Bondage atada en una habitación de este edificio abandonado. Entramos en esta habitación de un edificio abandonado donde los graffittis están pintados con vivos colores sobre el blanco de las paredes, iluminadas casi con un brillo singular por la luz diurna que entraba a través de las ventanas. Quedaba bonito, y los graffittis es un arte, pero es un arte siempre y cuando se pinten en el lugar adecuado. Creo que el graffitti es un arte que debe de contribuir, aportar, expresar, de forma atemporal, pero es muy importante el escenario escogido. No me sirve el arte cual sea en lugares equivocados.

En los edificios abandonados hay muchos tipos de graffittis, que acaban derrumbados al mismo tiempo que caen los ladrillos, casi siempre por la mano humana. Hemos visto graffittis de todo tipo. Muchos graffittis ya están por el suelo, y también hay gente que pinta graffittis encima de otros graffittis ya pintados.

Decidimos hacer la sesión vestida de colegiala, atada de pie por tobillos y muslos, con los brazos atados a la espalda y las cuerdas enrrolladas por el cuerpo, aguantándose sobre tacones altos finos y amordazada con cinta blanca. Los colores rojos y blanco creo que eran los más acordes para ese rincón.

Espectacular suspensión boca abajo atada por un pie del tractor. La portada de este mes es esta espectacular suspensión atada colgando del tractor por un sólo pie. Hace tiempo que teníamos pensado hacer una espléndida suspensión atada por un sólo pie, y hoy teníamos un cielo azul celeste precioso, sin contaminación y apenas unas mínimas nubes en las montañas.

Es una suspensión perfectamente segura. Las cuerdas están perfectamente colocadas, y Thyffany Young además es una modelo increíble con muchos años de experiencia. Ha hecho muchas suspensiones boca abajo en toda su trayectoria como modelo, y es la mejor modelo española de todos los tiempos. ¡A quien le dé envidia que se joda! Miramos la duración de de las cámaras de vídeo al acabar la sesión, y comprobamos que estuvo en esta suspensión 15 minutos y 04 segundos. ¡Y ella podía seguir! De todos modos, ya había hecho fotos desde todos los ángulos y posados que yo quería fotografiar, y ya era mejor terminar por prudencia.

Hay que reconocer que es una posición que conlleva su incomodidad por el hecho de estar boca abajo, lógico. No se necesita ninguna carrera universitaria para llegar a este razonamiento, ni se necesita ser una inteligencia sobrenatural. ¡No! El sentido común base ya es suficiente para darse cuenta, pero están muy bien hechas las ataduras, sin margen de error, y no hay ningún problema. Todo perfecto.

Atada desnuda en este bosque frondoso y selvático. Estos meses pasados hemos tenido temporales fuertes de lluvia y viento. Llevamos varios años de muy buenas lluvias, y los bosques están mucho más frondosos que hace unos años, muy crecidos, con mucha maleza muy espesa, y ciertamente están muy bonitos. Esto es naturaleza. Así crece la naturaleza a su ritmo, sin la asquerosa mano humana que se ha creído que las montañas son el jardín de su casa de mierda. Esto no es un jardín, dedicado a los imbéciles que no se han enterado.

En este tramo de bosque, pasando por recorridos donde no había ni tan siquiera camino, nos encontramos con este árbol caído que emergía de la maleza, con toda probabilidad derrumbado por la lluvia o el viento, ya que estaba levantada su raíz. Sus ramas habían quedado erguidas como los mástiles de un velero, y nos pareció que quedaba un encuadre bonito y selvático, porque los bosques de nuestro país no son como las selvas tropicales, y no suelen ser excesivamente tupidos. Tampoco son impenetrables. Este es otro clima.

La idea fue atada al árbol, de pie, desnuda y con los ojos vendados, para dar ese toque de misterio y sensualidad, en una de esas sesiones bondage eróticas que forman parte de la fantasía y la excitación de la gente, y que millones y millones de chicas y chicos, ambos sexos por igual en todo el mundo, tenemos en nuestra mente.

Atada dentro de una bañera abandonada en una fábrica. Esto es una bañera en una fábrica abandonada, pero no se usaba para bañarse personas. Este tipo de equipamientos se utilizan casi siempre para líquidos, con la finalidad específica de su sector industrial, pero esto es una web de bondage. No tengo ni puta idea de estas industrias y no sé qué mezclaban allí dentro o qué lavaban. Supongo que textiles, pero esto no es una web de fabricar jerseys. Esto es bondage.

La idea que me vino a la cabeza fue con Thyffany atada dentro de la bañera, pero antes de empezar tuvimos que pasarnos cinco minutos quitando la mierda de la gente, porque todo el suelo estaba llena de envoltorios, botellas, latas, vasos, plásticos y hasta cristales. La gente es muy cerda, y tiran su basura en cualquier rincón. La gente no pierde nunca la oportunidad de demostrar que son unos putos cerdos y cerdas, ambos sexos por igual. Todavía se ven fuera de la bañera botellas y plásticos, pero a mí sólo me preocupa el rincón que le afecta a la modeo, y tengo que velar siempre por la seguridad de la modelo. Es mi obligación. No voy a limpiar el resto de la fábrica.

Thyffany se colocó en una posición cómoda, estable y segura, para evitar moverse y heridas con las ruinas e hierros que habían por el suelo. Los pies los tiene atados juntos en una cañería dentro de la bañera. Los brazos los tienes atados levantados, en una especie de strappado que me permitió un orificio junto la ventana interior que se ve en las fotografías. Está amordazada, y una cuerda ata su cuerda a los muslos, sin tensar demasiado pues quería que se vieran sus pechos desnudos, y ya atada comenzamos a hacer las fotos que podéis ver entrando en nuestra galería.

Ir solas o acompañadas a sesiones de fotos bondage. Este mes vuelvo a plantear otro tema de debate intenso y polémico. Tengo fama de carácter fuerte, de hablar muy claro y muy directo, de decir lo que nadie se atreve a confesar, y sí, soy así, sí. Es mi forma de ser, y no voy a esconder cómo soy. La libertad de pensamiento, de opinión, de expresión, es innegociable, y lo políticamente correcto me importa una mierda.

Hoy toco un tema muy sensible, y os advierto que debéis de leer el artículo completo para evitar decisiones equivocadas o quedarse con los conceptos a medias, porque este mes voy a hablar de ir acompañadas o solas a las sesiones bondage, y es un tema difícil y complicado. También os hablaré del sentido común en favor de la seguridad, y también hablo del concepto de la falsa seguridad.

Me usaré de ejemplo en primera persona, porque llevo más de 20 años haciendo sesiones bondage con chicas y con mi pareja, y tengo experiencia en mayúsculas. Hablaré de mis propias sesiones de fotos, pero repito que cuidado, que lee el artículo entero, porque no terminarlo te puede generar confusiones, y busco motivar a la gente para pensar.

Comenzamos.

"El concepto de que ir acompañada es ir segura"

Muchas personas quieren ir acompañadas porque se sienten más cómodas y más seguras. Estas son las dos razones principales que ganan por abrumadora mayoría. Las personas sienten seguridad cuando van acompañadas, pero hay un margen de error que no valoran, y es el de la falsa seguridad.

"La falsa seguridad"

Ir acompañada no es una garantía total de seguridad. Quedar con un tarado o un psicópata e ir acompañada es exponerte innecesariamente al riesgo de sufrir daños o perder la vida, y es exponer también al mismo riesgo a la persona que te acompaña.

Hay muchos casos reales que pueden ilustrar esta realidad, y ahora me acuerdo de un caso que ocurrió aquí en España. Una chica tenía una relación tormentosa con su pareja violenta. Aquella chica ya no aguantó más la situación. Habían roto la relación, pero ella había dejado ropa y objetos personales en casa de él. Quería ir a recogerlas, pero tenía miedo de ir sola por si le ocurría algo, y le pidió a una amiga que la acompañara, para su seguridad. El resultado fue que mató a las dos chicas. Lamentablemente, esta historia fue real.

Esto es sólo un ejemplo que demuestra que ir acompañada no es sinónimo de seguridad, no. Un psicópata, entendieno por psicópata alguien que quiere hacer daño, o un tarado, o cualquier otra persona con malas intenciones, son personas astutas, traidoras, mentirosas y sin escrúpulos, y pueden matar una, dos o tres personas. La compañía no detendrá sus intenciones. Sólo las duplica. ¡Ponte en la mentalidad de estos asesinos! En lugar de una bala, son dos balas. En lugar de un golpe, son dos golpes. ¡Sólo es repetir el gesto! ¡Así de fácil! ┐Te duele leerlo? Engañarse a sí mismo, negarse a sí mismo lo que no queremos escuchar o asimilar, o esconderse de las realidades más peligrosas con la gente, no es la solución.

Por lo tanto, la opción de ir acompañada puede tener resultados contrarios, y puedes poner en peligro también a la persona que te acompaña.

"Qué hacer si piensas que el fotógrafo es peligroso"

Si tú consideras que la persona con la que has hablado puede ser un psicópata, quiere violarte, o secuestrarte, o tiene malvadas y delictivas intenciones, no quedes. ¡Ni acompañada ni sola! No quedes con esta persona. Hay miles de millones de personas en el mundo, y en toda la vida no tienes tiempo suficiente para conocer a todo el mundo. ¡Tranquila! ¡Queda mucha gente todavía en el mundo!

"Métodos para quedar y hablar antes de la sesión"

Yo tengo unos pasos previos que he ido aprendiendo con el paso de los años, a favor de todos y todas, también de la legalidad y la seguridad.

Yo siempre quedo los días previos a la sesión de fotos, y siempre quedo en la calle, y en sitios públicos y céntricos. Esta es una opinión que doy a las modelos, y que yo aplico a mí mismo. Yo recomiendo NO quedar en ningún piso, NO ir a la casa de nadie, NO entrar en ningún local, NO subir a ningún coche, NO aceptar visitas inesperadas, NO quitarse ropa, NO ir a ver su estudio, NO ir en metro con él, NO subir al autobús, y NO creerse ninguna estúpida excusa, que hay miles. Quizá no ocurra nada si incumples estas recomendaciones, pero estos puntos son factores de riesgo, aunque la decisión última, personal, libre y voluntaria, es siempre tuya.

De todos modos, yo siempre hago las reuniones en sitios públicos y céntricos, con el sistema clásico de quedar en un punto de encuentro en la calle, sentarse en un banco, y hablar. ¡Fácil y seguro!

"Detalles para saber si el fotógrafo es peligroso o de confianza"

La clave es la comunicación. Hay que hablar, pero olvídate de las mierdas modernas de Facebook, de Instagram, WhatsApp y todas esas cosas. Es importante lo que dice la gente, sí, pero también es importante el tono en el que lo dicen, cuánto tiempo tardan en responder, si dudan, si te da la impresión que se inventan las respuestas, si no son sinceros, dónde miran sus ojos y sus gestos corporales. Por eso hay que hablar en persona, y tienes que preguntar sin miedo, sin censura, y sin limitaciones. Pregunta todo lo que quieras saber.

A fecha de hoy, en el año 2020 para ser exactos, todavía hay chicas que quedan conmigo y no me preguntan nada. No se traen preguntas preparadas. Eso no está bien. Eso no es bueno. Hay que preguntar, siempre. Todo tiene su por qué. Todo tiene su respuesta. Todo tiene su explicación, y tienen que responderlo todo. Conmigo se tiene la ventaja de que hablo mucho, y hablo y hablo y hablo. ¡No callo! Llevo muchos años con reuniones, y sé lo que tengo que decir. Soy como un loro. Además, he llegado a un punto que ya repito los mismos discursos y explico las mismas historias a las chicas que vienen y hablan conmigo. Esto que suena tan aburrido se le llama experiencia, y significa que me estoy haciendo viejo.

Repito que hay que preguntar, ser sinceras, y dejar también por vuestra parte las cosas muy claras y directas.

Hace cinco años más o menos vino una chica para una sesión de fotos. Me explicó que hacía boxeo y artes marciales. Estaba fuerte. Tenía un buen brazo, un buen bíceps, y una espalda con buen dorsal, y me dijo que se fiaba de mí, pero que nada de follar, y que si la tocaba o me portaba mal ella no denunciaba, pero que me iba a dar una paliza que me enviaba directo al hospital, y que no lo iba a dudar ni perdonar ni excusas ni ostias, me dijo. ¡Joder! ¡Se entendió todo! ¡Hablaba claro y directo la chica!

Hay algunos detalles que yo recomiendo a las modelos que tengan en cuenta en las conversaciones. En primer lugar, no pueden tardar en darte respuesta a las preguntas, porque eso significa que se la está inventando para tenerte contenta. No pueden temblar en la voz, porque eso significa que están nerviosos o inseguros. No pueden preguntarte por detalles personales innecesarios para las fotos, como dónde vives, si tienes hermanos o si te gusta comer helados. No pueden contradecirse. No pueden corregir sus respuestas. No pueden enfadarse o molestarse por ninguna pregunta, porque tienes derecho a preguntar todo lo que quieras relacionado con las sesiones de fotos. No vale preguntar cuándo se cortó las uñas por última vez, claro, pero si quieres preguntarlo, pues sí, ¡hazlo! Eres libre y estás en tu derecho.

Estas conversaciones son un momento clave para saber si te puedes fiar o no de esa persona. Usa el sentido común, la inteligencia, la lógica y el pensamiento, que por algo el ser humano tiene estas capacidades, aunque según quien hable no lo parece, y sobre todo nunca vayas a una sesión si no te fías del fotógrafo después de hablar con él, por la razón que sea.

"Yo sólo permito venir acompañada en tres casos concretos y muy puntuales"

Yo permito venir acompañada en tres casos.

El primero de éstos, permito venir acompañadas a las personas que tengan alguna discapacidad, auditiva, movilidad, etc, y necesiten de ayuda para sus actos cotidianos, pero es obligatorio mostrar el informe médico, con todos los requisitos legales, que lo certifique.

El segundo caso son los nombres populares que gestionan los managers o representantes, autorizados legalmente a hablar en su nombre y demostrable, cumpliendo los requisitos legales homologados, aunque estas modelos son muy caras y yo no tengo tanto dinero, por lo que ya ni quedo con ellas.

El tercer caso, exclusivo sólo para las reuniones previas a la sesión de fotos, es que conozcas una chica que ella también quiere ser modelo y está interesada como modelo, y así hablamos con las dos chicas a la vez. No vale mentiras e inventarse que estás interesada sólo para que te acompañen. ¡Madurez! ¡Que ya toca! Yo si detecto mentiras corto la conversación. No trabajo nunca con estas personas. En el resto de situaciones, yo no permito venir acompañada nunca, y nunca permito chicos.

Olvidaba decir que se debe de notificar la compañía previamente a la reunión.

"Yo no permito venir acompañada fuera de estas tres excepciones"

Yo no permito venir acompañada en el resto de situaciones. La primera razón, porque busco la máxima e indudable garantía de que posan libre y voluntarias, sin estar animadas por nadie, ni amenazadas, ni coaccionadas, y lo hacen siendo mayores de edad, en estado sano y lúcido. Hablan ellas, preguntan ellas, deciden ellas. ¡Simple y fácil!

La segunda razón surgió hace muchos años. Cuando comencé de joven con las fotos bondage venían las chicas con sus parejas, y hubo situaciones desagradables. Recuerdo la historia de un chico que parecía su proxeneta, que hablaba de que la chica se podía operar las tetas y que también que ella aceptaba follar, pero lo decía él, no ella. ¡Qué pedazo hijo de puta, ahora que lo pienso! Yo era muy joven, pero hoy en día a este cabrón se le tendría que denunciar al instante.

También hubo otra historia de una chica que vino con un chico, y el chico decía que ella sí aceptaba posar desnuda y enseñar la cara, pero otra vez la misma historia, lo decía él, no ella. Esas chicas estaban calladas sin decir nada. ¡Inadmisible! Hubo un par de historias más, y al final decidí cortar y se acabó, y desde el año 2000 más o menos no permito venir acompañadas. Así elimino estos imbéciles que usan sus novias de objetos.

La tercera razón, tal como he dicho miles de veces en mi web, es que no me gusta la gente. Estoy todo el día rodeando de gente, hablo con gente de todo tipo, llego a ver la gigantesca cantidad de imbéciles que hay en esta sociedad, y creo que por eso detesto la gente. Mi única sociabilidad con la gente es para hablar de bondage, pero tus amigos no son mis amigos. Tu novio, o tu novia, no es mi novio. Sólo me interesa hablar con la persona interesada en posar como modelo. Del resto, no quiero saber ni su nombre. No voy a esconder esta virtud, que sí, sí, en mi opinión detestar a la gente es una virtud.

La cuarta razón es que esto es una web personal de mi mujer y yo. No tenemos ningún estrés o ninguna obsesión por tener una lista numérica interminable de modelos. Mi pareja es una modelo preciosa, impresionante, de las mejores del mundo, y ambos somos muy atrevidos, muy compenetrados, muy competitivos, y es nuestra forma de ser y de vivir. Por lo tanto, no tengo discursos ensayados, estúpidos, vulgares o mentirosos, para convencer o animar a nadie, y ni tan siquiera lo intento. Está abierto a las chicas que quieran participar y probar, pero que encajen en nuestra forma de ser y de pensar. ¡Tranquilas! No follamos nunca con modelos. Si piensas eso, vais totalmente equivocados.

La quinta razón es que desde el año 2000 más o menos, como he dicho antes, nunca he permitido venir acompañada. Desde entonces no hago ninguna concesión por respeto a las modelos y chicas con las que he hecho sesiones, por respeto a su confianza, a su valentía, a su decisión, a su diversión, por respeto a su actitud, y a su mérito. Las normas son las mismas para todos y todas.

La sexta razón es muy poco diplomática, pero es mi fama de ser muy claro y directo. Las modelos siempre son obligatoriamente mayores de edad. La época de pasear por la calle cogida de la mano de la mamá ya debería haberse acabado. ¡Sí, sí! ¡De papá y de mamá y cogidita de la mano para cruzar el semáforo! ¡No te jode! La gente tiene 30 años, y aún me preguntan si pueden venir acompañadas aunque sea sólo para hablar de la sesión de fotos. ¡Es vergonzoso! ¡Es ridículo! Tienen 30 años, o 29 años, o 25 años, es igual, la edad que sea, y todavía quieren ir a los sitios acompañadas de sus amigas y de su novio y mil historias.

Yo no trabajo con gente infantil, inmadura, indecisa y cobarde, tal como he dicho en otros apartados de mi web, por lo que no perdamos el tiempo. La gente inmadura puede ir con su mamá a comprarse el vestido de topitos con falda larga que llega hasta los tobillos. ¡Y de paso, que lo pague la mamá! ¡Hay que joderse! Ya toca madurar y ser responsable por una misma. Hay que ser maduras, responsables, serias, y asumir ya la capacidad de tomar decisiones y ser responsables por uno/a mismo/a. Que yo sepa, ningún animal en todo el planeta se pasa tantos años pegado a sus madres. ¡La ostia! Me gusta la gente con madurez y capacidad de decisión por sí misma.

"El por qué quieren venir las chicas acompañadas"

Yo tengo un debate. Cuando me dicen que quieren venir acompañadas, me pregunto por qué. Sí, se sienten más seguras y cómodas, ya lo sé. Eso lo he dicho en el primer punto. ¡Lo sé, tienen miedo! Pero, ┐tienen miedo por el mero hecho de que es bondage? A mí me molesta mucho que me llamen psicópata simplemente porque me gusta el bondage, y porque practico bondage. Yo a esto le llamo prejuicios, miedos, tabúes, estigmas, analfabetismo e incultura, y yo no lo permito. No voy a permitir que la gente se traiga un guardaespaldas o un examinador. ┐Y mi derecho a la presunción de inocencia? ┐Me están llamando gratuitamente psicópata peligroso sin haber hecho nada para merecerlo? ┐Qué he hecho yo para ello? ¿Sólo hablar de bondage? ┐Dónde está el respeto hacia mí? Sólo he dicho que son fotos bondage, y lo he dicho claro y directo, a la primera. Yo no engaño. Yo no saco una chaqueta, y después enseño las cuerdas por sorpresa. No. A mí las fotos de chaquetas me importan una mierda. Esto son cuerdas, y se ven en mi web, está mi teléfono, y mis vídeos. No hay nada oculto. Si te gusta, bien; si no te gusta, adiós.

Yo siempre me pregunto si harían lo mismo estas chicas si fuera fotografía de colección de sombreros. ┐También irían acompañadas a sesiones de fotos de sombreros? Si dicen que no, esto es una discriminación inaceptable.

"Las historias de modelos acompañadas en mis sesiones"

En todos mis años de experiencia, que ya ha pasado más de 20 años desde mi primera sesión de fotos bondage con una chica, sólo una vez he permitido a una chica venir acompañada de una amiga, por razones personales y privadas. Todas las demás chicas han venido siempre solas, y no habido ningún problema nunca.

"El estilo de trabajo de otros fotógrafos y fotógrafas"

Dicho claro y directo, a mí lo que hagan los demás me importa una mierda. Yo soy yo, y los demás me da igual cómo trabajan. Yo hablo por mí, yo trabajo por mí. Cada fotógrafo y fotógrafa imprime la línea de trabajo que ellos quieren. La gran mayoría te pueden dejar ir acompañada, por su forma de trabajar, porque quiern quedar bien, o porque quieren sumar otro nombre a su lista de modelos, ya que no permitir acompañantes en las sesiones de fotos es una razón para perder modelos.

Sin embargo, a mí lo de quedar bien no me preocupa nada. Aparentar ser como en realidad no somos me parece hipócrita, falso y mentiroso. Yo soy sincero, soy claro, soy directo, y no voy a cambiar porque a la gente no le gusta. A mí no me gusta la gente, y tampoco la gente cambia por mí. Cada uno es como es.

Tampoco me tomo la fotografía como una competición de ver quién suma más modelos. Estamos acostumbrados a que las personas son simples números, simples estadísticas, y eso me da asco. Sólo trabajo con gente especial, de calidad, de alto nivel, y con la que exista compenetración en la forma de pensar, y he encontrado mucha más gente de lo que en realidad me esperaba. Es muy buena noticia.

"Comentarios habituales de los amigos de las chicas"

Los amigos en España son como tener enemigos muchas veces. Son peores que los padres. Te dicen que no lo hagas, que no te fíes, que no vayas, que no llames, que no escribas, que les da mala espina, que es peligroso, que lo ven raro, que les llames cuando acabes, y a este ritmo sólo les falta decir que vayas cogida de la mano de tu mamá. ¡Lo he dicho antes! ¡Así va este país!

Conmigo es muy fácil. Sólo doy validez a la opinión de la chica interesada en posar como modelo, y la decisión que ella toma debe de ser libre, voluntaria, propia y personal, en estado sano y lúcido, mayoría de edad por supuesto que sí, y sin estar animada ni coaccionada ni obligada ni enviada por nadie. Todos, y digo todos, estos requisitos, son obligatorios. La opinión de los amigos y amigas, novios, padres o de quien sea, me da absolutamente igual, sea favorable o sea negativa. No me sirve de nada. El único sí válido es el de la modelo.

"La mejor decisión"

Si tomas la decisión equivocada, es peligroso ir acompañada y es peligroso ir sola. El peligro nace en la base, que es la decisión. Si la decisión es mala, a partir de ahí todo va a ir mal.

Si decides ir acompañada, muy probablemente te sentirás más cómoda, más segura, y la sesión perfectamente puede ser un éxito con unas fotos impresionantes.

También puede ocurrir que decides ir acompañada, pero te has equivocado al valorar la persona y es un psicópata o un tarado, con lo que te expones tú al peligro y expones al mismo peligro a tu acompañante, sea chico musculoso y fuerte, o chica. La gente peligrosa de verdad no tiene miedo, y no les importa que vayas acompañada o no. Muy al contrario, en algunos casos se vuelven incluso más violentos y contundentes.

Si vas sola, y también es otro tarado subnormal de mierda, porque tarados hay en otros sitios y tenemos a miles, te expones al riesgo de ser violada, secuestrada y asesinada, sin opción de defenderte.

Por el contrario, también puede ocurrir que vas sola, y es un fotógrafo profesional y experimentado, y tienes una sesión espectacular e inolvidable.

Si decides no ir a la sesión porque no te dejan ir acompañada, también puede ocurrir que estás perdiendo la oportunidad de tu vida. Nunca se sabe cuándo se pierde estas oportunidades.

Como puedes ver, todas las opciones son posibles. Es como las líneas de investigación policiales, que nunca descartan ninguna posibilidad, ni tan siquiera de las personas más próximas y que jamás sospecharías. ¡Así es la realidad!

La decisión es difícil, sí, sí, y el ser humano tiene los peligros mal medidos. Valoramos mal los peligros. Todo aquello que sale de lo habitual, de lo común, todo aquello que es desconocido, que es extraño, dicen que es peligroso. Sin embargo, la rutina, la cotidianidad, el día a día, cruzando la calle de una acera a otro, conduciendo un coche, una moto, o simplemente los trabajos obligados para vivir, causa miles de muertes cada día en todo el mundo, y esto nadie dice que sea peligroso. La sociedad funciona por domesticación y adoctrinamiento.

Repito que la decisión es difícil. ¡Muy difícil! El éxito o el fracaso, ganar o perder, la victoria o acabar muerta, es la diferencia entre acertar en la decisión o equivocarse de lleno.

Antes de tomar la decisión, escucha, habla, piensa, razona, compara, medita, examina, valora, pregunta. Usa el sentido común. Ajústate a cómo eres. Utiliza el cerebro. Hoy en día el cerebro de la gente es WhatsApp, Facebook y estas tonterías. No, no y no. Tienes una máquina impresionante mucho mejor por naturaleza, que es el cerebro.

Respecto a la firme decisión, yo no te ayudo, no te doy consejo, y no te doy ninguna recomendación. Es única y exclusivamente tuya.

Atada en los dos ojos de esta fábrica abandonada. Hoy hemos hecho esta sesión fotográfica en el rincón de los dos ojos de esta fábrica abandonada. Nosotros le llamamos con este nombre, porque la primera vez que lo vimos fue como si dos ojos nos estuvieran mirando, pero no es ningún lugar solitario. La gran mayoría de gente que viene a este sitio son los jóvenes y adolescentes de poblaciones muy cercanas. También se meten en estos sitios traficantes de droga, otro tipo de delincuentes que buscan materiales de obra o cobre, por ejemplo, o vagagundos que no tienen sitio donde dormir y, de forma provisional y muy peligrosa se instalan en un espacio recóndito, pero esto es peligroso porque estos sitios son muy sucios y muy húmedos, y es muy fácil hacerse heridas o infecciones con el mínimo error.

Yo siempre he dicho y defendido el ir muy en cuidado cuando se hacen estas fotos. No se puede hacer un bondage muy complicado, porque en cualquier momento te llega un grupo de gente, y hay que tener planes alternativos muy rápidos. El bondage en estos sitios intentamos que sea estético, bien hecho pero sin demasiados adornos, y nunca se puede olvidar tener un control auditivo y visual sobre un perímetro de seguridad que no os voy a explicar. Esto ya es secreto.

El enfoque me gusta mucho, y hace tiempo que tenía previstas estas fotos, pero nos quedan lejos de casa el escenario. Me gusta porque impresionan los dos ojos como fondo, con Thyffany sentada sobre las ruinas de lo que fue antiguamente estructura de la fábrica, con sus pechos desnudos, la falda de disfraz de colegiala, amordazada con el ballgag y bien atada de pies y manos.

Dura suspensión en estos viejos establos de animales. Este escenario son unos antiguos establos que está previsto tirarlos al suelo y reemplazarlos por otros equipamientos nuevos. Hace algunos años aquí había terneros pequeños, pero ahora ya sólo quedan estas cuatro paredes de cemento y esos cuatro hierros mal puestos. El resto ya está siendo reciclado, porque la ganadería está siempre en constante evolución, aunque la gente no lo sabe.

Hhemos decidido hacer algunas galerías fotográficas en este escenario antes de derrumbarlas, porque este aspecto vacío también tiene sus encanto, y nos gusta este rincón para hacer suspensiones. Son perfectamente sólidos y seguros estos hierros.

Decidimos hacer una suspensión bondage con la modelo amordazada con un ballgag negro y atada paralelo al suelo, atada por los tobillos, los muslos y su torso un poco inclinado hacia abajo, para entrar sus brazos atados en la cavidad natural que se crea por la posición entre el cuerpo y los hierros.

Atada dentro del agua en un paraje selvático. Estos clásicos torrentes, que hay miles y miles repartidos por toda España, muy pocas veces van llenos, o incluso suelen estar secos, con su poca agua estancada, y sus cascadas sólo se llena en lluvias torrenciales.

La mayor parte del año estos torrentes, que hay miles y miles en esta zona de España, llevan muy poca agua, Ahora, tras las lluvias de las últimas semanas en todo el país, está bonito, y su caudal es seguro para poder hacer fotos, siempre usando el sentido común, porque esas rocas mojadas resbalan como si fuera una pista de patinaje, y en sus pequeños remansos de agua acumulada puede llegar al medio metro de profundidad. Además, cuando van llenos no puedes cruzarlos o entrar, porque la fuerza del agua que desciende por las montañas arrastraría a las personas como si fueran hojas caídas de un árbol, y no hay que ser un imbécil. Hay que respetar siempre a la naturaleza.

Nosotros nos pusimos en este rincón sombrío y oscuro, porque me gusta la forma de estas rocas y las raíces del grueso árbol que llegan junto a la orilla, con ese aspecto selvático y salvaje que cada vez es más difícil encontrar por culpa de la presencia humana por todos sitios, e hicimos la sesión fotográfica de la que os he publicado algunas fotografías de muestra.

Suspensión hogtied dura con la espectacular modelo Thyffany Young. Esta suspensión es muy dura, y sólo lo hacemos entre Thyffany Young y yo. Esta suspensión no la hago con chicas porque se quejarían. No la aguantarían. Se necesita mucha experiencia y una actitud impresionante para llevar bien la suspensión y poder soportarla, y Thyffany es perfecta, con experiencia de muchos años, mentalidad y actitud.

Es la realidad, sí. Es una suspensión incómoda. Sufren las muñecas, los hombros, y otro riesgo que nosotros sabemos controlar es los hierros. Thyffany Young está atada a las barras de estas vallas de los establos, que están de reformas y por eso no hay animales en esta zona, pero estas estructuras tienen esquinas, tornillos y otros salientes que pueden provocar rasguños y heridas, ante el mínimo movimiento equivocado. Hay que saber moverse, y también hay que saber no moverse. Por eso no la hago con otras modelos. Además, las muñecas sufren mucho en pocos minutos por la limitación de los hierros y el peso del cuerpo caído pero levantado por las cuerdas. Hay trucos para llevarlo bien, y eso lo sabe Thyffany, y se pueden hacer sesiones increíblemente largas de tiempo, que con otra chica sería imposible.

De todos modos, es una suspensión muy fácil y segura. Las manos están atadas bien arriba, pegadas lo máximo a la barra susperior donde fijo el hogtied. Las piernas están atadas por los tobillos, también a la misma barra, pero aún así es muy dura. Todo el mérito de las fotos es de la modelo.

La anécdota de gritos de miedo lejanos río arriba. Volvimos a este lugar, algo peligroso porque aquí hay gente que vive muy cerca y también excursionistas, porque el día anterior tuvimos que acortar la sesión de fotos, ya que venían de la montaña nubes tormentosas que avecinaban lluvia.

Fue la historia del día anterior, y el día siguiente volvió otra vez a ocurrirnos una anécdota. Habíamos terminado de hacer las fotos atada dentro del río. Nos quedamos a descansar y disfrutar de la naturaleza, siempre alertas, porque ya he dicho que vive gente muy cerca. Hay vecinos. Esto no es el desierto. Aquí hay gente en todos sitios, y de pronto escuchamos gritos muy lejanos. Se escuchaban lejos. Escuchamos una vez más, y volvimos a escuchar gritos río arriba, como si fueran gritos desesperados, de socorro. No se escuchaba con nitidez, por el ruido del agua, pero parecía una voz muy joven, quizá de chica, y fuimos rápidos hacia el lugar de los gritos. Fue unos 300 metros de río más arriba, y eran cuatro niños en torno a los diez años jugando en el río, con un adulto y un coche todoterreno. Estaban jugando en el río.

Esto demuestra que la gente está en todos sitios, y muy cerca, y que siempre hay que estar alerta con la gente. No se puede bajar la guardia nunca. De todos modos, no nos gusta mucho repetir escenarios, y seguimos con nuevos escenarios, porque la diversión es cambiar sitios y aportar variedad.

Sesiones fotos remuneradas bondage para modelos en España. Desde hace muchos años, existe la problemática de las sesiones remuneradas y el abuso que se hace del concepto TFP, porque las discusiones en este campo existen casi desde que se inventó la fotografía.

Yo voy a hablar de esta cuestión sobre todos los puntos de vista, porque me gusta analizarlo todo con profundidad, y no voy a ser políticamente correcto. ¡No! Tengo fama de hablar muy claro y directo. La gente siempre dice que les encanta las personas sinceras. ¡¡¡Una mierda!!! ¡Nos odian!

Lo voy a clasificar por preguntas, y comienzo por el punto más simple y menos problemático, que son las famosas siglas TFP publicadas miles de veces cada día.

"Qué es TFP"

Hay decenas y decenas de miles de anuncios en el que la gente pone que busca modelos, y ofrece TFP. Las siglas TFP significan Time For Prints, que traducido al español significa "Tiempo por copias". Significa que la modelo posa gratis, y el fotógrafo a cambio le debe de entregar copias de las fotos.

También hay gente que las siglas dicen que es Trade For Pictures, o Time for Pictures. ¡Decirlo como os dé la gana! En español es lo que siempre hemos llamado un intercambio gratis.

Existen muchas variantes. Con la invención del CD se puso de moda las siglas TFPCD, y cuya diferencia es que las copias te las entregan en un CD. Luego está DVD y mil cosas que la gente añade.

"Las fotos que se entregan en los TFP"

Eso se pacta entre el fotógrafo y la modelo. Hay fotógrafos que entregan unas cuatro fotos, lo cual es una mierda para la modelo, pero lo mayoritario es que los fotógrafos entreguen entre 10 y 20 fotos. De todos modos, una vez conocí una chica que me explico haber hecho una sesión de fotos, y el fotógrafo le entregó todas las fotos. Eso es muy extraño. Quizá el fotógrafo le mintió y ella se lo creyó, o era un fotógrafo muy amateur, o quería ligar con ella. En fotografía pasan siempre cosas muy raras.

"El uso del sistema TFP"

Los intercambios TFP sólo deberían hacerse con fotógrafos amateurs que no van a hacer uso profesional de las fotos. Está justificado preferentemente para gente joven que está estudiando fotografía, con una edad máxima en torno a los 25 o los 30 años, y algún caso muy concreto y particular, pero es innegable que hay un uso abusivo y perjudicial en el cual pierden las modelos, pierden los fotógrafos y pierden también la fotografía, por las razones que ahora os explico.

"Las modelos, fotógrafos y la fotografía pierde en el exceso de posar gratis"

Esta es mi web bondage, y por lo tanto vamos a hablar de bondage.

Comenzamos con una de las polémicas.

Con el auge de las redes sociales, hay miles de chicas que han posado gratis para gente que se ha hecho su perfil en las redes sociales, y han dicho que se fotógrafos o fotógrafas, o que son maestros shibari y la gente se lo ha creído. En realidad, sólo son aficionados y aficionadas que se han comprado unos cuantos rollos de cuerdas y una cámara de fotos, pero todo el mundo quiere hoy en día ser protagonista de las redes sociales. La gente tiene una obsesión enfermiza con tener más seguidores y seguidoras, miles y miles y miles. Por supuesto el bondage también está afectado por esta mierda de obsesión, y hay miles de chicas que se hacen su sesión de fotos bondage gratis a cambio de algunas copias para ponerlas en su muro.

No es la única situación donde la gente posa gratis en bondage. Hay gente que va a estos peligrosos talleres de los cuales ya he hablado en otros artículos, o se monta performances en sitios de todo tipo, o va a clubs bdsm, y se deja hacer fotos gratis atada o con cuerdas por la gente que está en esos clubs o en esos talleres.

Después estas chicas me vienen a mí, y ya directamente me dicen que son modelos kinbaku, shibari o bondage, y cuánto pago. ¡Vamos a ver! ¡Primer concepto! Posar gratis en una sesión de fotos bondage con alguien que tiene un perfil en las redes sociales, o en un taller, o unas fotos en un club, no es ser modelo. Esto es como sacarse el carnet de conducir, y decir que eres piloto de Fórmula 1. ¡No, no, no! Sabes conducir, pero no eres piloto. ¡Es lo mismo!

Pero aquí hay otro segundo problema. Las chicas han posado gratis para otros fotógrafos, y yo tengo que pagar a estas chicas por la misma temática. Mirado desde el punto de vista del fotógrafo de la sesión gratis, dirá que yo soy idiota, porque pago a chicas que él ha trabajado gratis. Ese fotógrafo pensará que yo soy idiota del culo.

En esta situación, la chica genera una problemática de competencia entre fotógrafos. En la misma temática, posa gratis para un fotógrafo, y para otro fotógrafo pide dinero. ┐Por qué? ┐Uno es idiota y el otro no? ┐Un fotógrafo le cae bien y el otro le cae mal? ┐Me ha visto a mí cara de rico? ┐O cara idiota?

Me acuerdo de una chica, hace ya algunos años, que me dijo que hacía de modelo en talleres, y que había posado para diez fotógrafos en bondage, y me preguntaba a mí cuánto pagaba. Le dije cuántas sesiones reales, remuneradas, había hecho en sus años, y me dijo que ninguna. Esa chica va posando gratis para todos los que hacen bondage en redes sociales, clubs y talleres, para salir en todos sitios. Desde un punto de vista profesional y competitivo, esto es inaceptable. ┐Cuánto voy a pagarle? Nada. Cero.

Esta actitud muy extendida es un gravísimo problema. ¡Basta ya de posar gratis! ¡Basta ya de posar para cualquiera que tiene cuatro cuerdas y una cámara de fotos! ¡Basta ya de posar en gratis en clubs bdsm y talleres! ¡Basta ya de fotos gratis para las tonterías de redes sociales y mil excusas! ¡Perdemos todos! Porque yo no pago a estas chicas. Yo pierdo chicas, sí, es cierto, pero estas chicas pierden dinero y ofertas serias.

"El mercado profesional remunerado en España"

¡Horroroso! ¡Fatal! Las chicas posan gratis para cualquiera que se cree fotógrafo porque se ha comprado una cámara de fotos, y el dependiente astuto le ha dicho que es una cámara maravillosa y profesional y muy buena y etc y etc y etc. ¡Es un vendedor! ¡Lógico! Cualquiera se cree maestro bondage porque se ha comprado uno o dos o tres rollos de cuerdas. Cualquiera se cree una estrella mundial porque tiene tantos seguidores y seguidoras en las redes sociales. ¡Y sigue así!

Es muy difícil encontrar buenas sesiones remuneradas en bondage en España. Prácticamente es casi imposible. Las chicas que posan gratis, dando fotos gratis, destrozan el mercado. Esto provoca competencia desleal, y en España no hay un buen mercado. En las venas de este país todavía se lleva el concepto del "bueno, bonito, barato", y todavía es peor este lema en las fechas actuales, donde la gente ha sumado "y si es gratis, mejor".

Hay muy pocos fotógrafos que paguen bien en sesiones bondage en España, y se cansan de pagar, porque todo es gratis y gratis y gratis. Hace años habían unos cuantos fotógrafos que sí pagaban, y bastante bien, pero ahora cada vez hay menos, y hemos llegado al nivel donde casi es una odisea milagrosa encontrar sesiones remuneradas bondage en España.

Curiosamente, las muy pocas ofertas bien remuneradas que existen suelen ser de fotógrafos que hacen una incursión en el bondage, para experimentar, para tener fotos de esta temática, para su placer, o para venderlas, pero son ofertas muy puntuales de un momento muy concreto. No pertenecen al mercado profesional bondage, y no son ofertas continuadas.

Hace pocos meses hablé con varias modelos de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. Me comentaban que estaban muy contentas, porque tenían sus agendas llenas como modelo bondage durante meses de sesiones remuneradas, en su país y en viajes ya pagados. Esto en España es imposible. Esto no ocurre aquí. Las chicas que posan gratis destrozan el mercado.

"Las remuneraciones en el bondage internacional"

Sí. Mercados muy competitivos, como por ejemplo Estados Unidos o Reino Unido, las modelos no posan gratis. Para no ser tampoco muy tajante, diré que son muy pocas chicas las que posan gratis, porque no está bien visto en su sociedad y en la industria bondage. Allí se entiende que todo lo que sea gratis es amateur, y no es profesional.

Las modelos internacionales profesionales siempre piden sesiones remuneradas, y además piden el coste del alojamiento, del viaje y la manutención. El concepto gratis, en el panorama profesional internacional, no existe, salvo que tengas un romance con el fotógrafo.

"Acerca de si yo pago"

Yo creo que las sesiones de fotos siempre se debería de pagar. Yo estoy de acuerdo en que se debe de pagar, y en mis primeros años yo siempre pagaba, aunque pagaba mal, lo reconozco. ¡Pagaba una mierda de mal! Me encantaría ser rico, vivir en una casa gigantesca y preciosa, tener una piscina espectacular, y poder pagar maravillosamente bien a todas las modelos para que hablen muy bien de mí, pero esto sólo es un sueño. Tenía que administrar muy bien el ajustado y limitado presupuesto.

Ahora ya no pago. ¿Por qué? Las personas que me seguís sabéis que la gente no me gusta nada. La gente me parece repugnante desde el mismo día que nací, o un par de días después, como muy tardío. No soy sociable, no confío en la gente, y sólo me pueden sorprender en demostrarme que cada día aumenta su imbecilidad a límites inimaginables.

Este es mi pensamiento de toda la vida. De todos modos, he ido haciendo planes de vez en cuando con la gente. Me defraudaban como siempre, algo muy habitual, pero he seguido esforzándome y dando un margen. Sin embargo, tras el desbordamiento de la estupidez humana que he visto en esta humillante etapa de la humanidad por el coronavirus, que ha alcanzado unos niveles que ni el propio Einstein calculó cuando habló de la estupidez humana, se acabó el magen. Ya había muy poco margen, es cierto, pero ya no hay margen.

Este país se arruinó en esa fecha. En esa fecha se masacró puestos de trabajo a millones, se descuartizó el futuro de muchos jóvenes, se torturó a las personas más vulnerables de la sociedad, se esclavizó a la pobreza indefensa, se cerró la cultura, se aplicó censura propia de dictaduras o regimenes autoritarios con la cómplice inacción de la gran mayoría de la ciudadanía, y el país perdió una guerra que sentenció su destino. Se instauró un gobierno autoritario que destrozó al país, y desde aquella guerra, que sí, digo la palabra guerra pues también la usaron los políticos, me dedicó a ahorrar, porque la masacre estoy convencido de que no ha terminado. Esto es sólo el principio de todo el exterminio de libertades que la imbecilidad, la cobardía y el pasotismo humano, no han defendido. Es una opinión, recuerda, y estoy en mi pleno derecho por libertades fundamentales, seas quien seas quien esta leyendo este texto.

Esa fecha está marcada para siempre como una tragedia. No ha habido ninguna victoria de ningún tipo, ni la habrá jamás. La derrota fue aplastante, y antes de esa fecha yo sacrificaba una parte de mis ahorros y retrasaba algunas ideas porque destinaba un presupuesto limitado a pagar a modelos. Ahora mi pareja y yo ahorramos lo máximo que podemos para el día de mañana poder comprarnos alguna casa perdidos en algún lugar y que le dén por el culo a la gente. Su ruina y su imbecilidad es tan poderosa y fuerte que arrastra a inocentes. Yo ya evito el contacto con la gente al mínimo imprescindible, y sí, sí, hablo con gente algunos días al mes, pero me encanta la gente muy lejos. Siempre me aparto de la gente.

Mi arte, mi pasión, mi entusiasmo, mis locuras, mis genialidades, mis ideas, mi forma de ser únicay especial, las comparto con mi pareja, que es una persona maravillosa y una modelo extraordinaria. Es un proyecto de mi pareja y yo, y llevamos más de veinte años de experiencia. Eso significa que me estoy haciendo viejo, ¡¡¡mierda!!! No tengo el objetivo de trabajar con miles de chicas. Yo no tengo esta obsesión. Nunca me ha preocupado esto, y ahora mucho menos, pero es curioso que todavía conservo una parte de ese instinto dentro de mí de dar la oportunidad a chicas sin experiencia que quieren probar una sesión bondage real, y me gusta que se diviertan. Cuando vienen estas chicas les impacta que soy muy divertido, que hablo mucho, que no callo, que soy muy abierto, y que en ningún momento dirías que la gente me da asco. Eso le impresiona mucho a la gente cuando habla conmigo, porque parece contradictorio.

Es fácil de explicar. ¡Forma parte de mi genial locura! Creo que las relaciones deben de ser intensas, divertidas, inolvidables, apasionantes y fascinantes. Esa mierda de pasar una tarde en la terraza de un bar tomando una bebida... esa mierda de ir al bar y jugar a cartas... de quedar para ir a mirar tiendas y probarse sombreritos a cada cual más ridículo... ¡qué mierda es eso de diversión! ¡La alegría de la huerta! Tengo miles de planes mejores antes que esas gilipolladas.

En definitiva, el presupuesto es cero. Resumiendo, ahora ya no pago, y no cambiaré jamás de opinión en toda mi vida, bajo ningún concepto, sea la vecina de enfrente o una actriz mundialmente famosa. Es mi forma de ser, y no esta en venta.

"Estoy de acuerdo en que las sesiones deberían de ser pagadas"

Las sesiones a modelos deben de ser pagadas. No hay que posar gratis. Para mí en este sector hay un problema muy grave en España. Mientras más chicas posen gratis, menos ofertas remuneradas existen, porque destrozan la igualdad legal de competencia entre fotógrafos. A mayor oferta gratis, menor mercado de calidad. ¡Gratis no es calidad! ¡Gratis es muy caro! ¡Se ha dicho siempre!

Repito de nuevo. No hay que posar gratis en talleres o workshops. No hay que posar gratis para gente que está en un club bdsm o lo que sea con su cámara de fotos en la mano. No hay que posar gratis para gente que tiene un perfil en las redes sociales, y dicen que son maestros, o atadores, o atadoras, que también hay chicos y chicas. Cada nueva chica que posa gratis es una oferta menos remunerada.

Las dudas ante las sesiones remuneradas, las distintas remuneraciones o si son no remuneradas, se deben de preguntar y hablar. Es cierto que se pueden llegar a acuerdos económicos, o a veces los fotógrafos y las modelos no nos ponemos de acuerdo. No pasa nada. Es como comprar ropa. A lo mejor no te gusta el precio, y buscas otra pieza de ropa. Es la actitud lógico del mercado. Es buscar fórmulas que gusten a las dos partes, modelos y fotógrafos, pero no hay que posar gratis. Se destroza el mercado. Se destroza el bondage con auténticas mierdas de fotos. Se destroza el arte de la fotografía. Se destroza la igualdad y la competencia legal entre fotógrafos. Se destrozan ofertas remuneradas, para la propia chica y para futuras modelos interesadas. ¡Basta ya de posar gratis! Perdemos todos y todas, chicas, fotógrafos, bondage y el arte de la fotografía.

Atada dentro del agua junto la vegetación del río. Elegimos usar estas cuerdas de tono fucsia brillante para resaltar el bondage sobre los tonos verdes de la vegetación en este tramo del río, aprovechando que el color de estas cuerdas es bastante brillante porque tienen mucha fibra sintética añadida a su algodón.

Usamos muchas cuerdas alrededor de su cuerpo, porque la idea era destacar las cuerdas y conseguir tonalidades de colores similares en el reflejo en el agua. Esto es un río, su corriente desciende por las montañas, y por lo tanto los reflejos no son como en el agua quieta. En la misma sesión fotográfica, con menos de un segundo de diferencia, salen reflejos de todo tipo, encogidos, estirados, anchos, vistosos, apagados, y otros. Esto depende de las ondas y las corrientes en ese momento de la foto.

Las manos están atadas a la espalda por las muñecas, e hice un adorno juguetón serpenteando la cuerda desde sus muñecas hasta los hombros, para evitar que esta cuerda de adorno resbalara, y ver cómo se veía en las fotos. Hay que probar ideas y creatividad, y el resultado fue divertido.

Hoy un fácil hogtied atada en la playa. Hemos hecho una nueva sesión atada en la playa, pero esta playa es peligrosa y complicada por las personas que van. Las playas del litoral mediterráneo son turísticas, moldeadas por el ser humano, pensadas para tomar el sol y atraer turismo. Tenemos un buen clima y eso hace que hay gente en la playa todo el año, y en las playas más solitarias hay gente que yo llamo depredador sexual. Son hombres que van de caza, como digo yo. Van a mirar si hay gente practicando sexo en la playa, si hay gente desnuda, y en ocasiones se insinuan o hay hombres que proponen sexo, incluso con hombres,pero no son gays la gran mayoría, no. Sólo son hombres de caza, con un instinto primitivo animal de comportamiento, buscando sexo, lo que sea con quien sea.

En este tipo de playas hay que ir preparados y con mucho cuidado. Lo sabíamos, pero queríamos hacer una sesión de fotos en estas rocas, por lo que tomamos las precauciones necesarias, porque los problemas siempre existen. Quedarse en casa sentados no es la solución, porque la vida está llena de imbéciles en todos sitios. Los problemas existen, para nosotros ¡¡¡y para ellos!!! Son las reglas del juego.

Una de las normas de seguridad, en estos casos, es no distraernos con bondage complicado. Ha de ser algo rápido de atar y desatar, y opté por un hogtied, amordazada y vestida con un top y un short negro muy sexy, y atada con las cuerdas justas y necesarias. Añadí una cuerda atando los dedos de las plantas de los pies, y en diez minutos ya habíamos hecho la sesión de fotos.

Atada en un silo. Tenía ganas de hacer fotos en este silo, pero es muy grande. Os he puesto en la galería una foto con el plano todo abierto, y apenas se ve la modelo, porque este silo hace más de cinco metros de altura. Estos grandes tamaños son complicados para las perspectivas de mostrar las ataduras, y además en muchos planos me salen incluso las casas de los vecinos en las montañas.

El mejor espacio era la escalera, bien arriba, pero es muy complicado y requería unas medidas de seguridad extremas, porque necesitaba elevarme con tractor y otros detalles, y era demasiado tiempo. Además, al ser una zona elevada, desde lo alto del silo nos ven a kilómetros de distancia, y eso no podía ser.

Decidí hacer la sesión a pie de silo, en el poste de hierro que dejaba el sol a mi espalda, recto a estas horas del día.