Atada en la cascada de este bosque húmedo y frondoso

04 agosto 2018

Este es un bosque muy húmedo y muy frondoso, y en esta cascada no entra el sol durante la mayor parte del año.

En este tramo del río el agua baja con fuerza algunas semanas de los deshielos y en lluvias torrenciales. Las rocas están muy lisas, pulidas por la propia naturaleza, cubiertas de un musgo verde todo el año, y resbalan. Pisar esas rocas es como pisar hielo, y lo cierto es que resbala mucho .

Además, está plagado de mosquitos. Hay centenares de mosquitos. Hay miles de mosquitos. Son los mosquito tigre, pero en este tramo de río casi deberíamos llamarlos elefantes. Son enormes.

Atada en edificaciones abandonadas de bosques y montañas

02 agosto 2018

En los bosques todavía podemos encontrar paredes antiguas de lo que hace años fueron casas o edificaciones de distinto uso, hoy abandonadas. Tienen más de 50 años de antigüedad, y por la evolución de las nuevas generaciones y la protección por ley de la naturaleza, entre otros factores, quedaron abandonados.

Nuestros bosques por desgracia están muy llenos de gente, y siempre se ve la mano humana, sobre todo en la suciedad de los cerdos y cerdas humanos/as que van tirando plásticos y botellas.

He querido enseñar en esta galería uno de estos rincones.

Bondage atada en una cascada dentro el bosque

27 julio 2018

Sigo estrenando las nuevas cámaras que hemos comprado para poder hacer fotos en zonas oscuras. Son cámaras con mucha luminosidad, que no necesito usar flash, y este fin de semana hemos estado en una cascada rodeada de bosques y montañas donde casi no entra la luz del sol.

En esta cascada hay mucha sombra, oscurece temprano, y los resultados han sido muy buenos, teniendo en cuenta que todavía no conozco las cámaras a la perfección y justo están recién estrenadas.

Hicimos fotos con la cascada completa y Thyffany atada en el centro de la cascada, y fotos enfocando de lejos.

Bondage en una casa muy derrumbada

23 julio 2018

Llevábamos meses sin hacer sesiones bondage en casas abandonadas, y esta semana hemos hecho dos galerías fotográficas en esta casa que está en muy mal estado. En algunas zonas el suelo temblaba si dábamos un pequeño salto, y algunas zonas eran muy peligrosas.

Vimos un par de ladrillos peligrosos, al borde del tejado. Simplemente los rocé para asegurar la zona, y los ladrillos cayeron tres plantas abajo.

En estas condiciones, esta es sólo una sesión para Thyffany y yo, que tenemos nuestros secretos profesionales. Aquí no pueden venir modelos externas.

Estrenando nueva cámara para zonas oscuras

20 julio 2018

Esta semana he comprado una cámara nueva con requisitos muy concretos en su sensor, su iso y su luminosidad, para poder hacer sesiones de fotos en aquellas zonas muy sombrías y oscuras donde las sombras son muy intensas, y la luz es difícil.

Fue en esta sesión con Thyffany desnuda atada dentro del agua con cuerdas rojas que destacan en el paisaje.

Es un rincón ideal para inagurar la cámara y comprobar su luminosidad porque no entra la luz del sol. Este torrente tiene muchos tramos bastante oscuros, por la altura de los árboles y porque aquí las montañas cerca del Pirineo de Girona son muy altas.

Elegir entre bondage light y bondage duro

El bondage permite miles de posibilidades en las posiciones y formas de atar, y gracias a este interminable abanico de ideas se pueden crear ataduras de todo tipo.

Hay ataduras que son increíblemente cómodas. Casi estoy convencido que muchos y muchas de vosotros y vosotras os viene a la cabeza rápidamente estas ataduras que la gente hace en su casa, atada en la cama o en la silla, por decir dos clásicos mundiales, pero hay muchas otras ocasiones en que otras ataduras son muy cómodas.

Yo recuerdo una anécdota que me ocurrió cuando yo era un estudiante que comenzaba con mis primeras experiencias en el bondage.

En aquella época, cuando yo apenas tenía veinte años y sin ningún recurso económico, tenía que hacer las fotos en mi casa. No tenía dinero y no podía alquilar escenarios. Quedé con una chica, muy guapa y muy simpática, para hacer una sesión de fotos. La idea de aquel día fue atada encima de una mesa, toda recta, atada desnuda y mirando hacia arriba. Yo estaba aprendiendo, y fue algo simple de pocas cuerdas.

Preparé la cámara, y de pronto la escuché roncar. Pensé que era una broma, pero no era broma. Estaba dormida. La desperté, y apenas llevaba un minuto de fotos que la chica volvió a dormirse. Reconozco que yo estaba un poco sorprendido. Volví a despertarla, entre risas de las dos. Me pidió un minuto de descanso, y yo dije que por supuesto que sí. Las modelos mandan. Fui a desatarla, pero me dijo que no hacía falta, que no le molestaba estar atada, que sólo cerraba los ojos dos minutos para descansar porque me explicó que se había ido de fiesta la noche anterior y había dormido muy poco, y en dos minutos seguíamos con las fotos. Estuvo ¡dos horas! ¡Se pasó dos horas durmiendo y roncando encima de la mesa! Yo estaba sentado al lado, viendo la televisión, esperando cada minuto que se despertara. No quería molestarla. La chica me lo había pedido, y pensé que eran cinco minutos. ¡No, no! ¡Dos horas! ¡No me lo podía creer!.

Estuvimos riendo mucho rato cuando se despertó, y me acuerdo mucho de que me comentó que había estado muy cómoda. Me impactó, porque yo era joven y estaba aprendiendo, y me impresionó.

En realidad, hay muchas posiciones de bondage que son muy cómodas, como estar sentada en un sofá. Hay ataduras y juegos bondage que se puede estar mucho rato, sin tener ninguna molestia de ningún tipo. Sin embargo, también es cierto que existe un bondage muy duro, en unas posiciones que pueden ser muy cansadas, incómodas, que pueden provocar un sufrimiento en forma de juego consentido erótico sexual, o incluso pueden ser dolorosas. En España se reconoce muy pocas veces esta realidad, pero sí, existe.

Aquí las personas siempre buscan ese lenguaje políticamente correcto, pero las cosas son como son. Hay una parte del bondage que puede ser espectacular, impresionante, que consigue unos grandes resultados fotográficos, pero las sesiones son duras e incómodas. En estos casos, el mérito no es del atador. El mérito no es del fotógrafo o la fotógrafa. El mérito es siempre de la modelo, por su actitud profesional, su sacrificio, su voluntad, y su capacidade de concentrarse en soportar las incómodas posiciones.

En ambos estilos, el bondage light cómodo y el bondage duro y de sufrir, yo no he tenido nunca ningún problema de lesiones. Ninguna técnica provoca lesiones si está bien hecha, pero en bondage existe múltiples posibilidades por las miles de formas que puedes dar a las cuerdas. Cada persona debe de elegir su bondage favorito, y simplemente, decir "no" si no te gusta. No pasa nada por decir "no", pero es innegable que bondage implica todos los extremos, desde poder dormir cómoda hasta el sufrimiento doloroso. Elige vuestro nivel. Como dice la frase, "sí" es "sí", y "no" es "no". ¡Innegociable!. Aplicar una u otra técnica sólo depende de la preferencia de cada persona y los gustos mutuos compartidos y consentidos libre y voluntariamente.

19 julio 2018

Espectacular suspensión atada boca abajo en un velero

17 julio 2018

Estoy convencido que esta es una de las mejores sesiones espectaculares de bondage que he trabajado, curiosamente con sólo tres cuerdas rojas.

Es una suspensión atada en suspensión boca abajo desde el botalón de un velero, con una modelo impresionante, increíble en su belleza y maravillosa actitud.

Habíamos hecho las primeras sesiones atadas en el barco en alta mar. En plena calor de verano, los vientos térmicos habían alterado el oleaje, y yo estaba como un pato mareado por el mareo en el barco, por lo que decidimos regresar a puerto y pedirles que nos dejaran hacer las fotos.

Tuka es una modelo impresionante atada en el barco

12 julio 2018

Yo me había mareado en el barco, porque soy animal terrestre y he demostrado que yo no soy marinero, pero me recuperé tras un descanso en puerto e hicimos bondage atada en el mástil del velero.

Tuka se tumbó encima con la espalda apoyada en el mástil, y comencé a pasar las cuerdas rodeando las piernas de Tuka para estar bien atada. No era fácil. Ese palo es muy grueso, el barco se balanceaba, y yo tenía que ir de un lado a otro para ir pasando las cuerdas, dentro de los límites del velero, para no caerme al mar.

En tierra firme es mucho más fácil, pero lo conseguí.

Bondage en el mar con Tuka atada en el botalón del velero

07 julio 2018

Nos alejamos de la costa con el velero para usar de fondo el mar.

Tuka es una modelo increíble. Tuka es un lujo de modelo, una belleza en su físico y una encantadora persona, muy simpática y una genial profesional.

La primera sesión con Tuka fue atada en el botalón del velero. Los vientos térmicos hacían que el mar no estuviera con mucha calma, y se notaba el balanceo del velero. Era difícil mantener el equilibrio en el botalón, y era mucho más difícil atar a Tuka en el botalón, estando en el mar y su oleaje. Por eso decidí hacerlo enfrente del botalón, sentada sobre la caja del ancla.

Atada bondage en un barco

02 julio 2018

Tuka seguía de maravilla, tranquila, comiendo, andando arriba y abajo del velero, mientras yo estaba sentado controlando el mareo. Yo no tengo mucha experiencia en navegar, y estaba un poco mareado.

Necesité diez minutos para recuperarme, o al menos bajar el marero, y decidimos hacer una sesión tranquila, atada en las maderas en la cubierta del velero.

Pusé cuerdas para estar atada a las barras del velero desde su arnés, con sus manos atadas por encima de la cabeza a un extremo lejano de la misma barra, una pierna atada doblada, y la otra pierna levantada atada por el tobillo, y quedaba genial.

Atada en el extremo del botalón del velero

28 junio 2018

Las sesiones bondage en barcos tienen planeadas muchas posiciones distintas. Es el mejor plan cuando se trabaja bondage en los barcos y veleros.

Una de estas sesiones previstas era en el extremo del botalón del barco, con el mar de fondo y el barco en primer plano. La idea era genial, y es una foto muy buena por el mar bajo los pies en el escenario.

El barco se movía. Las olas eran muy pequeñas, producidas por los vientos térmicos del verano, pero en el extremo del botalón en alta mar se notaba mucho el balanceo, y yo comencé a estar muy mareado. No soy lobo de mar. Soy animal terrestre.

Terminó la estúpida y ridícula fiesta de los petardos en San Juan

Este fin de semana no he hecho nada. Simplemente, esperar que termine el día y se vaya la fiesta que, en mi opinión personal, es la más estúpida y absurda de todo el año, que en Cataluña se vive con esta celebración abominable de tirar petardos.

Hoy, terminada la noche de este 23 de junio de 2018, han dicho por televisión el parte de incidentes de la noche. Explicando una parte de su informe, dicen que ha habido seis heridos graves por quemaduras, 64 lesiones oculares, 320 heridos por quemaduras y petardos, y según los informes se han denunciado esta festividad cuatro agresiones sexuales, que ahora mismo están investigando. ¡Y dicen que ha sido tranquila!.

Supongo que la televisión le pone el adjetivo "tranquila" a la noche porque en el año 2010 hubo 12 muertos en Castelldefels cuando un tren arrolló a las personas que cruzaban la vía para celebrar la verbena. En el año 2011 hubo tres muertos en Barcelona, que fueron un joven en la playa de El Masnou (Barcelona) presuntamente ahogado, otra persona que murió en el metro de Plaza Universitat, y un hombre en Granollers que murió tres recibir un puñetazo en una pelea en una verbena.

Si salimos de Barcelona o Cataluña, ese mismo año 2011 murieron dos personas en Galicia, y en el año 2015 moría en Valencia un joven de 23 años apuñalado durante una pelea en la Playa de la Malvarrosa.

Sólo estoy hablando de casos mediáticos y documentados que han terminado muertos por esta forma estúpida de celebrar San Juan, pero por supuesto no podemos olvidarnos de los heridos, quemados, gente que ha perdido los dedos, un ojo, borrachos y otros accidentes. Así, pues, habrán dicho supongo que es "tranquila" porque no hay muertos.

La irracionalidad social ya se ve los días previos. La gente sale a la calle los días antes a tirar los putos petardos. Cometen mil imprudencias de todo tipo. Hay imbéciles que los tiran desde las ventanas a la calle. A otros, y otras, les gusta la imprudencia de ponerlos dentro de botellas, recipientes, encenderlos cogidos con la mano, o tirarlos dentro de contenedores, causando de esta forma tan subnormal pequeños incendios que obligan a la actuación de los bomberos.

Vas andando por la calle los días previos, y allí están los típicos padres que tiran los petardos por sus hijos, a las cinco de la tarde, cuando estamos trabajando. Porque, hablando claro, en muchos casos son peores los padres que son hijos. Hay padres y madres que parece que tiene una edad mental de cinco años, y eso siendo generoso y tirando alto.

España es un país de fiestas. Lo sabemos y lo tenemos asumido, aunque sea vergonzoso. Aquí lo celebramos todo. Si ganas la final, ¡se celebra porque se ha ganado!; si pierdes la final, ¡se celebra porque la hemos jugado!; si hacemos el ridículo y no llegamos ni a semifinales, ¡se celebra porque hemos ido!. Lo importante es… ¡a celebrar!. Tenemos muchas fiestas, y nuestra fama mundial es de sol, playa, y fiesta. Dicen los propios españoles que son tópicos equivocados. ¡No, no! ¡Seamos honestos! ¡Sólo hay que mirar la playa en verano! ¡Está llena!, y veo gente que se lleva la nevera, la sombrilla, la mesa, las sillas, la barbacoa, las bebidas, la música, las raquetas, las pelotas, la cometa, y todo lo que pillan en los armarios de su casa. ¡Van a la playa con el camión de mudanzas!.

La gente tiene derecho a celebrar sus fiestas, sí, es cierto. Yo también celebro mis fiestas, aunque no lo parece leyendo este artículo, lo sé. San Juan tiene muchas formas de celebrarse. Me parece bien las celebraciones de las hogueras controladas en zonas seguras, protegidas y sin riesgo. Es un respeto a los ritos que se hacían como origen de esta celebración, pero los petardos no tienen nada que ver con nuestra cultura y evolución. Nos lo impusieron vete a ser cuándo en el sentido comercial, y la gente todos y todas contentos con la fiesta. ¡Todo el mundo a buscar el petardo que más ruido hace! ¡El más grande! ¡El que más molesta! ¡El cohete más peligroso! ¡Sí, ese que cuando lo tira un puto analfabeto te obliga a cerrar la ventana para que no te entre el cohete por la ventana y te queme el piso!.

Los petardos tienen que estar prohibidos. Son muy peligrosos, y la gente no los sabe manejar. No pueden venderse como si fueran tomates, con la excepción de enseñar el documento con la edad. Las leyes se han endurecido los últimos años, están mucho más restringidos y controlados, pero deberían de estar prohibidos para la gente. Los petardos son para espectáculos, profesionales de la pirotecnia, y shows. No son para las personas sin preparación.

De todos modos, los defensores y defensoras de tirar los petardos de mierda en San Juan pueden estar tranquilos y tranquilas. No tienen que preocuparse. Esto no se va a prohibir. Aquí en España no se prohíbe nada que sea fiesta. Las fiestas no se tocan, y yo, como siempre, seguiré teniendo que irme a otros lugares donde la gente tenga mayor respeto por el descanso y el sentido común. ¡Y feliz que lo hago!.

25 junio 2018

Bondage atada y las ovejas en el paisaje

23 junio 2018

Nosotros habíamos ido hasta esta zona para hacer una sesión bondage outdoor atada en la orilla del río.

Habíamos pensado hacer un duro hogtied, con mucha cuerda, muy bonito, y teníamos todas las cuerdas esparcidas por el suelo cuando, de pronto, vimos a la lejos volver a las ovejas. Ya habían pasado una hora antes. y nosotros todavía no haber empezado con el bondage. La modelo no estaba atada, y vimos que las ovejas venían rápidas. Muy rápidas, ¡y comenzamos a atar!.

La foto a hacer estaba muy clara. Era la modelo atada con las ovejas al fondo, dentro del ángulo fotográfico.

Jugando con el agua atada en nuestra water bondage

21 junio 2018

Este es un brazo tranquilo de un río e hicimos unos posados bondage que hacia un par de meses no se podía, porque el río bajaba fuerte con mucha agua.

Fueron fotos tumbada sobre el lecho del río, con la mitad del cuerpo sumergido, atada en el agua con los brazos a la espalda, atada con las cuerdas rojas y mitad del cuerpo dentro del agua, y también hicimos estas típicas fotos muy divertidas de levantar agua con el cabello, y crear una columna de agua que va del pelo hasta el río.

Se consiguen muy buenas fotos con muy pocos intentos, porque son fotos muy fáciles de hacer.

Atada en público y la gente paseando al lado

19 junio 2018

Buscamos un espacio que no fuera un parque verde, que tampoco fuera calles urbanas, y encontré este rincón que reunía los dos requisitos pedidos.

Era un buen lugar porque además nos daba margen de movimiento, de poder cambiar algunos metros y conseguir unas tomas muy distintas. Nos gustaba mucho las escaleras que se puede ver en algunas fotos, pero también el tramo empedrado que conducía hacia unos parques.

Allí se puso Thyffany atada en público, con las cuerdas rodeando todo su cuerpo, y de nuevo comenzó la interminable lista de reacciones distintas que tiene la gente.