Atada subida en las escaleras de hierros verticales

Entramos en una fábrica abandonada, y en su interior nos encontramos con estas escaleras de hierro verticales y rectas clavadas en la pared. Son muy altas. Si las contáis, son nueve peldaños, pero le faltan los cuatro peldaños inferiores que misteriosamente se cortaron y desaparecieron hace pocos meses, durante esta oscura etapa de la pandemia, los confinamientos y las restricciones.

La idea fue Thyffany subida a las escaleras, y atada en alto. Atar las piernas fue fácil, pero atar las manos a la espalda fue complicado, porque hay que subirse a la escalera, y aquí no hay sitio donde apoyarse y es estrecho.

 

Atada sobre un tractor antiguo

Tenemos miles de fotos de tractores, la mayor colección de fotos bondage en tractores de todo el mundo, pero este tractor creo que todavía no lo había fotografiado.

No me hubiera gustado para la suspensión porque el cielo estaba sucio, así que busqué algo simple, y fui a un posado que me gusta mucho, que son las piernas atadas por diferentes zonas, tobillos, rodillas, gemelos, los brazos atados a la espalda, y amordazada.

 

Las mordazas son un símbolo muy claro del bondage de alto nivel, y hay millones de fans que les gustan las mordazas, en especial las mordazas de ballgag, el ringgag, y la cinta de precintar.

 

Bondage arriba en la cabina de esta espectacular cosechadora

Hace meses hice una sesión con esta máquina impresionante, y esta fue la segunda sesión en esta máquina, hecha con Thyffany atada arriba en la cabina. Habíamos pensado un bondage dentro de la cabina, pero la iluminación diurna que entra por las zonas donde el techo es traslúcido, y las contraluces por todos los rincones, dan muchos reflejos sobre la cabina, y por eso decidimos hacerlo afuera, en el exterior.

Atamos los tobillos juntos, que no sé por qué atamos los tobillos dado que no se ven en inguna fotografía por el diseño de la zona baja de la barandilla. Después atamos las rodillas a la barandilla, la cintura también la tiene atada a la barandilla usando el formato de atarla por ambos costados del cuerpo, las manos atadas a la espalda, amordazada con un ballgag rojo, y comenzamos a hacer las fotos.

 

Atada en la entrada de este túnel pasadizo

Me gustaba este tono del túnel oscurecido entrando hacia el sótano del edificio y su contraste con el cielo azul, luminoso y abierto. El techo roto de madera le da un aire rústico, y quise hacer sólo en enfoque captando estos tres detalles.

Practiqué ese bondage que a mí me encanta, de las piernas atadas juntas por los tobillos, los gemelos, las rodillas y los muslos, los brazos atados a la espalda por muñecas y codos, y amordazada con un ballgag negro. Es estético fotográficamente, sencillo, y no quise complicarme mucho la historia, porque a ambos lados de este enfoque tenía dos paredes enormes y rectas, y el objetivo de la sesión fotográfica era hacer esa toma.

 

Atada boca abajo en el brazo de una telescópica

Hoy hemos vuelto a usar una telescópica para hacer una suspensión bondage atada boca abajo. Esta vez no lo hicimos con el brazo extendido de este máquina, como hicimos en una galería publicada meses atrás, y hemos hecho las fotos con la modelo atada por los tobillos a la barra eje que se puede ver por encima del brazo extensible de la telescópica.

Las manos están atadas a la espalda, y apretamos la cuerda muy tensa a los herrajes que componen la sólida e inquebrantable pala de los cuernos. Estiramos la cuerda de tal forma que la modelo está en diagonal, algo levantada y alejada del suelo y las ruedas del tractor, y una vez ya amordazada con un ballgag negro comenzamos a hacer las fotos.

 

Atada bondage con reflejos en el agua del río

Este tramo de río tiene su encanto , y es bonito su enfoque fotográfico. Además es variado, porque tenía un buen reflejo según la toma, e incluso las ramas del árbol casi parece reflejadas en un espejo. Los reflejos en el agua varían según la transparencia, la luminosidad,la transparencia del agua, las ondas que se forman en superficie cuano es agua en movimiento, o las corrientes, y hay reflejos de todo tipo.

Opté por las piernas atadas juntas, que tienen más fuerza y resistencia, y las manos atadas a la espalda, permitiendo ese justo movimiento de poder agarrarse al tronco. Le ayudaba a la modelo a mantener el equilibrio, y la seguridad siempre es lo primero y fundamental en toda sesión bondage.

 

Espectacular bondage suspensión atada boca abajo en el río

Vimos este árbol, que en realidad está perfecto y muy fotográfico para una suspensión bondage impactante y espectacular, con la modelo atada en un bondage suspensión boca abajo, en el centro del río, colgando del árbol y la cabeza hundida en el agua. Impresionante.

Os comento y advierto que esta sesión es muy peligrosa, porque la gente es imbécil y siempre va copiando todo lo que ven, pero Thyffany y yo llevamos haciendo esto toda la vida. Tenemos más de veinte años de experiencia, yo llevo toda la vida viviendo y moviéndome por parajes rurales, montañas y naturaleza salvaje, y además también podemos estar preparados y entrenados, por lo que sabemos muy bien lo que hacemos, pero hacer esto sin tener práctica ni experiencia ni preparación es ser un idiota temerario con menos cerebro que un mosquito. Así es la mierda de la gente.

 

Bondage outdoor con Sweet Foxy y Musa

Estuvimos con Sweet Foxy y Musa de excursión por montañas, y decidimos hacer una sesión de fotos las dos juntas, variando los posados. Hay miles y miles de ideas siempre en este tipo de sesiones donde participan dos chicas. En trescientos años no tengo tiempo suficiente para hacer todas las ideas. Hay decenas de miles de posibilidades.

En esta sesión me decidí por la escena de una chica atada y otra chica haciendo posados a su lado, con posados naturales y espontáneos que van saliendo y fluyendo solos.

 

Bondage outdoor con Musa atada en las montañas

Este mes hemos conocido una nueva modelo, Musa, una chica muy divertida y muy simpática, y fuimos a hacer una sesión outdoor bondage por la montaña. Buscamos un prado soleado, porque ya sabéis que a mí me encantan las fotos con sol, para resaltar el tono rosa de las cuerdas con el verde de la naturaleza.

Musa se tumbó sobre el prado, e hicimos las fotos atada en la montaña en un día soleado y muy bonito.