeto por el descanso y el sentido común. ¡Y feliz que lo hago!.

Bondage atada y las ovejas en el paisaje

23 junio 2018

Nosotros habíamos ido hasta esta zona para hacer una sesión bondage outdoor atada en la orilla del río.

Habíamos pensado hacer un duro hogtied, con mucha cuerda, muy bonito, y teníamos todas las cuerdas esparcidas por el suelo cuando, de pronto, vimos a la lejos volver a las ovejas. Ya habían pasado una hora antes. y nosotros todavía no haber empezado con el bondage. La modelo no estaba atada, y vimos que las ovejas venían rápidas. Muy rápidas, ¡y comenzamos a atar!.

La foto a hacer estaba muy clara. Era la modelo atada con las ovejas al fondo, dentro del ángulo fotográfico.

Jugando con el agua atada en nuestra water bondage

21 junio 2018

Este es un brazo tranquilo de un río e hicimos unos posados bondage que hacia un par de meses no se podía, porque el río bajaba fuerte con mucha agua.

Fueron fotos tumbada sobre el lecho del río, con la mitad del cuerpo sumergido, atada en el agua con los brazos a la espalda, atada con las cuerdas rojas y mitad del cuerpo dentro del agua, y también hicimos estas típicas fotos muy divertidas de levantar agua con el cabello, y crear una columna de agua que va del pelo hasta el río.

Se consiguen muy buenas fotos con muy pocos intentos, porque son fotos muy fáciles de hacer.

Atada en público y la gente paseando al lado

19 junio 2018

Buscamos un espacio que no fuera un parque verde, que tampoco fuera calles urbanas, y encontré este rincón que reunía los dos requisitos pedidos.

Era un buen lugar porque además nos daba margen de movimiento, de poder cambiar algunos metros y conseguir unas tomas muy distintas. Nos gustaba mucho las escaleras que se puede ver en algunas fotos, pero también el tramo empedrado que conducía hacia unos parques.

Allí se puso Thyffany atada en público, con las cuerdas rodeando todo su cuerpo, y de nuevo comenzó la interminable lista de reacciones distintas que tiene la gente.

Atada en un árbol caído en medio del río

15 junio 2018

Estábamos preparando la segunda sesión de nuestra water bondage, mirando que el árbol era seguro, cuando de pronto vimos ovejas rectas hacia nosotros.

No había nada bondage preparado. Sólo habíamos puesto una cuerda en el tronco. La modelo estaba vestida, divirtiéndose en un tramo de río con mucho sol, y le avisamos que venía el pastor con sus ovejas y los perros de todo rebaño.

Fue una anécdota que os explicamos antes de comenzar la sesión con los brazos abiertos rectos de la modelo atada al tronco, amordazada y su cuerpo dentro del agua de cintura hacia abajo.

Las marcas de las cuerdas en sesiones bondage

13 junio 2018

En todas las sesiones bondage profesionales siempre queda en la carne una marca temporal de las cuerdas, que puede ser muy intensa o muy leve, pero esta marca siempre se va. ¡Tranquilos/as! ¡Sólo son marcas! También puede ocurrir en los juegos personales o amateurs, donde la gente no tiene experiencia, no tiene práctica y además están excitados y excitadas, con el nivel hormonal revolucionado por el deseo sexual, pero yo sólo os voy a hablar de las marcas de las cuerdas en el bondage profesional.

Comenzamos con las preguntas clásicas y básicas que se hace la gente.

¿Qué son estas marcas? Os explicaré, para las personas que no lo habéis probado nunca y no tenéis experiencia, que estos marcas son los surcos de la cuerdas marcados en la carne. Queda, para entendernos, como la carne bacheadas. Son baches, casi exactos a la forma de la cuerda. Esto es exclusivamente las marcas. No son heridas. Las marcas es, para entenderlo muy simple, la forma de la cuerda grabada en nuestros brazos, piernas, o cuerpo.

¿Siempre son iguales estas marcas? No. Son muy diferentes, dependiendo de las ataduras. En las ataduras de bondage duro o muy duro, con esas posiciones incómodas, o en las suspensiones exigentes donde las cuerdas hacen mucho apoyo y presión, estas marcas son muy visibles. Se ven muy fácil, y pueden durar algunos días. En las ataduras de nivel medio, donde el cuerpo está sometido a cierta tensión, las marcas siguen siendo visibles, fáciles de percibir a vista de terceras personas, incluso de lejos, pero se van aproximadamente en un día. En el caso de las ataduras suaves, que no hay un forcejeo fuerte entre el cuerpo y la cuerda, pueden ser marcas muy leves, incluso imperceptibles en las horas siguientes, porque los pronunciados baches del bondage duro son en este caso muy mínimos.

¿Siempre hacen marcas las ataduras? Sí, las buenas ataduras siempre dejan una marca, leve o intensa. No quedan marcas en el caso de las ataduras sean muy flojas, o estén mal hechas. Tampoco quedan marcas en aquellos trozos del cuerpo que no están en contacto con la carne. Las personas que no quieren marcas usan en su vida personal las telas, que sólo dejan marca si se aprieta a lo bestia, o se forcejea como en un combate de judo, pero en una fantasía sexual tranquila no tendrían que dejar marca con las telas.

De todos modos, las marcas forman parte de una sesión bondage profesional. ¡Sí! Soy consciente de que esto a la gente cobarde, que es insegura, o indecisa, le va a dar miedo, pero esto es bondage. Las personas que les asusta y les da miedo las marcas pueden jugar al tetris o al ajedrez, que no es peligroso porque no deja marcas, salvo si te tiran una pieza o te pillas el dedo con el alfil al moverlo por el tablero, que ya sería la ostía.

¿Las marcas significan que las cuerdas están mal atadas y muy apretadas? No, no tiene por qué, pero es cierto que atar una persona no es atar un barco en el puerto. No hay que ser bestia. Una cuerda muy apretada deja marcas enormes. Además produce calambres y dolores, por lo que las cuerdas deben de tener la tensión justa.

Sin embargo, también dejan marcas las cuerdas bien atadas, y que no están apretadas. La posición es un factor importante. Una posición incómoda, en la que el cuerpo está inmóvil y tenso por las cuerdas, produce marcas, por el forcejeo físico natural. Por ejemplo, los brazos levantados hacia arriba por la espalda, en la posición conocida como strappado, siempre tenderán a caer hacia abajo, pero las cuerdas y las ataduras mantienen los brazos levantados e inmóviles, sin posibilidad de bajarlos. Estas ataduras están bien hechas, y este forcejeo natural creará marcas.

El bondage profesional es exigente, porque el público es exigente. El público y los faas quieren posiciones complicadas, posiciones trabajadas, ideas originales, posiciones con muchas cuerdas, ataduras firmes que casi no dejen movimiento, y eso son marcas.

¿En qué partes del cuerpo se hacen las marcas? Las marcas pueden quedar en cualquier parte del cuerpo, pero hay zonas del cuerpo donde es muy fácil quedar las marcas grabadas. En los brazos se marca muy fácilmente. En los brazos siempre queda alguna marca de cuerpo, y es una de las zonas del cuerpo donde más tiempo duran las marcas. Las muñecas se marcan rápido, y sobre todo las cuerdas en los codos dejan marcas muy rápidas y notables.

En las piernas también suelen quedar marcas en menor medidas, salvo que alguien apriete como un bestia. Las características físicas de las piernas, su volumen y otros factores, provoca que no quedan tantas marcas como en los brazos, y no son tan duraderas, pero sí, también quedan marcas.

La tercera parte del cuerpo que remarco es el torso, y más concretamente, el área del pecho, las costillas y la espalda. Aquí suelen marcarse mucho las cuerdas. Las costillas y la espalda son zonas muy sensibles al tacto con las cuerdas. Sus marcas pueden durar unos cuantos días y pueden ser las últimas marcas en irse, después de una sesión bondage. También son las ataduras más propensas a dejar en su marca un rastro morado, como una línea morada, y aparecen minúsculos puntos rojos, que os explico a continuación.

¿Qué son estas marcas de puntos rojos? Las marcas extremas y más severas, en sesiones duras, dejan unas marcas peculiares. Son trazos líneales, de grosor similar a la cuerda, de tono morados y oscuros. También pueden aparecer minúsculos puntos rojos. Estas marcas son más habituales en la zona del tríceps, en las costillas, en la zona del pecho, los costados del torso y en la espalda. En ocasiones también aparecen en las muñecas. En las piernas aparecen muy pocas veces, aunque puede ocurrir en las suspensiones duras.

Estas marcas también se van en pocos días, y son indicativas de que la sesión ha sido dura. También puede ocurrir si las ataduras están mal hechas, o si las cuerdas se han movido durante la sesión, con la modelo atada, y se han frenado en alguna zona sensible del cuerpo. Por eso las ataduras deben de estar bien hechas, con la firmeza adecuada para que las cuerdas no se muevan durante las fotos.

¿Las ataduras de poca duración no dejan marcas? No. Ese mito es falso. No importa la duración de las ataduras, en cuanto se refiere a tener marcas. Los codos atados juntos por la espalda, llegando a tocarse uno contra otro, es una posición que le gusta mucho al público, y estas ataduras dejan marca en menos de un minuto.

Sí que es cierto que las marcas serán más prolongadas y pronunciadas en sesiones de bondage de larga duración, pero hablamos estrictamente de dejar marcas, y en este caso las marcas se producen casi al instante. La diferencia es que durarán visibles menos tiempo en el cuerpo.

¿Le gusta a la gente las marcas? Dentro de este ambiente de pasión y emoción por el bondage, hay muchas personas que son muy amantes de las marcas. Hay fotógrafos y fotógrafas que les encanta hacer fotos de las marcas en las modelos después de cada sesión. También conozco a muchas modelos que les gusta enseñar las marcas que les quedan. Las propias modelos se hacen fotos de las marcas, y se las hacen orgullosas y contentas. No es una crítica. En el bondage profesional esto no es una crítica. Es un halago. Es una recompensa, y muchas personas se suben a sus redes sociales las fotos de sus marcas después de las sesiones para compartirlas con sus seguidores y seguidoras, que comparten las fotos, les votan con "Me gusta"y felicitan a la modelo, porque las marcas indican el esfuerzo, la profesionalidad, y el nivel del bondage y de las modelos.

Para muchos modelos, fotógrafos y público, las mejores marcas son las marcas muy intensas, hundido ese dibujo de la cuerda en la carne, muy visibles, porque eso equivale a una sesión impresionante y dura de bondage profesional. En realidad, también puede ser que algún bestia troglodita sin puta idea de bondage ha apretado las cuerdas como si fuera la pata de un jamón, por lo que es importante elegir bien la persona profesional de las ataduras.

Hay marcas espectaculares, increíbles, profundas y muy marcadas, que son las favoritas de mucha gente. Aquí, en nuestro país, la cultura estaba muy equivocada por culpa de amateurs y clubs que han sembrado muy mala información, pero ahora la cultura bondage de este país ya da signos de ir avanzando, y entienden que las marcas es normal y positivo en todas las sesiones de bondage profesional.

¿Las marcas son lesiones? No, las marcas no son ninguna lesión, y tengo una historia muy divertida con esta pregunta de las marcas. Un día estaba hablando con una Doctora, real, de medicina, y me explicó que técnicamente las marcas son una úlcera. Lógicamente, le dices a la gente que las ataduras hacen úlceras, y salen todos corriendo bien lejos. No se acerca nadie. Técnicamente, hay miles de cosas que son úlceras, y en los informes médicos se podrían definir las marcas de las ataduras como úlceras, pero de las buenas. Fue muy gracioso.

Las marcas no son ninguna lesión. No son ningún daño. No hacen heridas. Un ejemplo muy fácil de entender es la goma del pelo que usan muchas personas con el cabello largo. Estas gomas dejan un dibujo muy suave si te las quitas del peinado y te las colocas en la muñeca. Las cuerdas es lo mismo, con la diferencia de que su dibujo es más intenso, profundo y durarero.

¿Cuál es el principal problema de las marcas? Las marcas son un problema para las personas que las quieren esconder, y no quieren que se vean. En este caso, hay situaciones que se deben de tener en cuenta. Os pongo algunos ejemplos:

- el primero, las marcas son un problema si al día siguiente tienes que ir a una boda con un vestido elegante. ¿Por qué? Les vas a robar el protagonismo a los recién casados.

- el segundo, las marcas son un problema si vas a salir en televisión o te van a hacer alguna entrevista. ¡A lo mejor los periodistas te preguntan si has estado secuestrada, o si has escapado de algún secuestro!.

- otro ejemplo es que las marcas son un problema si has quedado a cenar con tus padres, abuelos y familiares. Las cenas de familía ya son por su propia genética natural una tortura de preguntar estupideces. ¡Imagínate con marcas de cuerdas!

Podría decir mil historias más. Por supuesto, hay gente que le da miedo cualquier cosa, que vive llena de prejuicios, de tabues, con una baja cultura propia de los estigmas creados por la sociedad. Es una carácter, de madurez, de personalidad, y de calcular bien qué vas a hacer los días siguientes a la sesión bondage. Simplemente, planifica bien los detalles.

¿Cuál es el mi opinión de las marcas? En mi opinión, no pasa nada por las marcas. Se van. No son lesiones. No rompen nada. No quedan cicatrices. Soy muy temporales, y se van asombrosamente rápidas. Forman parte del bondage profesional, del bondage real. Es indicativo de que ha sido una buena sesión bondage, o que el atador ha sido un desastre y ha atado muy mal. ¡Las dos extremos opuestos crean marcas!

Los juegos ridículos de adornarse con cuerdas dando vueltas al cuerpo como un arbolito Navidad no crean marcas, pero eso tampoco es bondage. Eso es adornarse con una cuerda, simplemente. Eso no es ni shibari ni bondage, no.

Hay marcas de todo tipo. Hay macas que forman como dientes de sierra. Otras marcas, las más habituales, son como la rueda de un tractor marcada sobre caminos de tierra. Hay marcas muy lisas, marcas que parecen imprimidas, marcas coloreadas, marcas que son trazos de tonos morados oscuros, marcas con diminutos puntos rojos, o marcas de líneas rojas con el grosor de una línea de lápiz. Hay gente que les asusta las marcas. Para nosotros, los profesionales entusiastas del bonadage, las marcas son divertidas.

Nueva categoría public bondage con sesión atada en un bar

12 junio 2018

Hoy os hemos publicado una mítica galería hecha hace años de public bondage, natural, real y espontánea.

Fue en un bar, en el roleplay de la fantasía camarera, llena de cuerdas rojas atadas a su cuerpo y amordazada, entre los clientes y las clientes de esa noche, y los propios camareros reales del bar.

El propietario del bar nos había dado permiso, e incluso se animó a participar. Habíamos hablado un par de semanas antes, preparando la sesión, cómo podía ser y todos los detalles necesarios para hacer la sesión segura y divertida, y el mismo propietario estaba encantado y muy animado.

Bondage con dos chicas atadas juntas

08 junio 2018

Hicimos una sesión con chicas atadas juntas, que ya llevábamos meses sin trabajar una sesión de estas características. Este es un país todavía con muchos prejuicios, tabús, miedos e incultura.

Fue una sesión bondage con aire erótico o erotismo, sensual, tierna, atractiva, que estamos en el siglo XXI y el erotismo y la sensualidad no es ningún escándalo para mentes actuales y modernas.

Fue una sesión sencilla, fácil y rápida, con las dos modelos sentadas de frente, atadas, amordazadas, un crotchrope entre sus piernas, y diez minutos de fotos para terminar las sesiones del día.

Tenjou23 atada boca abajo en suspensión outdoor

06 junio 2018

En las horas anteriores habíamos trabajado una suspensión boca abajo, y la segunda fue una suspensión boca boca arriba.La tercera suspensión del día, que fue la última, fue atada boca abajo.

Decidimos la suspensión atada con las piernas dobladas hacia atrás, atadas de los tobillos a las rodillas con una serie de nudos y cruces de cuerdas para evitar que pudiera ponerse recta. Tenía las manos atadas a la espalda, y los tobillos estaban atados a la rama, para evitar balanceo o darse algún golpe con el tronco.

La iluminación era muy oscura, pero jugamos con las luces.

Suspensión atada y suspendida de las ramas del árbol

02 junio 2018

La segunda suspensión de bondage outdoor fue continua en ese mismo árbol, porque nos gustaba mucho el escenario.

Tenjou23 siguió atada con los brazos a la espalda. Estaba cómoda, y las ataduras en sus brazos eran como deben de ser, reales, firmes y seguras, sobre todo en las suspensiones, porque las cuerdas no deben de moverse.

Esta vez, a diferencia de la primera sesión, fue con un posado boca arriba, atada con las piernas levantadas pero los tobillos doblados hacia su espalda. De nuevo amordazada, hicimos ya la sesión, en esta posición que no es nada cómoda.

Suspensión bondage con la modelo Tenjou23

01 junio 2018

Vino una nueva modelo, Tenjou23, y comenzamos por hacer sesiones de fotos bondage atada en suspensión.

Las suspension se pueden hacer de muchas maneras. El único límite es la imaginación de cada persona, y también es cierto que influye factores como la cantidad de cuerdas que se usan, la experiencia del atador, el escenario o la modelo, que es casi el factor más importante de todos.

La primera sesión con ella fue esta suspensión atada boca abajo, con los brazos atados a la espalda, las piernas atadas juntas por tobillos y muslos, amordazada, y atada al árbol por los tobillos y el cuerpo.

Suspensión atada en bondage outdoor

29 mayo 2018

Comprobamos que este árbol de madera oscura y seca era perfectamente seguro y resistencia total para hcer un bondage atada en suspensión, porque nos gustaba, y vimos que sí.

He de reconocer que me sorprendió, por la apariencia del árbol, pero la resistencia era increíble. Quizá es el tipo de esa madera, o el tipo de árbol. ¡No lo se! ¡No soy científico!.

Una vez asegurados al máximo, la suspensión fue con la modelo atada con los brazos a la espalda, los tobillos juntos, y una cuerda para unir los tobillos hacia atrás como un hogtied, para tener las piernas atadas dobladas en la suspensión.