Bondage atada en la terraza de esta casa abandonada. Cada edificio abandonado es distinto a los demás, y tiene su propia historia. Hay gente que duerme en estos edificios, hay vagabundos, delincuentes que se esconden, graffiteros que pintan sus creaciones en las paredes, fotógrafos con sus modelos, jóvenes que se encuentran con sus amigos y amigas y es como su club de encuentro, gene curiosa que entra a chafardear, y mil situaciones más. Hay edificios que, dependiendo de la proximidad de los pueblos o su ubicación, es como ir en metro en hora punta.

En esta casa, sólo entrar y cruzar un pasillo, vimos muchas habitaciones completamente derrumbadas, transformadas en una montaña de ladrillos y vigas caídas, pero nos llamó la atención la luz que entraba por donde se apreciaba la terraza. Nos acercamos, y nos encontramos dos terrazas en perfecto estado donde tomar el sol. Lógicamente hay ladrillos en el suelo y las puertas y ventanas destrozadas, pero las dos terrazas están prácticamente intactas y en perfecto estado.

El sol daba de lleno, y a nosotros, que nos encanta la alegría de las fotos con sol, aprovechamos para broncearnos y hacer una sesión fotográfica en cada terraza. En ésta, al este de la casa, decidimos hacer la sesión bondage con Thyffany atada y sentada en la terraza, de tal forma que podía enfocar en ambos lados y hacer diferentes tomas. .

La historia hablará del ruinoso y autoritario confinamiento. Comienzo escribiendo este artículo con una advertencia muy clara y muy directa. Este país, España, es un estado democrático, con derechos fundamentales protegidos, entre éstos la libertad de expresión y la libertad de opinión, que cualquier persona puede ejercer libremente por cualquier medio. En mi uso y ejercicio de estos derechos, os voy a escribir un artículo muy claro y sin censura hablando del confinamiento, y emprenderé inmediatamente y sin aviso las acciones legales y judiciales contra quien coarte, coaccione, limite, amenace, prohíba o manipule estos derechos fundamentales protegidos por ley, sea quien sea.

Añado también que soy fotoperiodista desde hace más de 25 años para medios internacionales, sin dar más detalles ni desvelar sorpresas, y como fotoperiodista también tengo todo mi pleno derecho a la libertad informativa, y hablar de mis propias experiencias.

Repito que no hay más aviso que éste. Yo he asumido desde mi infancia que la vida son combates desde el primero hasta el último día. La vida sólo es un cuento de hadas para los millonarios y los futbolistas que viven en una burbuja de vanidad, de ego, de prepotencia, de caprichos y riqueza. El resto, como he dicho siempre, incluido fotoperiodistas, a jodernos y a sufrir. Toda mi vida, desde la más tierna infancia, ha estado marcada por combates. No es ningún drama tampoco. El destino está escrito, y se cumple. Hay que aceptarlo. Yo lo acepto, y espero que mis enemigos entiendan que van a asumir las consecuencias. Por lo tanto, espero, y quiero, respeto y legalidad ante el uso de mis derechos fundamentales protegidos por ley. Lo repito por quinta vez. Estoy en mi pleno y legal derecho. Esto no es Corea del Norte o Irán o Arabia Saudí. Esto es España. Esto es democracia.

Hecha esta advertencia, comienzo el artículo donde os voy a hablar de lo que ha sido el inhumano y autoritario confinamiento.

Momento histórico. Este es un momento histórico donde se ha demostrado la teoría de Einstein cuando habló de la estupidez humana y su infinito. Se ha demostrado en todo el mundo. No ha sido la estupidez de un solo país. Ha sido una estupidez mundial que va a provocar un cambio con el peor de todos los finales, pero hay que buscar cómo la humanidad ha llegado a este punto, y para ello voy a analizarlo por partes.

La justificación oficial del confinamiento. El periodismo vulgar de este país, mezquino, servil y sumiso, sicario a las órdenes de políticos y armados con letras y palabras, difundió una y otra vez, sin descanso y repetitivos, por todos los medios a su alcance, las proclamas autoritarias y dictadoras que inventó y practicó el comunismo de China, de encerrar a la gente en casa para proteger la salud.

Esta versión la sabemos todos y todas de tanto repetirla aburrida por televisión y prensa. La hemos escuchado millones de veces desde que se declaró la pandemia. La gente lo sabe de memoria. La gente se ha creído la versión oficial de tanto escucharla. La inmensa mayoría de la sociedad apoyó este inicio de la mayor tragedia jamás vista. Una abrumadora mayoría, que yo cifro en torno al 98% basándome en mis experiencias, aprobó la idea del ruinoso y exterminador confinamiento.

El inicio del confinamiento. Faltaban dos días para iniciarse el confinamiento en España. Se decretó un sábado a mediados de marzo. El viernes anterior yo fui a la Universidad por razones profesionales. El edificio estaba vacío. No había prácticamente nadie. Apenas funcionaban unas pocas clases, con un par de profesores. Al día siguiente, sábado para ser exactos, fuimos a hacer fotos bondage, y la carretera estaba vacía. Jamás había yo visto esa carretera tan vacía. Recorrimos kilómetros y kilómetros prácticamente solos. La gente ya se había encerrado en su casa antes de ser obligatorio, y tal como he dicho antes calculo que el 98% de la sociedad española apoyó el confinamiento. Fue inaudito. Increíble.

Visto el comportamiento, el Gobierno se atrevió a transformar la democracia en un sistema autoritario y dictador. En la práctica se anularon todos los derechos de una sana democracia, y el país pasó a estar prisionero y encerrado en sus hogares, pero lo más curioso de todo es que la gente estuvo de acuerdo. Estaban felices incluso. Engalanaban sus balcones con pancartas y globos, o se ponían música en el balcón o la ventana. Aplaudían desde sus casas en una demostración que incluso muchos médicos, ya que a ellos se dedicaban los aplausos, tildaron de falsedad e hipocresía, pues aquello parecía en realidad un concurso de aplaudir más fuerte que el vecino, o más rato, o más puntual. Había gente que empezaba cinco minutos antes a aplaudir.

Si ibas por la calle te miraba la gente desde sus ventanas como si fueran los espías de la antigua Gestapo o los asquerosos chivatos en época de guerra, y llamaban a la policía o te decían que en la calle no se podía estar, lo que demostraba que el apoyo al Gobierno fue unánime y masivo.

La respuesta de la sociedad fue negativa, desastrosa, caótica y horrorosa. Ahora ya hay mayor rechazo a un nuevo confinamiento porque por fin la gente comienza a ver que esto es una destrucción definitiva. Yo lo dije el primer día de marzo, pero en aquella época el 98% de la sociedad estuvo de acuerdo y feliz con el confinamiento.

Confinamiento como arma de guerra. Pedro Sánchez, el Presidente de España, utilizó el término "guerra" en alguno de sus adoctrinamientos televisivos. También lo hizo el Presidente francés.

En mi opinión personal, esto es una guerra. Una de las demostraciones más claras fue que en las televisiones españolas hablaban los altos mandos de la policía y del Ejército, pero esto era una crisis sanitaria. Tenían que hablar médicos, epidemiólogos, y profesionales sanitarios del máximo rango. No tenían por qué hablar en televisión los mandos policiales y militares a los ciudadanos y ciudadanas españoles, salvo que estuviéramos en guerra, aunque el Gobierno no lo hubiera reconocido.

Para mí, y repito de nuevo, esto ha sido una guerra, que nadie se ha atrevido a reconocer. Hay decenas de miles de muertos. Hay millones de trabajos perdidos. Hay una ruina económica sin precedentes. Hay miedo en la sociedad. Hay miles de empresas destrozadas. Hay derechos y libertades vapuleados y prohibidos. Son todos los destrozos de una guerra, con la diferencia de que aquí no se han lanzado misiles y no se han derrumbado edificios. Aquí se ha eliminado gente y empresas sin tocar las fachadas. Por fuera todo sigue intacto. Por dentro está todo destruido.

Las dos caras del confinamiento. Yo crecí en mi infancia rodeado de naturaleza y animales en un ambiente rural y un pueblomuy tranquilo en aquellos años. También viví en una gran ciudad, y a día de hoy. paso la mayor parte de mi vida por muchas montañas, bosques, ríos y parajes rurales, tal como ya se nota en mis fotos, y os puedo decir que en miles de poblaciones el confinamiento no ha existido. Muchas personas me han explicado que estaban muy contentos con el confinamiento porque de este modo la gente de ciudades como Barcelona y otras poblaciones masificadas no venían. Los parajes estaban solitarios. Parecía que el mundo se había acabado, y sin embargo todos decían estar felices. ¡Qué bien sin la gente, decían! ¡Es una maravilla sin gente, decían! ¡Ojalá dure años el confinamiento, decían! ¡Es el mejor momento de nuestra vida, decían! ¡Esto es el paraíso, decían! ¡Felices, muy felices!

Se podía pasear con total libertad. No te encontrabas a nadie. Estábamos solos, con una tranquilidad y solitud que ni el cine es capaz de recrear. Sólo se escuchaban pájaros, agua, viento y animales. Parecía que las montañas eran para nosotros solos, porque el confinamiento ha afectado muy desigual. En Barcelona se instauró un estado policial represor, con los policías persiguiendo a cualquier persona, aunque sólo fuera para comprar una barra de pan, pero fuera de las ciudades la realidad era completamente distinta.

Estas dos caras del confinamiento han demostrado que la gente se odia. La gente no se soporta. Es histórico el odio entre la gente rural y la gente urbana, y el confinamiento ha afectado de lleno a la gente urbana. La gente rural ha sido muy feliz. Apenas les ha afectado. Para muchas personas incluso su vida había mejorado, mientras en ciudades como Barcelona ha sido una masacre.

También están los periodistas, policías y políticos, que se han beneficiado del confinamiento. Podían moverse con total libertad. Para periodistas, por ejemplo, no había restricciones, y se podían mover con total libertad con su carnet de prensa. Así, pues, podían ir a sus segundas residencias, disfrutar de la naturaleza o viajar, sin ninguna barrera, usando de excusa que iban a trabajar.

Esto demuestra que el confinamiento no ha sido igual para todos y todas. Ha masacrado la pobreza, la clase baja y obrera, la gente sin recursos, personas vulnerables o en riesgo de exclusión, los menores y los ancianos, mientras que los políticos, sus serviles periodistas y sectores afines, han disfrutado de ventajas que el resto de la sociedad no tenía, algo típico de toda dictadura o régimen autoritario.

Otra segunda cara del confinamiento. Hay otra segunda cara referente a la afectación de la pobreza, y es la diferencia entre ricos y pobres. El confinamiento ha masacrado la pobreza, la gente vulnerable en riesgo de exclusión social, y la sociedad que vive con la economía sumergida y diaria, cuyo número es muy grande en España. Han perdido sus ahorros, sus trabajos, su forma de subsistencia, y ahora mendigan, sobreviven a duras penas o piden ayudas. Viven hacinados en pisos a compartir, familias enteras sin ninguna posibilidad de acceder a ningún alquiler, y para quienes la compra de una vivienda es totalmente imposible, porque no disponen de recursos ni tan siquiera para vivir solos.

Por el contrario, la riqueza ha sido un descanso, en sus casas grandes, sus piscinas, sus habitaciones de sobras, su soleado jardín, su silencio y todas las comodidades, lujos y placeres, de los cuales te puede nutrir el dinero.

Terminado el confinamiento, la pobreza anda hambrienta, desesperada y moribunda, mientras la riqueza nada en abundancia, felices y enérgicos.

La destrucción provocada por el confinamiento. Esto ha sido una masacre. Ha masacrado a la gente pobre, a la gente en riesgo de exclusión social, a la clase obrera, a los menores, pero creo que es mejor escribir los imperdonables destrozos en distintos párrafos, aquí a continuación.

1) Comenzamos por el hambre. Hay colas de centenares de metros que hacen las personas pidiendo comida. Hay colas cada día, desde hace meses. Hay miles y miles de personas que necesitan que les den comida, porque no tienen dinero para comprar comida. Los bancos de alimentos, y las asociaciones de ayudas varias, están desbordadas de peticiones, y no estoy hablando de un país africano o de poco desarrollo. Esto es Europa. Esto es España, y esto lo he visto yo, aquí, en Barcelona, gran ciudad europea, y se ve todavía, dos meses después de terminar el confinamiento, y se seguirá viendo.

2) Seguimos por el trabajo. Hay millones de personas que han perdido su trabajo. Hay miles de empresas que han quebrado. Hay miles de negocios particulares, tales como bares, tiendas, talleres y demás, que han cerrado. Hay millones de puestos laborales destruidos, y sin futuro de recuperación.

Cuando comenzó el confinamiento les dijeron que esto era un despido temporal, que recuperarían su trabajo, y la gente se lo creyó. Esto ocurre cuando se siembra incultura. Los políticos quieren un país inculto, porque son más obedientes y sumisos. La realidad es que millones de personas no han vuelto a su trabajo. Lo han perdido. Las empresas, aunque lo han intentado, no han podido mantener los puestos de trabajo de sus empleados, por la falta de consumo y el daño provocado durante tan larga inactividad. Esto ha provocado que la gente no puede pagar sus alquileres, no pueden pagar sus facturas, y ven el futuro con mucha preocupación.

3) Continúo con las muertes. El confinamiento ha provocado muertes que no han sido provocadas por el coronavirus. No han hablado los mezquinos periodistas de la oleada de suicidios. No han hablado de la gente muerta por no acudir al hospital ante otras dolencias por culpa del miedo a contraer el coronavirus. No han hablado de los muertos por no recibir tratamiento médico. Estas muertes han existido, a miles y miles. Quizá el confinamiento ha evitado contagios, sí, quizá sí, pero ha provocado muertes que se podrían haber evitado. Todo lo ganado por un extremo, se ha perdido por el otro lado.

4) Hablo de los traumas mentales. Las enfermedades mentales van a subir de una manera espectacular, y se va a notar sobre todo en los próximos años. La sociedad va a tener un incremento impresionante durante años de violencia, depresiones, ansiedades, pesadillas, esquizofrenias, suicidios que se van a sumar a los ya ocurridos, y todo tipo de traumas que descubriremos con el paso de los años en los millones de menores que se han castigado encerrados en casa.

5) Los menores es otro punto. Encerrar a niños y menores durante un mes y medio en su casa, con sus padres, sus hermanos o sus abuelos, sin contacto con sus amigos, sin estímulos por aprender, es aberrante. Es de déspota. Es mucho peor que un dictador. Es de Herodes. .

Toda esta generación completa va a desarrollar traumas que se van a pagar muy caros en el futuro. Muchos menores han sufridos tormentos que ahora mismo no sabemos, porque sus padres no les dejan explicar y ellos tampoco pueden explicar, pero estoy completamente seguro de que muchos padres han aprovechado la ocasión para hacer perder la personalidad, el carácter y la rebeldía, propia de muchos hijos e hijas en esa etapa de su vida. Han vuelto a sus menores sumisos, obedientes, temerosos y aislados. Estoy seguro que hay niños que han sufrido castigos físicos, y miles de menores, en una cifra mucho mayor de la que podamos imaginar, han sufrido también castigos psíquicos, en forma de adoctrinamiento y manipulación. Estoy seguro que muchos padres han intentado corregir la conducta gay que puedan mostrar sus hijos, o la conducta rebelde, o les han hundido sueños o deseos de su futuro, para ser lo que sus padres quieren que sea. No tengo ni la más mínima duda.

A fecha de hoy, en pleno agosto, veo menores por la calle con su piel pálida, paseando de las manos de sus padres, con su mirada huidiza, cabizbajos, temerosos, sin sus amigos, sin fuerza ni energía. Esa sobreprotección, que ya alcanza la búsqueda de la sumisión, la dependencia y la obediencia, se va a pagar terriblemente cara en el futuro.

6) La ruina económica. Esta imbecilidad de un confinamiento dictador ha provocado la mayor ruina económica en nuestro país desde la Guerra Civil Española. El país se ha endeudado durante muchas décadas. El hundimiento del PIB es histórico. La pobreza ha crecido al ritmo de una guerra. Han quebrado miles de empresas, el sector turístico tiene las mayores pérdidas de su historia, y muchos otros sectores están haciendo equilibrios para conseguir aguantar hasta que la economía vuelva a levantar el vuelo, porque ahora mismo está hundida en el abismo.

La riqueza económica. El dinero sigue existiendo. El dinero que no tienen los pobres, sí lo tienen los ricos. ¡Que nadie se equivoque! Hay fortunas y millonarios que todavía se han enriquecido más gracias al confinamiento.

Es muy difícil de imaginar, pero para las grandes fortunas o inversores el dinero es un juego, la sociedad es el tablero donde se juega, y la gente son las piezas. Es muy duro de concebir, lo sé, pero muy fácil de entender si se quiere.

No lo olvidéis. Mientras había gente deprimida y torturada encerrada que se hundía en la pobreza en un pequeño piso de habitaciones compartidas en un barrio de mierda, había gente feliz y exultante que ganaba dinero en su casa espectacular lejos de las ciudades, con jardín privado, piscina, y todos los lujos que el resto de personas sólo pueden soñar. Esto ha ocurrido durante el confinamiento.

Los peligros democráticos por el confinamiento. La conducta que ha mostrado la sociedad española en este confinamiento reúne todos los ingredientes para un golpe de estado. La gente estaba encerrada en casa, sin protestar, apoyando prácticas autoritarias, creyéndose sólo la versión oficial, y escuchando obedientes y sumisos las televisiones que difundían las proclamas y mensajes del gobierno autoritario. Se creían las doctrinas, y las difundían entre ellos mismos, en sus familias, entre sus amigos, convencidos ellos mismos de esta mentira histórica. Estos son ingredientes horriblemente peligrosos para una democracia y para la libertad.

España no ha tenido un golpe de estado muy probablemente por pertenecer a Europa, pero estoy convencido de que la democracia ha estado en muy serio peligro. Tengo el pleno convencimiento de que el peligro a perder la democracia estuvo mucho más cerca de lo que la gente se imagina.

A día de hoy, esta democracia todavía está herida, muy herida. En mi opinión, el riesgo de perder la democracia todavía no ha terminado, y sigue presente. Hay malos síntomas, y estoy no va bien. La democracia necesita recobrar su salud, porque sí, la salud de la democracia también es imprescindible, porque una democracia enferma puede terminar en el peor de todos los finales. La libertad de expresión y la libertad de opinión forma parte de una sana y real democracia. Lo recuerdo muy vigilante por si algún represor o represora lo ha olvidado.

Qué ha escondido el confinamiento. Decir que el confinamiento ha sido la solución a favor de la salud es una excusa barata y simplista aprovechando la incultura y la obediencia de un pueblo inculto. Llevamos décadas en que esta generación está creciendo con todas las facilidades y comodidades, y no saben luchar. Ha llegado un problema grave, serio, y no han sabido que hacer.

El confinamiento se ha usado para esconder que los gobiernos no invierten en sanidad, que no tenemos la suficiente inversión en investigación sanitaria, en equipamientos médicos, en profesionales sanitarios, médicos, doctores, doctoras, que no hay suficiente material sanitario, que no se invierte suficiente en laboratorios, y que la salud les importa una mierda a los políticos. La sanidad y la salud fueron los primeros sectores que se recortaron cuando llegó esa crisis económica del 2008 tan grave y profunda. Se recortó presupuestos, se bajó sueldos, se despidieron médicos, profesionales, se quitaron inversiones de investigación y desarrollo médico, y ahora se ve la recompensa. Ahora dice la vulgar prensa de este país que es culpa de la gente irresponsable. ¡Una mierda! No habría pasado esto sin los recortes en sanidad.

Delitos durante el confinamiento. Decían que durante el confinamiento habían bajado los robos. Es lógico, pues no había casi nadie en la calle, pero han aumentado gigantescamente otros delitos. Las ocupaciones de viviendas vacías y segundas residencias, gracias a la ausencia de personas, ha batido récords hasta alcanzar números asombrosos.

Es un ejemplo. Justo ahora se comienzan a descubrir miles y miles de delitos que han ocurrido estos meses, sobre todo dentro de los propios hogares, y que en estas fechas se están denunciando en los Tribunales, pero la justicia está colapsada ante el aluvión de denuncias que se están presentando, y los números exactos tardarán en saberse. Hay denuncias que tardarán años en resolverse, por el gran volumen de trabajo de los Juzgados. Tan pronto se sepan, yo os actualizaré el artículo y os informaré.

Represión policial del confinamiento. En España los políticos ordenaron la mayor represión policial que se ha visto jamás en una democracia. Este país ha vivido una represión como sufrió durante la dictadura franquista. Ordenaron a los policías vigilar que los ciudadanos no salieran de sus casas, y las patrullas policiales recorrían las calles de las grandes poblaciones y ciudades persiguiendo a menores, ancianos, mujeres, minusválidos y cualquier otra persona, para que no estuvieran en la calle.

Aquí multaban a la gente por ir a comprar el pan en otro barrio lejos de tu casa. Aquí te multaban si salías sólo para comprar un paquete de arroz. Aquí se han puesto multas porque cruzar una calle suponía cambiar de municipio. Aquí se han impuesto las multas más esperpénticas de una democracia.

Es una vergüenza. Es vomitivo. Es repugnante. Es imperdonable. Los políticos no pueden usar a la policía para reprimir a sus ciudadanos y ciudadanas, mucho menos en una democracia, e inadmisible para perseguir ancianos y menores. Esta no es su función de la policía en una democracia. Esto es propio de dictaduras y autoritarismos. Una democracia no puede imponer jamás la ley del miedo.

La democracia herida por el confinamiento. Este confinamiento es una enfermedad de las democracias. Ninguna democracia sana puede permitirse encarcelar a su pueblo en sus hogares, y usar los poderes del Gobierno para vigilar que nadie salga de su prisión. Este confinamiento ha demostrado que tenemos una democracia imperfecta, herida y enferma, y hay que empezar a trabajar en curarla, pues existe el riesgo de que el paciente empeore muy gravemente, con terribles consecuencias.

El patético periodismo durante el confinamiento. El comportamiento de muchos periodistas y programas de televisión españoles durante el confinamiento fue vergonzoso, vomitivo, repugnante, asqueroso, despreciable, y se convirtió en el ejemplo perfecto de lo que es el periodismo vulgar de mierda.

Hay periodistas y programas de televisión que disfrutaron de crear alarma y pánico social. Hicieron una carnicería de la tragedia, y mostraron sin ningún disimulo que están al servicio de los políticos, repitiendo las notas de prensa como si fueran las proclamas autoritarias de un dictador que adoctrina y manipula a su pueblo. ¡Y siguen! ¡Y seguirán! Mucho miedo de la gente y la sociedad es culpa completamente de los periodistas, y afirmo rotundo que sin televisión y sin periodistas esta epidemia se hubiera gestionado mucho mejor. La gente estaría mucho más fuerte mentalmente, muchas empresas no se hubieran arruinado, el negocio del turismo no hubiera sufrido las mayores pérdidas de su historia, se hubieran salvado miles y miles de puestos de trabajo, y muy probablemente se hubiera evitado algún suicidio y alguna muerte.

El periodismo ha sacado su peor cara jamás vista. No hubo entretenimiento en televisión. Sólo les faltó a los periodistas salir diciendo a gritos que la gente se pusiera de rodillas y se arrepintiera de sus pecados.

Os he explicado que soy fotoperiodista, pero nunca he querido trabajar para medios españoles. No tienen imparcialidad, no tienen credibilidad, su profesionalidad no está al nivel del periodismo internacional, y no están al servicio de su sociedad. Sólo están bajo orden y mando de su color político, y esto es un desastre para cualquier sana democracia.

Cómo defino yo el confinamiento. En mi opinión, el confinamiento ha sido la tortura medieval de un inepto convertido en inquisidor. Es la típica solución prehistórica de cuando la especie humana todavía eran trogloditas, y tras la cual se ha escondido la incompetencia política acumulada de muchos años de descuido, desatención, desprecio e ignorancia, en materia de salud, prevención, educación y cultura. La historia dictará sentencia a los culpables. No tengo ni la más mínima duda, ni en mi casa, ni en calle, ni en el Tribunal ni en el mismísimo infierno. Estoy plenamente convencido.

Confinamiento mundial. Cabe decir que el disparate del confinamiento no ha sido sólo una aberración de España. Lo aplicó Italia, China lo inventó, y también lo usaron Nueva Zelanda, Argentina, Reino Unido, Francia, India, y centenares de países más, cada uno con diferentes medidas. En Europa fue España quien aplicó el confinamiento más duro, y tal como se ha demostrado, no era la solución.

El confinamiento es un mal síntoma para el futuro, si se sigue por este camino. La humanidad inventó la esclavitud, que atacaba la libertad de los esclavos. Los libros de historia lo explican, y el final de estos capítulos siempre ha sido el más trágico de todos los finales.

El confinamiento, como la esclavitud, también ha atacado la libertad, y la libertad es lo que hace grande a las personas, a la humanidad, a la sociedad. La gente tiene que despertar, porque ya sabemos, mirando la historia de la humanidad, cuánto es de cara la factura a pagar, y deberíamos de saber todos y todas que es inasumible este precio.

El confinamiento en los libros de historia. Los políticos han ignorado y despreciado la salud durante años, y ahora, de repente, por sus propios intereses, dicen que es el valor más preciado. La historia va a escribir que los políticos, con la inestimable colaboración y participación de sus periodistas en nómina, han escrito la vergüenza del siglo, al mismo nivel que representó la Segunda Guerra Mundial, o en el caso de España, la Guerra Civil Española.

Los libros de historia van a escribir que esta imbecilidad causó muertes no deseadas, causó una devastación económica al nivel de toda guerra, causó un miedo superior al que provocan las guerras, causó una represión que las democracias no pueden consentir, causó unas torturas y unos daños irreparables en muchos casos, y fue mucho peor el remedio que el propio mal a corregir.

Esta historia no se puede repetir. Esto no se puede perdonar. Esto no se puede olvidar, porque se ha sembrado una semilla que puede provocar en el futuro la mayor masacre masiva de la humanidad. Parece imposible, pero vistos los hechos, yo ya no doy nada, absolutamente nada, por imposible.

Atada y sentada encima de un caballo. Este mes hemos vuelto a hacer una nueva sesión bondage con caballos, con Thyffany Young atada con los brazos atados a la espalda y sentada encima del caballo sin silla.

Es un caballo precioso, tranquilo, con una crin y una cola muy bonita, de un intenso blanco brillante que reluce con el sol, pero estas sesiones con animales hay que extremar las precauciones, porque tenemos que cuidar tanto el estado perfecto del caballo como de la modelo.

A mí me encantan los animales. Crecí rodeado de animales y naturaleza, y siempre estoy rodeado de naturaleza y animales. La única especie animal imbécil es la humana. Lo he dicho mil veces. La gente me repugna. Detesto a la gente. Odio a la gente desde que era muy pequeño, y me alejo de ellos.

Atada de paseo dentro de un estanque natural. Hicimos estas fotos en un estanque natural muy bonito y encantador. Me encanta la imagen mágica y fantasiosa de los árboles saliendo del agua de estos estanques que se forman por lluvias torrenciales o ríos desbordados. Cambian mucho de tamaño, porque dependen de las lluvias, e incluso la mayor parte del año tienen muy poca agua, pudiendo llegan a secarse.

Hay que andar con mucha precaución, porque su fondo está lleno de yodo depositado. Los pies se hunden en el yodo, y según el yodo acumulado se puede hundir hasta las rodillas, y puede atrapar a las personas si no saben moverse o son débiles. En otros tramos el yodo sólo cubre la planta de los pies, pero forma bolsas de aire, y al pisarlas sale burbujas del agua, y se hunde la pierna. Las capas de yodo depositadas son irregulares, y otro de los peligrosos es que resbala si se pisa una roca. Además muy fácil tropezar, porque al andar se remueve el yodo y rápidamente se ierde toda la transparencia del agua, y la profundidad es muy variable, pudiendo superar incluso el metro en algunos tramos.

Antes había miles en nuestro territorio de estos estanques. Suelen ser rincones cerrados, que les llega el agua por los caminos de tierra, por las laderas de la montaña, directamente de la lluvia torrencial caída, o suministrada de un río desbordado, pero la mano humana como siempre destroza estos paisajes con sus edificaciones y carreteras.

Atada dentro de este río de tono ocre por sus sedimentos. Estas fotos las hicimos en fechas difíciles, con una sociedad que se había vuelto loca y aborregada en su autoritario confinamiento, y buscamos un lugar tranquilo. Nos acercamos a este río, porque justo era tomar una salida fácil de la autopista que nos quedaba muy cerca. El tiempo no amenazaba lluvia. Sólo eran nubes, e incluso en algunos momentos se colaba entre las nubes algún rayo de sol.

Es un río que arrastra mucho sedimento, y tiene acumulado mucho sedimento en el fondo. Te puedes hundir hasta la rodilla muy fácilmente. Tiene mucha pesca. Es pesca controlada, con lo que los agentes rurales y medio ambiente van dando vueltas de vez en cuando. Hay centenares y centenares de pescadores repartidos a lo largo y ancho de todo el río, y muchos de estos pescadores llevan años con estas prácticas. Hay buenas personas, pero también hay mucho pescador ilegal o tramposo, que son muy agresivos y están muy alerta por si les descubre la policía, por lo que hay que ir muy en cuidado. Es peligroso el río, y es peligroso la gente.

Otro detalle es que está lleno de mosquitos. Hay ejércitos inmensos de mosquitos. Thyffany y yo estamos muy acostumbrados a que nos piquen mosquitos de todo tipo, desde el mosquito común al mosquito tigre y muchos otros. En todo un año nos pican miles de mosquitos, y no exagero. Aquí había un mosquito que no habíamos visto nunca. Nos picó un mosquito de un tono marrón ocre y peludo. Era enorme. No parecía un mosquito. Era como un avión de combate el muy desgraciado, y nos picó a través de la ropa. Nos picó vestidos con manga larga. El mosquito tigre también pica a través de la ropa, pero este mosquito picaba a través de la ropa gruesa, pero ya tenemos mucha experiencia en mosquitos, y sabemos lo que tenemos que hacer.

Bondage atada en una habitación de este edificio abandonado. Entramos en esta habitación de un edificio abandonado donde los graffittis están pintados con vivos colores sobre el blanco de las paredes, iluminadas casi con un brillo singular por la luz diurna que entraba a través de las ventanas. Quedaba bonito, y los graffittis es un arte, pero es un arte siempre y cuando se pinten en el lugar adecuado. Creo que el graffitti es un arte que debe de contribuir, aportar, expresar, de forma atemporal, pero es muy importante el escenario escogido. No me sirve el arte cual sea en lugares equivocados.

En los edificios abandonados hay muchos tipos de graffittis, que acaban derrumbados al mismo tiempo que caen los ladrillos, casi siempre por la mano humana. Hemos visto graffittis de todo tipo. Muchos graffittis ya están por el suelo, y también hay gente que pinta graffittis encima de otros graffittis ya pintados.

Decidimos hacer la sesión vestida de colegiala, atada de pie por tobillos y muslos, con los brazos atados a la espalda y las cuerdas enrrolladas por el cuerpo, aguantándose sobre tacones altos finos y amordazada con cinta blanca. Los colores rojos y blanco creo que eran los más acordes para ese rincón.

Dos nuevos relatos eróticos este mes de agosto. Os he publicado este mes de agosto dos nuevos relatos. El primer relato es una fantasía muy divertida sobre una chica que no tiene suerte en sus aventuras sexuales, sucediéndoles situaciones cómicas y surrrealistas, y el segundo relato es uno de estos relatos míos muy críticos y muy duros. Tengo fama de ser muy claro y muy directo. Está destinado al inútil, autoritario y trágico confinamiento, que ha causado la mayor ruina económica del país desde la Guerra Civil Española, que ha provocado la mayor oleada de depresión y suicidios de la historia y que han callado los manipulados y sumisos medios de comunicación, que ha provocado miles de muertes por enfermedades que se han agravado o no se han detectado por el miedo de la gente a ir al médico, que ha destrozado la cultura, que ha torturado equivocadamente la infancia encerrándoles en casa por un periodo jamás visto en ninguna democracia, y que los políticos ineptos han aprovechado para adcotrinar en su autoritarismo dictatorial, aprovechando que la gente adormecida y sumida se ha sometido encantada.

Los relatos son para leer, divertirse e incluso masturbarse,que todo el mundo se masturba, tanto chicos como chicas, bien sea mirando fotos, vídeos, leyendo relatos, o montándose su película de fantasía en su mente.

El primer relato publicado se titula "Prisionera de guerra" y está destinado al inútil, autoritario y trágico confinamiento, que los políticos ineptos han ordenado, y que la gente adormecida y sumida se ha sometido encantada, tal como os he dicho antes. Aquí os pongo tres párrafos de ejemplo.

"...Inventé dicha historia de la enloquecida histeria, reflexivo juego en el cambio de letras, al pronto fallecer de un invierno para ser exactos, y a mis ojos sigo todavía perplejo. Dirían ustedes, si hubieran latido aquellos meses escritos en renglones por mano y trazo del dinero, que estábamos en guerra. La gente se abastecía en supermercados cual civiles huyen despavoridos a sus refugios por protegerse de sus bombardeos. Hizo acopio de alimentos, bebidas e incluso se agotó el papel higiénico, que aunque nadie supo por qué de semejante idiotez yo supongo fue por los nervios y su diarrea. Hubo fronteras cerradas, ciudades y poblaciones sitiadas, con toda la gente del país confinada, o mejor dicho secuestrada, por obligación en sus hogares, agentes de policía en velar que de puertas no entra o sale ni ancianos desvalidos ni inocentes menores, y en cuanto a los adultos éstos sólo producir esclavos en su trabajo, comprar y perro pasear, y de ahí callar y a casa regresar. Las carreteras estaban puestas en custodia tal cual el cine, series, animaciones o la propia literatura, ha recreado con su libre creativa, salvo que esta vez el prisionero escenario tenía su fotografía.

Las televisiones, ojalá extintas en su porvenir, se convirtieron en el libro sagrado de creyentes, apóstoles de una lectura apocalíptica cual les faltó proclamar el grito de "arrepentirse mal nacidos y mal nacidas o arderéis en el maldito infierno". En camerinos y backstage supongo se masturbaban los periodistas, mirando cuya pornografía suya fueron los índices de audiencia, y sume por supuesto sus propietarios, éstos digo los gobiernos y los políticos ineptos, quienes habían manipulado, vapuleado y humillado, toda opinión pública de una sociedad que parecía haberse vuelto imbécil.

No tengan tal concepto por favor, que el virus protagonista de esta negra narrativa no volvió a nadie imbécil, sino simplemente demostró la ingente imbecilidad que había en aquella sinrazón humana. ..."

El segundo relato se titula "Desafortunada" y es una serie de situaciones consecutivas, hilarantes, cómicas, surrealistas y desafortunadas, que sufre la chica protagonista en sus intentos fallidos de tener sexo.

"...Ya dentro, las manos escaparon de nuestro control. Los deseos estaban en pleno ebullición, y en menos de un minuto ambos estábamos desnudos. Dijo el chico de follarme toda la noche, que por mí encantada y genial, y supe verdad de sus intenciones en ver su polla dura y enorme. Me tumbé sobre la cama boca arriba, y adoptando el chico un rol dominante me susurró no poder escapar de sus fauces. Para ello tomó dos cuerdas, de apenas dos metros toda extendida a lo largo, y aprovechando esa cama juguetona con cabezal de barrotes ató mis muñecas a las barras extremas de cada lateral, como quien ofrece un abrazo con los brazos abiertos de par en par. Tomó dos cuerdas más, y con mi total permiso ató mis tobillos de igual forma, alejados lo máximo entre sí y abiertos a los extremos, formando una pirámide casi perfecta desde la planta de los pies hasta mi vagina.

Pícaro y travieso, el chico me retó a intentar desatarme, y puesta en mi personaje lo intenté con toda mi energía. Forcejeé cuanto pude con las cuerdas, luché con ahínco contra las ataduras, busqué en vano encontrar los nudos inalcanzables a mis dedos, lejos de cualquier posibilidad de aflojarlos, que además la tensión de las cuerdas me hacía tener los brazos y las piernas bien rectos y estirados.

Vista en panorama desde arriba, debía de dibujar una forma de X para que ustedes me entiendan, y sepa que desatarme no lo logré, ni lo hubiera logrado. Estaba perfectamente atada, lista para ser follada, y orgulloso de su trabajo llamó el chico al resto de la gente. Entraron en los próximos cinco minutos chicos y chicas para verme bien atada y desnuda, y descubrí en aquel momento que mi vena exhibicionista también me resultaba excitante. ..."

Podéis leer mis dos relatos nuevos en la sección de mis relatos eróticos de bondage que tengo en la web.

Espectacular suspensión boca abajo atada por un pie del tractor. La portada de este mes es esta espectacular suspensión atada colgando del tractor por un sólo pie. Hace tiempo que teníamos pensado hacer una espléndida suspensión atada por un sólo pie, y hoy teníamos un cielo azul celeste precioso, sin contaminación y apenas unas mínimas nubes en las montañas.

Es una suspensión perfectamente segura. Las cuerdas están perfectamente colocadas, y Thyffany Young además es una modelo increíble con muchos años de experiencia. Ha hecho muchas suspensiones boca abajo en toda su trayectoria como modelo, y es la mejor modelo española de todos los tiempos. ¡A quien le dé envidia que se joda! Miramos la duración de de las cámaras de vídeo al acabar la sesión, y comprobamos que estuvo en esta suspensión 15 minutos y 04 segundos. ¡Y ella podía seguir! De todos modos, ya había hecho fotos desde todos los ángulos y posados que yo quería fotografiar, y ya era mejor terminar por prudencia.

Hay que reconocer que es una posición que conlleva su incomodidad por el hecho de estar boca abajo, lógico. No se necesita ninguna carrera universitaria para llegar a este razonamiento, ni se necesita ser una inteligencia sobrenatural. ¡No! El sentido común base ya es suficiente para darse cuenta, pero están muy bien hechas las ataduras, sin margen de error, y no hay ningún problema. Todo perfecto.

Atada desnuda en este bosque frondoso y selvático. Estos meses pasados hemos tenido temporales fuertes de lluvia y viento. Llevamos varios años de muy buenas lluvias, y los bosques están mucho más frondosos que hace unos años, muy crecidos, con mucha maleza muy espesa, y ciertamente están muy bonitos. Esto es naturaleza. Así crece la naturaleza a su ritmo, sin la asquerosa mano humana que se ha creído que las montañas son el jardín de su casa de mierda. Esto no es un jardín, dedicado a los imbéciles que no se han enterado.

En este tramo de bosque, pasando por recorridos donde no había ni tan siquiera camino, nos encontramos con este árbol caído que emergía de la maleza, con toda probabilidad derrumbado por la lluvia o el viento, ya que estaba levantada su raíz. Sus ramas habían quedado erguidas como los mástiles de un velero, y nos pareció que quedaba un encuadre bonito y selvático, porque los bosques de nuestro país no son como las selvas tropicales, y no suelen ser excesivamente tupidos. Tampoco son impenetrables. Este es otro clima.

La idea fue atada al árbol, de pie, desnuda y con los ojos vendados, para dar ese toque de misterio y sensualidad, en una de esas sesiones bondage eróticas que forman parte de la fantasía y la excitación de la gente, y que millones y millones de chicas y chicos, ambos sexos por igual en todo el mundo, tenemos en nuestra mente.

Atada dentro de una bañera abandonada en una fábrica. Esto es una bañera en una fábrica abandonada, pero no se usaba para bañarse personas. Este tipo de equipamientos se utilizan casi siempre para líquidos, con la finalidad específica de su sector industrial, pero esto es una web de bondage. No tengo ni puta idea de estas industrias y no sé qué mezclaban allí dentro o qué lavaban. Supongo que textiles, pero esto no es una web de fabricar jerseys. Esto es bondage.

La idea que me vino a la cabeza fue con Thyffany atada dentro de la bañera, pero antes de empezar tuvimos que pasarnos cinco minutos quitando la mierda de la gente, porque todo el suelo estaba llena de envoltorios, botellas, latas, vasos, plásticos y hasta cristales. La gente es muy cerda, y tiran su basura en cualquier rincón. La gente no pierde nunca la oportunidad de demostrar que son unos putos cerdos y cerdas, ambos sexos por igual. Todavía se ven fuera de la bañera botellas y plásticos, pero a mí sólo me preocupa el rincón que le afecta a la modeo, y tengo que velar siempre por la seguridad de la modelo. Es mi obligación. No voy a limpiar el resto de la fábrica.

Thyffany se colocó en una posición cómoda, estable y segura, para evitar moverse y heridas con las ruinas e hierros que habían por el suelo. Los pies los tiene atados juntos en una cañería dentro de la bañera. Los brazos los tienes atados levantados, en una especie de strappado que me permitió un orificio junto la ventana interior que se ve en las fotografías. Está amordazada, y una cuerda ata su cuerda a los muslos, sin tensar demasiado pues quería que se vieran sus pechos desnudos, y ya atada comenzamos a hacer las fotos que podéis ver entrando en nuestra galería.

Ir solas o acompañadas a sesiones de fotos bondage. Este mes vuelvo a plantear otro tema de debate intenso y polémico. Tengo fama de carácter fuerte, de hablar muy claro y muy directo, de decir lo que nadie se atreve a confesar, y sí, soy así, sí. Es mi forma de ser, y no voy a esconder cómo soy. La libertad de pensamiento, de opinión, de expresión, es innegociable, y lo políticamente correcto me importa una mierda.

Hoy toco un tema muy sensible, y os advierto que debéis de leer el artículo completo para evitar decisiones equivocadas o quedarse con los conceptos a medias, porque este mes voy a hablar de ir acompañadas o solas a las sesiones bondage, y es un tema difícil y complicado. También os hablaré del sentido común en favor de la seguridad, y también hablo del concepto de la falsa seguridad.

Me usaré de ejemplo en primera persona, porque llevo más de 20 años haciendo sesiones bondage con chicas y con mi pareja, y tengo experiencia en mayúsculas. Hablaré de mis propias sesiones de fotos, pero repito que cuidado, que lee el artículo entero, porque no terminarlo te puede generar confusiones, y busco motivar a la gente para pensar.

Comenzamos.

¿Ir acompañada es ir segura? Muchas personas quieren ir acompañadas porque se sienten más cómodas y más seguras. Estas son las dos razones principales que ganan por abrumadora mayoría. Las personas sienten seguridad cuando van acompañadas, pero hay un margen de error que no valoran, y es el de la falsa seguridad.

¿Qué es la falsa seguridad? Ir acompañada no es una garantía total de seguridad. Quedar con un tarado o un psicópata e ir acompañada es exponerte innecesariamente al riesgo de sufrir daños o perder la vida, y es exponer también al mismo riesgo a la persona que te acompaña.

Hay muchos casos reales que pueden ilustrar esta realidad, y ahora me acuerdo de un caso que ocurrió aquí en España. Una chica tenía una relación tormentosa con su pareja violenta. Aquella chica ya no aguantó más la situación. Habían roto la relación, pero ella había dejado ropa y objetos personales en casa de él. Quería ir a recogerlas, pero tenía miedo de ir sola por si le ocurría algo, y le pidió a una amiga que la acompañara, para su seguridad. El resultado fue que mató a las dos chicas. Lamentablemente, esta historia fue real.

Esto es sólo un ejemplo que demuestra que ir acompañada no es sinónimo de seguridad, no. Un psicópata, entendiendo por psicópata alguien que quiere hacer daño, o un tarado, o cualquier otra persona con malas intenciones, son personas astutas, traidoras, mentirosas y sin escrúpulos, y pueden matar una, dos o tres personas. La compañía no detendrá sus intenciones. Sólo las duplica. ¡Ponte en la mentalidad de estos asesinos! En lugar de una bala, son dos balas. En lugar de un golpe, son dos golpes. ¡Sólo es repetir el gesto! ¡Así de fácil! ¿Te duele leerlo? Engañarse a sí mismo, negarse a sí mismo lo que no queremos escuchar o asimilar, o esconderse de las realidades más peligrosas con la gente, no es la solución.

Por lo tanto, la opción de ir acompañada puede tener resultados contrarios, y puedes poner en peligro también a la persona que te acompaña.

¿Qué hacer entonces si crees que el fotógrafo es peligroso? Si tú consideras que la persona con la que has hablado puede ser un psicópata, quiere violarte, o secuestrarte, o tiene malvadas y delictivas intenciones, no quedes. ¡Ni acompañada ni sola! No quedes con esta persona. Hay miles de millones de personas en el mundo, y en toda la vida no tienes tiempo suficiente para conocer a todo el mundo. ¡Tranquila! ¡Queda mucha gente todavía en el mundo!

¿Cómo quedar para conocerlo y hablar, si no lo conoces? Yo tengo unos pasos previos que he ido aprendiendo con el paso de los años, a favor de todos y todas, también de la legalidad y la seguridad.

Yo siempre quedo los días previos a la sesión de fotos, y siempre quedo en la calle, y en sitios públicos y céntricos. Esta es una opinión que doy a las modelos, y que yo aplico a mí mismo. Yo recomiendo NO quedar en ningún piso, NO ir a la casa de nadie, NO entrar en ningún local, NO subir a ningún coche, NO aceptar visitas inesperadas, NO quitarse ropa, NO ir a ver su estudio, NO ir en metro con él, NO subir al autobús, y NO creerse ninguna estúpida excusa, que hay miles. Quizá no ocurra nada si incumples estas recomendaciones, pero estos puntos son factores de riesgo, aunque la decisión última, personal, libre y voluntaria, es siempre tuya.

De todos modos, yo siempre hago las reuniones en sitios públicos y céntricos, con el sistema clásico de quedar en un punto de encuentro en la calle, sentarse en un banco, y hablar. ¡Fácil y seguro!

¿Cómo se puede saber si el fotógrafo es peligroso, o sí te puedes fiar? La clave es la comunicación. Hay que hablar, pero olvídate de las mierdas modernas de Facebook, de Instagram, WhatsApp y todas esas cosas. Es importante lo que dice la gente, sí, pero también es importante el tono en el que lo dicen, cuánto tiempo tardan en responder, si dudan, si te da la impresión que se inventan las respuestas, si no son sinceros, dónde miran sus ojos y sus gestos corporales. Por eso hay que hablar en persona, y tienes que preguntar sin miedo, sin censura, y sin limitaciones. Pregunta todo lo que quieras saber.

A fecha de hoy, en el año 2020 para ser exactos, todavía hay chicas que quedan conmigo y no me preguntan nada. No se traen preguntas preparadas. Eso no está bien. Eso no es bueno. Hay que preguntar, siempre. Todo tiene su por qué. Todo tiene su respuesta. Todo tiene su explicación, y tienen que responderlo todo. Conmigo se tiene la ventaja de que hablo mucho, y hablo y hablo y hablo. ¡No callo! Llevo muchos años con reuniones, y sé lo que tengo que decir. Soy como un loro. Además, he llegado a un punto que ya repito los mismos discursos y explico las mismas historias a las chicas que vienen y hablan conmigo. Esto que suena tan aburrido se le llama experiencia, y significa que me estoy haciendo viejo.

Repito que hay que preguntar, ser sinceras, y dejar también por vuestra parte las cosas muy claras y directas.

Hace cinco años más o menos vino una chica para una sesión de fotos. Me explicó que hacía boxeo y artes marciales. Estaba fuerte. Tenía un buen brazo, un buen bíceps, y una espalda con buen dorsal, y me dijo que se fiaba de mí, pero que nada de follar, y que si la tocaba o me portaba mal ella no denunciaba, pero que me iba a dar una paliza que me enviaba directo al hospital, y que no lo iba a dudar ni perdonar ni excusas ni ostias, me dijo. ¡Joder! ¡Se entendió todo! ¡Hablaba claro y directo la chica!

Hay algunos detalles que yo recomiendo a las modelos que tengan en cuenta en las conversaciones. En primer lugar, no pueden tardar en darte respuesta a las preguntas, porque eso significa que se la está inventando para tenerte contenta. No pueden temblar en la voz, porque eso significa que están nerviosos o inseguros. No pueden preguntarte por detalles personales innecesarios para las fotos, como dónde vives, si tienes hermanos o si te gusta comer helados. No pueden contradecirse. No pueden corregir sus respuestas. No pueden enfadarse o molestarse por ninguna pregunta, porque tienes derecho a preguntar todo lo que quieras relacionado con las sesiones de fotos. No vale preguntar cuándo se cortó las uñas por última vez, claro, pero si quieres preguntarlo, pues sí, ¡hazlo! Eres libre y estás en tu derecho.

Estas conversaciones son un momento clave para saber si te puedes fiar o no de esa persona. Usa el sentido común, la inteligencia, la lógica y el pensamiento, que por algo el ser humano tiene estas capacidades, aunque según quien hable no lo parece, y sobre todo nunca vayas a una sesión si no te fías del fotógrafo después de hablar con él, por la razón que sea.

¿Yo permito venir acompañada? Yo permito venir acompañada en tres casos.

El primero de éstos, permito venir acompañadas a las personas que tengan alguna discapacidad, auditiva, movilidad, etc, y necesiten de ayuda para sus actos cotidianos, pero es obligatorio mostrar el informe médico, con todos los requisitos legales, que lo certifique.

El segundo caso son los nombres populares que gestionan los managers o representantes, autorizados legalmente a hablar en su nombre y demostrable, cumpliendo los requisitos legales homologados, aunque estas modelos son muy caras y yo no tengo tanto dinero, por lo que ya ni quedo con ellas.

El tercer caso, exclusivo sólo para las reuniones previas a la sesión de fotos, es que conozcas una chica que ella también quiere ser modelo y está interesada como modelo, y así hablamos con las dos chicas a la vez. No vale mentiras e inventarse que estás interesada sólo para que te acompañen. ¡Madurez! ¡Que ya toca! Yo si detecto mentiras corto la conversación. No trabajo nunca con estas personas. En el resto de situaciones, yo no permito venir acompañada nunca, y nunca permito chicos.

Olvidaba decir que se debe de notificar la compañía previamente a la reunión.

¿Por qué no permito venir acompañada en el resto? La primera razón, porque busco la máxima e indudable garantía de que posan libre y voluntarias, sin estar animadas por nadie, ni amenazadas, ni coaccionadas, y lo hacen siendo mayores de edad, en estado sano y lúcido. Hablan ellas, preguntan ellas, deciden ellas. ¡Simple y fácil!

La segunda razón surgió hace muchos años. Cuando comencé de joven con las fotos bondage venían las chicas con sus parejas, y hubo situaciones desagradables. Recuerdo la historia de un chico que parecía su proxeneta, que hablaba de que la chica se podía operar las tetas y que también que ella aceptaba follar, pero lo decía él, no ella. ¡Qué pedazo hijo de puta, ahora que lo pienso! Yo era muy joven, pero hoy en día a este cabrón se le tendría que denunciar al instante.

También hubo otra historia de una chica que vino con un chico, y el chico decía que ella sí aceptaba posar desnuda y enseñar la cara, pero otra vez la misma historia, lo decía él, no ella. Esas chicas estaban calladas sin decir nada. ¡Inadmisible! Hubo un par de historias más, y al final decidí cortar y se acabó, y desde el año 2000 más o menos no permito venir acompañadas. Así elimino estos imbéciles que usan sus novias de objetos.

La tercera razón, tal como he dicho miles de veces en mi web, es que no me gusta la gente. Estoy todo el día rodeando de gente, hablo con gente de todo tipo, llego a ver la gigantesca cantidad de imbéciles que hay en esta sociedad, y creo que por eso detesto la gente. Mi única sociabilidad con la gente es para hablar de bondage, pero tus amigos no son mis amigos. Tu novio, o tu novia, no es mi novio. Sólo me interesa hablar con la persona interesada en posar como modelo. Del resto, no quiero saber ni su nombre. No voy a esconder esta virtud, que sí, sí, en mi opinión detestar a la gente es una virtud.

La cuarta razón es que esto es una web personal de mi mujer y yo. No tenemos ningún estrés o ninguna obsesión por tener una lista numérica interminable de modelos. Mi pareja es una modelo preciosa, impresionante, de las mejores del mundo, y ambos somos muy atrevidos, muy compenetrados, muy competitivos, y es nuestra forma de ser y de vivir. Por lo tanto, no tengo discursos ensayados, estúpidos, vulgares o mentirosos, para convencer o animar a nadie, y ni tan siquiera lo intento. Está abierto a las chicas que quieran participar y probar, pero que encajen en nuestra forma de ser y de pensar. ¡Tranquilas! No follamos nunca con modelos. Si piensas eso, vais totalmente equivocados.

La quinta razón es que desde el año 2000 más o menos, como he dicho antes, nunca he permitido venir acompañada. Desde entonces no hago ninguna concesión por respeto a las modelos y chicas con las que he hecho sesiones, por respeto a su confianza, a su valentía, a su decisión, a su diversión, por respeto a su actitud, y a su mérito. Las normas son las mismas para todos y todas.

La sexta razón es muy poco diplomática, pero es mi fama de ser muy claro y directo. Las modelos siempre son obligatoriamente mayores de edad. La época de pasear por la calle cogida de la mano de la mamá ya debería haberse acabado. ¡Sí, sí! ¡De papá y de mamá y cogidita de la mano para cruzar el semáforo! ¡No te jode! La gente tiene 30 años, y aún me preguntan si pueden venir acompañadas aunque sea sólo para hablar de la sesión de fotos. ¡Es vergonzoso! ¡Es ridículo! Tienen 30 años, o 29 años, o 25 años, es igual, la edad que sea, y todavía quieren ir a los sitios acompañadas de sus amigas y de su novio y mil historias.

Yo no trabajo con gente infantil, inmadura, indecisa y cobarde, tal como he dicho en otros apartados de mi web, por lo que no perdamos el tiempo. La gente inmadura puede ir con su mamá a comprarse el vestido de topitos con falda larga que llega hasta los tobillos. ¡Y de paso, que lo pague la mamá! ¡Hay que joderse! Ya toca madurar y ser responsable por una misma. Hay que ser maduras, responsables, serias, y asumir ya la capacidad de tomar decisiones y ser responsables por uno/a mismo/a. Que yo sepa, ningún animal en todo el planeta se pasa tantos años pegado a sus madres. ¡La ostia! Me gusta la gente con madurez y capacidad de decisión por sí misma.

¿Por qué quieren venir las chicas acompañadas? Yo tengo un debate. Cuando me dicen que quieren venir acompañadas, me pregunto por qué. Sí, se sienten más seguras y cómodas, ya lo sé. Eso lo he dicho en el primer punto. ¡Lo sé, tienen miedo! Pero, ¿tienen miedo por el mero hecho de que es bondage? A mí me molesta mucho que me llamen psicópata simplemente porque me gusta el bondage, y porque practico bondage. Yo a esto le llamo prejuicios, miedos, tabúes, estigmas, analfabetismo e incultura, y yo no lo permito. No voy a permitir que la gente se traiga un guardaespaldas o un examinador. ¿Y mi derecho a la presunción de inocencia? ¿Me están llamando gratuitamente psicópata peligroso sin haber hecho nada para merecerlo? ¿Qué he hecho yo para ello? ¿Sólo hablar de bondage? ¿Dónde está el respeto hacia mí? Sólo he dicho que son fotos bondage, y lo he dicho claro y directo, a la primera. Yo no engaño. Yo no saco una chaqueta, y después enseño las cuerdas por sorpresa. No. A mí las fotos de chaquetas me importan una mierda. Esto son cuerdas, y se ven en mi web, está mi teléfono, y mis vídeos. No hay nada oculto. Si te gusta, bien; si no te gusta, adiós.

Yo siempre me pregunto si harían lo mismo estas chicas si fuera fotografía de colección de sombreros. ¿También irían acompañadas a sesiones de fotos de sombreros? Si dicen que no, esto es una discriminación inaceptable.

¿Cuántas modelos han venido acompañadas a mis sesiones? En todos mis años de experiencia, que ya ha pasado más de 20 años desde mi primera sesión de fotos bondage con una chica, sólo una vez he permitido a una chica venir acompañada de una amiga, por razones personales y privadas. Todas las demás chicas han venido siempre solas, y no habido ningún problema nunca.

¿Qué hacen los demás fotógrafos? Cada fotógrafo y fotógrafa imprime la línea de trabajo que ellos quieren. La gran mayoría te pueden dejar ir acompañada, por su forma de trabajar, porque quiern quedar bien, o porque quieren sumar otro nombre a su lista de modelos, ya que no permitir acompañantes en las sesiones de fotos es una razón para perder modelos.

Sin embargo, a mí lo de quedar bien no me preocupa nada. Aparentar ser como en realidad no somos me parece hipócrita, falso y mentiroso. Yo soy sincero, soy claro, soy directo, y no voy a cambiar porque a la gente no le gusta. A mí no me gusta la gente, y tampoco la gente cambia por mí. Cada uno es como es.

Tampoco me tomo la fotografía como una competición de ver quién suma más modelos. Estamos acostumbrados a que las personas son simples números, simples estadísticas, y eso me da asco. Sólo trabajo con gente especial, de calidad, de alto nivel, y con la que exista compenetración en la forma de pensar, y he encontrado mucha más gente de lo que en realidad me esperaba. Es muy buena noticia.

¿Qué dicen los amigos? Los amigos en España son como tener enemigos muchas veces. Son peores que los padres. Te dicen que no lo hagas, que no te fíes, que no vayas, que no llames, que no escribas, que les da mala espina, que es peligroso, que lo ven raro, que les llames cuando acabes, y a este ritmo sólo les falta decir que vayas cogida de la mano de tu mamá. ¡Lo he dicho antes! ¡Así va este país!

Conmigo es muy fácil. Sólo doy validez a la opinión de la chica interesada en posar como modelo, y la decisión que ella toma debe de ser libre, voluntaria, propia y personal, en estado sano y lúcido, mayoría de edad por supuesto que sí, y sin estar animada ni coaccionada ni obligada ni enviada por nadie. Todos, y digo todos, estos requisitos, son obligatorios. La opinión de los amigos y amigas, novios, padres o de quien sea, me da absolutamente igual, sea favorable o sea negativa. No me sirve de nada. El único sí válido es el de la modelo.

¿Cuál es la mejor decisión? Si tomas la decisión equivocada, es peligroso ir acompañada y es peligroso ir sola. El peligro nace en la base, que es la decisión. Si la decisión es mala, a partir de ahí todo va a ir mal.

Si decides ir acompañada, muy probablemente te sentirás más cómoda, más segura, y la sesión perfectamente puede ser un éxito con unas fotos impresionantes.

También puede ocurrir que decides ir acompañada, pero te has equivocado al valorar la persona y es un psicópata o un tarado, con lo que te expones tú al peligro y expones al mismo peligro a tu acompañante, sea chico musculoso y fuerte, o chica. La gente peligrosa de verdad no tiene miedo, y no les importa que vayas acompañada o no. Muy al contrario, en algunos casos se vuelven incluso más violentos y contundentes.

Si vas sola, y también es otro tarado subnormal de mierda, porque tarados hay en otros sitios y tenemos a miles, te expones al riesgo de ser violada, secuestrada y asesinada, sin opción de defenderte.

Por el contrario, también puede ocurrir que vas sola, y es un fotógrafo profesional y experimentado, y tienes una sesión espectacular e inolvidable.

Si decides no ir a la sesión porque no te dejan ir acompañada, también puede ocurrir que estás perdiendo la oportunidad de tu vida. Nunca se sabe cuándo se pierde estas oportunidades.

Como puedes ver, todas las opciones son posibles. Es como las líneas de investigación policiales, que nunca descartan ninguna posibilidad, ni tan siquiera de las personas más próximas y que jamás sospecharías. ¡Así es la realidad!

La decisión es difícil, sí, sí, y el ser humano tiene los peligros mal medidos. Valoramos mal los peligros. Todo aquello que sale de lo habitual, de lo común, todo aquello que es desconocido, que es extraño, dicen que es peligroso. Sin embargo, la rutina, la cotidianidad, el día a día, cruzando la calle de una acera a otro, conduciendo un coche, una moto, o simplemente los trabajos obligados para vivir, causa miles de muertes cada día en todo el mundo, y esto nadie dice que sea peligroso. La sociedad funciona por domesticación y adoctrinamiento.

Repito que la decisión es difícil. ¡Muy difícil! El éxito o el fracaso, ganar o perder, la victoria o acabar muerta, es la diferencia entre acertar en la decisión o equivocarse de lleno.

Antes de tomar la decisión, escucha, habla, piensa, razona, compara, medita, examina, valora, pregunta. Usa el sentido común. Ajústate a cómo eres. Utiliza el cerebro. Hoy en día el cerebro de la gente es WhatsApp, Facebook y estas tonterías. No, no y no. Tienes una máquina impresionante mucho mejor por naturaleza, que es el cerebro.

Respecto a la firme decisión, yo no te ayudo, no te doy consejo, y no te doy ninguna recomendación. Es única y exclusivamente tuya.

Atada en los dos ojos de esta fábrica abandonada. Hoy hemos hecho esta sesión fotográfica en el rincón de los dos ojos de esta fábrica abandonada. Nosotros le llamamos con este nombre, porque la primera vez que lo vimos fue como si dos ojos nos estuvieran mirando, pero no es ningún lugar solitario. La gran mayoría de gente que viene a este sitio son los jóvenes y adolescentes de poblaciones muy cercanas. También se meten en estos sitios traficantes de droga, otro tipo de delincuentes que buscan materiales de obra o cobre, por ejemplo, o vagagundos que no tienen sitio donde dormir y, de forma provisional y muy peligrosa se instalan en un espacio recóndito, pero esto es peligroso porque estos sitios son muy sucios y muy húmedos, y es muy fácil hacerse heridas o infecciones con el mínimo error.

Yo siempre he dicho y defendido el ir muy en cuidado cuando se hacen estas fotos. No se puede hacer un bondage muy complicado, porque en cualquier momento te llega un grupo de gente, y hay que tener planes alternativos muy rápidos. El bondage en estos sitios intentamos que sea estético, bien hecho pero sin demasiados adornos, y nunca se puede olvidar tener un control auditivo y visual sobre un perímetro de seguridad que no os voy a explicar. Esto ya es secreto.

El enfoque me gusta mucho, y hace tiempo que tenía previstas estas fotos, pero nos quedan lejos de casa el escenario. Me gusta porque impresionan los dos ojos como fondo, con Thyffany sentada sobre las ruinas de lo que fue antiguamente estructura de la fábrica, con sus pechos desnudos, la falda de disfraz de colegiala, amordazada con el ballgag y bien atada de pies y manos.

Dura suspensión en estos viejos establos de animales. Este escenario son unos antiguos establos que está previsto tirarlos al suelo y reemplazarlos por otros equipamientos nuevos. Hace algunos años aquí había terneros pequeños, pero ahora ya sólo quedan estas cuatro paredes de cemento y esos cuatro hierros mal puestos. El resto ya está siendo reciclado, porque la ganadería está siempre en constante evolución, aunque la gente no lo sabe.

Hhemos decidido hacer algunas galerías fotográficas en este escenario antes de derrumbarlas, porque este aspecto vacío también tiene sus encanto, y nos gusta este rincón para hacer suspensiones. Son perfectamente sólidos y seguros estos hierros.

Decidimos hacer una suspensión bondage con la modelo amordazada con un ballgag negro y atada paralelo al suelo, atada por los tobillos, los muslos y su torso un poco inclinado hacia abajo, para entrar sus brazos atados en la cavidad natural que se crea por la posición entre el cuerpo y los hierros.

Atada dentro del agua en un paraje selvático. Estos clásicos torrentes, que hay miles y miles repartidos por toda España, muy pocas veces van llenos, o incluso suelen estar secos, con su poca agua estancada, y sus cascadas sólo se llena en lluvias torrenciales.

La mayor parte del año estos torrentes, que hay miles y miles en esta zona de España, llevan muy poca agua, Ahora, tras las lluvias de las últimas semanas en todo el país, está bonito, y su caudal es seguro para poder hacer fotos, siempre usando el sentido común, porque esas rocas mojadas resbalan como si fuera una pista de patinaje, y en sus pequeños remansos de agua acumulada puede llegar al medio metro de profundidad. Además, cuando van llenos no puedes cruzarlos o entrar, porque la fuerza del agua que desciende por las montañas arrastraría a las personas como si fueran hojas caídas de un árbol, y no hay que ser un imbécil. Hay que respetar siempre a la naturaleza.

Nosotros nos pusimos en este rincón sombrío y oscuro, porque me gusta la forma de estas rocas y las raíces del grueso árbol que llegan junto a la orilla, con ese aspecto selvático y salvaje que cada vez es más difícil encontrar por culpa de la presencia humana por todos sitios, e hicimos la sesión fotográfica de la que os he publicado algunas fotografías de muestra.

Suspensión hogtied dura con la espectacular modelo Thyffany Young. Esta suspensión es muy dura, y sólo lo hacemos entre Thyffany Young y yo. Esta suspensión no la hago con chicas porque se quejarían. No la aguantarían. Se necesita mucha experiencia y una actitud impresionante para llevar bien la suspensión y poder soportarla, y Thyffany es perfecta, con experiencia de muchos años, mentalidad y actitud.

Es la realidad, sí. Es una suspensión incómoda. Sufren las muñecas, los hombros, y otro riesgo que nosotros sabemos controlar es los hierros. Thyffany Young está atada a las barras de estas vallas de los establos, que están de reformas y por eso no hay animales en esta zona, pero estas estructuras tienen esquinas, tornillos y otros salientes que pueden provocar rasguños y heridas, ante el mínimo movimiento equivocado. Hay que saber moverse, y también hay que saber no moverse. Por eso no la hago con otras modelos. Además, las muñecas sufren mucho en pocos minutos por la limitación de los hierros y el peso del cuerpo caído pero levantado por las cuerdas. Hay trucos para llevarlo bien, y eso lo sabe Thyffany, y se pueden hacer sesiones increíblemente largas de tiempo, que con otra chica sería imposible.

De todos modos, es una suspensión muy fácil y segura. Las manos están atadas bien arriba, pegadas lo máximo a la barra susperior donde fijo el hogtied. Las piernas están atadas por los tobillos, también a la misma barra, pero aún así es muy dura. Todo el mérito de las fotos es de la modelo.