Alexia atada y amordazada en el centro del río

En el amplio listado de posibles sesiones para la categoría de bondage atada en el agua había previsto hacer las fotos dentro de un río, en el centro.

La amplitud del río ofrecía un bonito escenario, y muy variado. En algunas zonas parecían formarse remólinos, pero en realidad estos efectos corresponden a irregularidades del suelo, porque quizá hay debajo del agua una roca o una elevación de suelo.

No es una sesión para modelos inseguras, miedosa o que siempre tiene dudas. Es una sesión para modelos divertidas, tranquilas, fuertes y muy valientes, y Alexia es una modelo de prestigio extraordinaria.

15 febrero 2018

Atada en un banco de sentarse en las calles de las ciudades

Siempre busco variar los escenarios, que sean distintos, originales, y pensé en hacer una sesión atada en un banco de sentarse en las calles de Barcelona.

La única dificultad de esta sesión es la gente, en una ciudad desbordada por el turismo, llena de gente por todos sitios con el móvil haciendo fotos de todo tipo, al plato, al vaso de agua, a la uña que se le ha roto, y decenas de miles de aberrantes imágenes, absurdas y sin sentido, que tan sólo consiguen dañar a este bello arte de la fotografía.

Pudimos hacer las fotos en un banco en un parque tranquilo, en fechas de invierno con una temperatura agradable.

12 febrero 2018

Bondage Carnaval con Caperucita Roja atada

Llega un nuevo BounDays, con el Carnaval Bondage a nuestro estilo. Pensaba en cómo celebrarlo, algo divertido, simpático, paseando por la tranquilidad de las montañas cuando, de repente, me encontré a Caperucita Roja. ¡Que sorpresa! ¡Que ilusión! ¡Que casualidad, también es cierto! ¡Que fácil fue verla! También es cierto que vestir una capa roja destellante no podemos decir que sea ir de camuflaje por el bosque.

Le pregunté dónde iba, y me contestó que a casa de su abuelita. ¡Hay que joderse! Siempre va a casa de su abuelita.

Con esta historia comenzamos nuestro BounDays de Carnaval.

10 febrero 2018

La maldita hipocresía de la sociedad

En mi trabajo vinculado al periodismo hice un experimento las últimas semanas del año 2017 para ser exactos. Durante varias coberturas y reportajes quise saber si estaban dispuestos, y dispuestas, a responder preguntas relacionadas con la hipocresía de la sociedad en verso al sexo. Salvo dos o tres personas, todas las personas de ambos sexos aceptaron encantados .

Les pregunté durante estas semanas, a unas doscientas personas más o menos calculo, de ambos sexos y todas mayores de edad, si miran porno, o webs de contenido adulto, y ganó por mayoría absoluta el "no". ¡Una paliza abrumadora! ¡Incontestable la victoria del "no"!. Es curioso. Nadie mira porno, pero los números económicos de este sector son impresionantes . Os podría enumerar un listado de no terminar nunca, pero por ejemplo en Estados Unidos la industria pornográfica genera mucho más movimiento económico que la prestigiosa NBA y la Liga Profesional de Beisbol juntas, dos deportes muy importantes en ese país. ¡Pero nadie mira porno! ¡Eso dicen! .

Para dejar más fácil las respuestas, no les pregunto entonces por porno. Simplemente, les pregunto por si miran webs de contenido erótico, o fantasía, como puede ser bondage . También dicen que no. ¡Tampoco! La gente se mira los teletubbies, Barrio Sésamo y los vídeos de gatitos .

¡Un tercer intento! ¡Ahora hablando de la televisión! ¡Una pregunta sencilla! ¡Ni porno ni erótica!. Sólo les pregunto si miraron por televisión la espantosa película "50 sombras de Grey", emitida por TeleCinco las semanas previas a mi reportaje, y por sus respuestas casi nadie la vio. Sin embargo, la realidad dice que esta película, nefasta por cierto, fue la película más vista en el 2017 de todas las emitidas en las televisiones españolas, reuniendo a 4.627.000 espectadores con una cuota de pantalla del 26,5%. ¡No tan sólo esta estadística! Es el título más visto en los últimos dos años, es decir, con el 2016 incluido. ¡Pero nadie la vio!. Supongo que los índices indican que había cuatro millones de espectadores con la televisión encendida, pero quizá estuvieron dos horas cagando en el lavabo.

La penúltima cuestión es una reflexión sobre si consideran que vivimos en una sociedad llena de hipocresía, y también si creen acertado afirmar que la gente no se atreve a confesar que consume este contenido. ¡Increíble! ¡Ahora gana por paliza brutal el "sí"! ¡La mayor paliza de todas! Tan sólo dos personas no están de acuerdo. ¡Eso sí, todo el mundo están de acuerdo en que respetan las libertades de quien lo quiera hacer o lo quiera mirar! ¡Todos y todas coinciden sin excepción!.

La última pregunta, con aquel estilo cómplice, atrevido e implicado, que tanto me gusta en periodismo, les pregunto si cabe la posibilidad de que alguna de sus respuestas, o un trozo de sus respuestas, tengan un poco de mentira, y casi la mitad de todas las personas reconocen entre timidez que a lo mejor sí puede haber alguna pequeña mentira.

Toda esta realidad, extensible a la sociedad completa, no nos puede hacer quedarnos indiferentes. Contra la hipocresía no podemos quedarnos quietos. La hipocresía actual reinante viene impuesta por una ideología arcaica, de una mentalidad prehistórica, propia de los trogloditas y los neandertales, llena de tabúes, de prejuicios, de estupideces que inculcaron a su gusto moralistas necios hace siglos, pero que lamentablemente sigue vigente.

La hipocresía es un lastre para la cultura, y yo no lo permito. Yo no hablo con hipócritas, no trabajo con hipócritas, me repugnan los hipócritas, y desprecio los hipócritas. Me parece vergonzoso, y es muy triste que por culpa de todos estos indeseables las personas no se atrevan a responder con total libertad. No pueden decir la verdad. No pueden responder con sinceridad. No pueden tener una conversación abierta, natural, espontánea y extrovertida. ¡No pueden! Porque entra entonces el factor del miedo al "qué dirán" o "que pensaran! , la maldita hipocresía de la sociedad.

Esta hipocresía de la sociedad se ha transformado en un tribunal de la vida cotidiana que somete bajo su tiranía a todo tipo de personas. Por culpa de la hipocresía las personas hablan teniendo en cuenta lo que dirán los demás, lo que pensarán los demás de nosotros, sin dejar sernos nosotros mismos, y esto es inadmisible.

Supongo que recordáis las cinco preguntas del reportaje en este artículo. Supongo que recordáis el alto número de personas que, en alguna de éstas, han reconocido mentir. Ahora respondo yo .

De la primera… Por supuesto que sí que miro porno y webs de contenido adulto. Hoy en día este sector ha avanzado mucho. Me sorprende la incorporación de la tecnología en este sector. Me sorprende también estas películas que se hacen en unos escenarios increíbles, pudiendo recrear todo tipo de lugares, desde quirófanos, hospitales, prisiones, casas con piscinas fabulosas, gimnasios, barcos, y cualquier lugar. Ningún escenario se resiste al porno o erotismo.

No lo olvidéis… el consumo de la industria porno, erótico y productos sexuales, supera todos los otros sectores de la sociedad. Es uno de los tres grandes negocios a nivel mundial. Mueve centenares de miles de millones de euros al año, se compran millones de artículos, y me gustaría saber si habéis pensado alguna vez, u os habéis preguntado a vosotros y vosotras mismas, cuántas personas follan al día en todo el mundo. ¡Millones! Sí, según la hipocresía todos por amor, rosas, flores, besitos y un cariño ¡Que bonito! ¡Por supuesto que no me lo creo! ¡La hipocresía se puede ir a la mierda! .

La gente mira porno… Mucho… ¡A millones! ¡Hombres y cada vez más mujeres! ¡Sin ninguna duda!... Y no es ningún escándalo, porque estamos ya en la segunda década del siglo XXI si alguien no se ha enterado. ¡No estamos en la Edad de Piedra!.

De la segunda… sobre si miro contenido erótico que no sea porno, creo que está muy claro con decir que hago fotos bondage y tengo web bondage. Lo que no miro son los teletubbies .

La tercera… 50 sombras de Grey me parece una película ridícula, con un marketing agresivo que sólo busco esa parte morbosa y sexual de una fantasía, mal buscado por cierto, y demostrando que no tienen ni idea de la temática. Sólo es un marketing que, curiosamente, ha acertado de lleno al tener en cuenta la hipocresía. Sabían que la gente la miraría, que sería un éxito de público, y de televisión, como así fue.

La cuarta… estoy plenamente convencido de que esta sociedad vive rodeada y atada por la hipocresía. ¡Muy bien atada! Las personas se han dejado someter a los hipócritas. Obedecen, callan y se comportan como dicta la hipocresía. Para mí, ¡que se follen a la hipocresía! Los que dictan las normas sociales son curiosamente los primeros en no cumplirlas.

La quinta y último… no he mentido lo más mínimo en ninguna respuesta. Me ha faltado en todo caso añadir un detalle. ¡Chicos y chicas! ¡Hombres y mujeres! ¡El tiempo concedido para vivir es limitado! ¡90 años es muy poco tiempo! ¡No lo arruines, no lo desperdicies! ¡Todo el tiempo perdido no volverá! ¡Elige! ¡ Sé tú mismo/a, o vive bajo el yugo de la hipocresía! ¡Tú decides!.

08 febrero 2018

Atada en la entrada del antiguo castillo

Nos habíamos recorrido más de 200 kilómetros de ida y vuelta, y al encontrar este castillo aprovechamos a hacer varias sesiones de fotos bondage. No vamos a darnos esta paliza de viaje sólo para una sesión de outdoor o en este castillo.

Ya habíamos hecho dos sesiones en este castillo, atada en sus gigantescos arcos que podéis ver en la web y atada en las escaleras frente ese quizá campanario.

La tercera sesión bondage atada donde debió de estar la puerta, amordazada, sentada en el castillo fue en la entrada del castillo, con un enfoque en el que se ve las escaleras y el escenario de la sesión anterior.

07 febrero 2018

Atada bondage en este antiguo castillo medieval

Hemos actualizado las fotos de la primera galería de bondage atada en este antiguo castillo, poniendo nuevas fotos atada en suspensión en sus arcos.

Al mismo tiempo, hemos publicado esta segunda galería. Nos gustó también esta otra parte del castillo para bondage. Era una escena con mucho encanto, con esas escaleras de piedras adornadas por la propia naturaleza con sus bajas hierbas verdes, el edificio que debió de ser un campanario, su ventana redonda, el arco de su puerta, y Alexia atada y amordazada en las escaleras dentro de ese ambiente medieval.

Salió una sesión muy guapa.

03 febrero 2018

Bondage atada en la orilla dentro del agua

Después de haber hecho la primer sesión del día en la arena, fuimos al agua. Soplaba un poco de viento seco, muy leve, que levantaba un mínimo oleaje y que nos dio algunas fotos muy divertidas.

Atamos a Alexia con muchas cuerdas por todo su cuerpo, los brazos atados a la espalda, cuerdas atadas por la cintura, y amordazada con esa mordaza ballgag de color rosa que nos gusta mucho su tonalidad en ese ambiente outdoor en la playa.

Se tumbó en la orilla, justo ya dentro del territorio del mar, donde llegaban las tímidas olas, y comenzamos a hacer las fotos, que salieron maravillosas.

31 enero 2018

Nueva sesión de bondage atada en la playa

Al día siguiente volvimos a hacer una sesión de Alexia atada con un disfraz sexy de women police, tumbada sobre la arena y buscando un bondage sensual, atractivo, de tono romántico, y cómodo.

Todavía no es verano, pero ha hecho unos días muy buenos y hemos trabajado una serie de sets fotográficos en la playa. Esto es España, y aquí es habitual este clima. Por eso tenemos tanto turismo, porque vienen para disfrutar del buen tiempo y el sol.

Los paisajes exteriores, y el concepto outdoor en general, es fantástico porque te ofrece escenarios muy bonitos y unos ángulos de enfoque en todas direcciones.

29 enero 2018

Bondage atada en la orilla dentro del agua

Cambiamos la típica toalla de tomar el sol por las cuerdas, el bikini por un vestuario blanco muy bonito, y nos fuimos a una de estas centenares de grandes playas que tenemos en nuestra tierra.

Era un mar tranquilo, sin levantar olas y dejando sólo la espuma típica de sus crestas, por más mínimas que sean. Es todavía muy temprano, el verano está lejos, la temperatura del agua está fría, pero Alexia es una chica muy valiente y se animó a mojarse.

Por supuesto, antes hay que adoptar todas las medidas de seguridad para estos baños frío. Lo hemos hecho muchas veces, y tenemos mucha experiencia.

26 enero 2018

El uso de las mordazas en el bondage profesional

En la temática bondage se usa en bastantes ocasiones las mordazas , y la gran mayoría de personas adeptas a esta práctica creen que un bondage real, bien hecho, debe de ir acompañado siempre de una mordaza, o al menos de los ojos vendados . Lógicamente, usar mordazas requiere conocimiento por parte de la persona que ata. Debe de saber lo que está haciendo con seguridad, y debe de saber interpretar y leer cómo va la sesión, si la modelo está cómoda, si se encuentra bien, si tiene algún problema, si se encuentra mal, o si está cansada, por ejemplo.

Esta atención máxima debe de ser todavía mayor acentuada cuando la modelo no tiene experiencia con la mordaza. El primer paso es que la propia modelo pruebe las sensaciones que le transmite la mordaza antes de empezar la sesión.

Hay muchos tipos de mordazas. El mercado de los productos eróticos mueve decenas de miles de millones de euros al año , y lógicamente en un sector de este gigante económico mundial hay productos e innovaciones de todo tipo.

Las mordazas más usadas, que habréis visto en miles y miles de vídeos y fotos, son las ballgags, nombre en inglés. En español se les llama también "mordaza de bola", y eso es, una bola de diferentes medidas, entre los 35mm y los 45mm, que se introduce dentro de la boca y se ajusta fija con una correa que se cierra con una hebilla detrás de la cabeza.

Es una mordaza muy estética, bonita, efectiva, pero hay que tener en cuenta que hay personas que su cuerpo no soporta esta mordaza. Sienten que su garganta les da como espasmos, que les cuesta respirar, o les da incluso náuseas, entre los factores más comunes. El desarrollo físico en nuestra etapa de crecimiento como seres humanos tiene sus particularidades en cada persona, y no somos idénticos. No existe y no recomendamos entrenamiento de la mordaza para este tipo de personas. No se puede entrenar , que esto no es un gimnasio. Se puede ganar experiencia con las modelos que lo soportan, pero no entrenar. Los problemas pueden aparecer siempre, en cualquier momento del juego erótico entre parejas. Si no pueden soportar esta mordaza, se busca otra mordaza, porque ¡no! es ¡no! . Hay que respetar la seguridad por encima de todo.

Por el contrario, hay personas que lo llevan de maravilla desde el primer minuto. Hace años conocí una modelo que no había probado nunca esta mordaza, se la colocó y aguantó toda la sesión sin ningún problema con esta mordaza. Es una cuestión de aceptación del cuerpo de aquel objeto.

Esta mordaza se ha usado en películas, cine, videoclips, y muchas cosas más, y una de las peculiaridades de esta mordaza es que mucha gente babea. La bola dentro de la boca provoca alteración en la salivación, y se babea generalmente por los extremos de la comisura de los labios, o por el labio inferior central.

Es muy buena mordaza, pero recordar que puede ser peligrosa , no puede dejarse puesta mucho tiempo en personas sin experiencia, y nunca jamás se puede dejar sola una persona amordazada. No hay que ser bestias. La seguridad y el sentido común tienen que estar por encima de todo.

La segunda mordaza muy usada en las sesiones fotográficas o los vídeos bondage es el tapegag , es decir, la cinta de precintar. Su popularidad se debe a que es muy barata, se puede comprar en muchos sitios, hay de muchos colores, y la acepta la gran mayoría de personas. Hay todo tipo de cintas de precintar, y todo tipo de experiencias. A mí me ha pasado de todo con este tipo de cintas. Una vez compré unos rollos que no se enganchaban. Se caían. No se enganchaba a la cara , y la modelo se estaba descojonando de risa . Otras veces ocurre todo lo contrario, engancha un montón, queda bien pegado, demasiado, y hay que desengancharla poco a poco. No se puede desenganchar a la bestia. Hay que ir lentamente y con cuidado.

He de decir que la cinta se coloca con la boca cerrada, por encima de los labios, pómulos, mejilla y barbilla. Nunca debéis de colocar cinta dentro de la boca abierta. ¡Nunca! . No hacer bestialidades. Me importa una mierda la locura que se pueda ver en tal vídeo , o lo que haga tal o cual o pascual. La cola puede ser tóxica. Se deshace, y es peligrosa dentro del cuerpo. Insisto, es tóxica, y la cola de la cinta dentro de la boca puede hacer que tengáis que llamar al médico de urgencia. No hacer tonterías ni estupideces . Tampoco colocar la cinta directamente encima de los ojos. Es muy peligroso si se deshace y entra cola en el ojo. No, no y no. Tampoco colocar la cinta presionando sobre las fosas nasales, porque oprimiría las fosas nasales y no dejaría respirar. Tampoco. No hay que ser idiotas . Tenemos una virtud los seres humanos que se llama "sentido común", o al menos deberías de tenerlo. Úsalo siempre en pleno control.

Cuando la cinta de precintar rodea toda la cabeza, pillando el cabello al dar las vueltas, es habitual que pille algún pelo, y al quitarla suele romper algún pelo a la altura de dónde se ha puesto la cinta de precintar. Esto también depende de la solidez de la cola que tenga la cinta.

Se suele hacer la mordaza rodeando la cabeza porque es más efectiva , está mejor amordazada en estética la modelo, de mejor agrado para el público. Suele impedir muy notablemente el habla, dejando tan sólo hacer murmuros, pero se sigue comprendiendo las necesidades de la modelo.

La tercera mordaza muy usada es el ringgag, es decir, una mordaza en forma de aro circular, redondo, que se introduce dentro de la boca, detrás de los dientes, que se aguanta fija también con una correa que se cierra a través de hebilla detrás de la nuca, y consigue que la modelo quede con la boca abierta. Con esta mordaza se babea bastante, según la posición en la que estás atada, que generalmente los atadores la usan en posiciones atadas sentadas, de pie o tumbadas.

En teoría, esta es la mordaza más dura de las tres habladas en este artículo. Sin embargo, digo "en teoría" porque ya he conocido en menos de un año a tres modelos que llevan mejor el ringgag que el ballgag. Es curioso, porque el concepto general es al revés, pero no. Ya he conocido tres modelos que esta mordaza no les molestaba, lo que demuestra que cada persona es distinta , y soporta mejor una u otra mordaza.

Yo siempre les doy a elegir a la modelo qué mordaza quieren usar, y antes de empezar la sesión deben de probarla para ver si les da algún tipo de molestia, y qué dice su cuerpo. Esta es una regla mucho más obligatoria con las modelos sin experiencia.

Os he hablado de estas tres mordazas, la ballgag, la cinta de precintar y el ringgag, porque es muy habitual su uso en producciones profesionales de fotografía y vídeo bondage, pero hay muchas más mordazas en el mercado. Muchas de estas otras mordazas son muy duras y peligrosas, como la inflablegag, las que llevan garfío, o la dildogag, y que sólo pueden ser usadas por personas expertas, tanto en el que ata como con la modelo atada.

Por esta razón las tres mordazas de este artículo son las favoritas del público .

Termino recordando que la mordaza, como su nombre ya indica, tiene como finalidad tener la persona amordazada. Esto significa que no puede articular palabras, pero sí puede emitir murmuros de muchos tipos con los que se expresa y puede indicar si está bien o hay problemas. Se entiende casi siempre, y es obligatorio confirmarlo repitiendo en voz alta lo que la modelo crees que ha expresado. Eso sí, hay que ser frases imprescindibles relacionadas con el desarrollo de la sesión. No es el momento de hablar del precio de la barra de pan.

La comunicación con la persona amordazada es imprescindible establecerla, y es ideal antes de empezar la sesión establecer algún señal o contraseña que pueda advertir de la necesidad de quitarle la mordaza. ¡Sin debate! Quitarla es quitarla , y lo es en el mismo momento que lo pide. Nada de esperar. No vale decir que terminas en un minuto. ¡No! La seguridad, el respeto, la confianza y seriedad, está por encima de todo.

25 enero 2018

Atada en la playa

En nuestra lista de ideas tenemos muchos escenarios outdoor fantástico, y la playa es uno más de estos lugares. España es un país con mucha playa, mucho turismo, gente paseando por la playa, haciendo deporte, tomando el sol, y cuatro mil planes que tienen las personas en la cabeza.

Para esto la gente... ¡sí que tienen ideas!. Son playas, pero esto no son desiertos, y cuando se hacen fotos en la playa que siempre puede salir gente por todos sitios.

Hicimos la sesión a escasos metros de la orilla, con Alexia atada con cuerdas rojas que sobresalen llamativas sobre el tono arena de la playa.

24 enero 2018

Entrevista con Lew Rubens, de bondage espectacular

Hoy os hemos publicado la entrevista con Lew Rubens, que es un atador espectacular, asombroso, maravilloso.

Lew Rubens es uno de los mejores atadores que he visto en bondage. Es muy creativo, es muy original, y es sorprendente porque le gusta trabajar sesiones muy diferentes. Tiene escenarios outdoor preciosos, y sus sesiones son todo un arte.

Imparte clases por todo el mundo, conocidas como "Lewbari", que es su magistral shibari, y por supuesto nosotros estamos encantados de publicar su entrevista, con la que podéis conocer muchos detalles de este extraordinario atador.

22 enero 2018

Un nuevo BounDays con Valentine's Day Bondage

Llega San Valentín, el Día de los Enamorados, y para nosotros es una nueva fecha en nuestra lista de los BounDays.

Hemos de reconocer que nosotros no somos románticos, y también es cierto que nuestra web no es un recital de poesía y odas para el amor. ¡No, no! ¡Ni pensarlo!.

Es una web de bondage, y aquí las fechas se celebran con cuerdas. En un día tan especial es con cuerdas rojas, y hemos puesto los detalles amorosos, cojines en forma de corazón, alas para la diosa del amor Cupida, rosas y pegatinas de corazón en la pared. ¡Todo pensado para un día tierno! ¡O no! ¡Mejor con bondage!.

20 enero 2018

Hicimos una sesión para public bondage por mal tiempo y lluvia

Habíamos planificado ese día hacer una sesión bondage outdoor, aprovechando el sol, pero la previsión del tiempo aquel día no acertó. Se levantó la mañana lluviosa, fría y nublada, y por la tarde todavía seguía el manto de nubes.

De todos modos, nosotros estábamos animados para hacer la sesión, y la decisión fue hacer una simple galería de bondage atada en público.

Fuimos a un parque, y había muy poca gente, por al mal tiempo. Les preguntamos a algunas personas si querían participan en las fotos, y dijeron que sí con la condición de sin enseñar la cara.

18 enero 2018

Esta fue nuestra primera sesión atada en público hace muchos años

La galería que os hemos publicado hoy fue la primera sesión de public bondage atada en público. Tiene muchos años esta sesión. Creo que fue en el 2007 si no me equivoco, y todavía estaba aprendiendo yo en esa época la fotografía, y a manejar con mayor perfección las cuerdas.

Fue muy emocionante por ser la primera sesión de public bondage, hace más de diez años.

En aquella época la gente no llevaba masivamente sus gopros, y por supuesto no hacia esa mierda de fotos con los putos móviles. Se podía hacer public bondage con más tranquilidad.

15 enero 2018