Bondage en las ruedas especiales de este carruaje encantador

Este carruaje tiene mucho encanto, porque recuerda mucho los carruajes antiguos de siglos pasados. Las ruedas son un símbolo muy codiciadas, aunque quizá mucha gente no lo sabe si no entiende de estos vehículos.

Estaba muy claro que la sesión de fotos bondage en este carruaje debía de ser en la rueda trasera, por su gran envergadura. Thyffany se puso de pie, con las piernas atadas abiertos a los radios de la rueda. Puse la cuerda serpenteando, rodeando primero toda su pierna de arriba abajo y terminé con el recorrido vertical, uniendo cada vuelta de las cuerdas, para evitar que resbalaran. El cuerpo lo tiene atado por el pecho y la cintura a la rueda, y la posición de los brazos la tenía muy decidida desde el inicio. Tiene los brazos atados apoyados en la misma curvatura de la rueda, cada uno hacia su lado, con la misma técnica de rodear y tensar las cuerdas para quedar bien atada.

 

Sensual bondage atada en la granja

Estas vallas son de las granjas donde habían vacas y terneros. En ocasiones quedan vacías, y nosotros hemos querido aprovechar la oportunidad para hacer una sesión bondage atada en la granja sin animales dentro, con la estética típica de las granjas y estas vallas recias.

Comencé por la posición de los brazos abiertos paralelos a los laterales, atada a la barra superior, unidos los brazos a los hierros con cuerdas por los brazos y las muñecas. Me gusta esta posición, y además decidí hacerla en suspensión, con las piernas atadas en frogtied y levantadas del suelo. Las barras posteriores, por detrás de las piernas y de la espalda, consiguen que la modelo quede completamente recta, frontal y muy inmóvil, porque no tiene casi nada de margen de movimiento, y me gustan las fotos amordazada porque el bondage real, bueno, el de calidad, debe de ir acompañado de una mordaza.

 

Espectacular suspensión boca abajo atada por un pie del tractor

Hoy os he publicado esta espectacular suspensión atada en el tractor por un sólo pie. Hace tiempo que teníamos pensado hacer una espléndida suspensión atada por un sólo pie, y hoy teníamos un cielo azul celeste precioso, sin contaminación y apenas unas mínimas nubes en las montañas.

Es una suspensión perfectamente segura. Las cuerdas están perfectamente colocadas, y Thyffany Young además es una modelo increíble con muchos años de experiencia. Ha hecho muchas suspensiones boca abajo en toda su trayectoria como modelo, y es la mejor modelo española de todos los tiempos. ¡A quien le dé envidia que se joda! Miramos la duración de de las cámaras de vídeo al acabar la sesión, y comprobamos que estuvo en esta suspensión 15 minutos y 04 segundos. ¡Y ella podía seguir! De todos modos, ya había hecho fotos desde todos los ángulos y posados que yo quería fotografiar, y ya era mejor terminar por prudencia.

 

Bondage atada en el Land Rover

Este coche es un Land Rover muy antiguo, y esta aquí aparcado porque le hacen falta muchas reparaciones si se quiere conducir, pero yo lo quería para usarlo como escenario de una sesión fotográfica, y como escenario de fotos está genial y perfecto.

La modelo posa vestida de militar erótica, y tiene las piernas atadas muy abiertas, a una serie de hierros que hay en ambos laterales de la carrocería. Las manos las tiene atadas a la espalda, dando ese margen de poder estirar y encoger los brazos para hacer posar distintos, y una vez ya amordazada comenzamos a hacer las fotos.

 

Atada sobre el capó de un Seat 850 Especial

Este coche es un Seat 850 Especial, un vehículo de la España antigua y que las nuevas generaciones no tienen ni puta idea de que existía este coche. Sí, sí, con este coche, que el aire acondicionado era abrir las ventans y sacar la cabeza para que te diera la corriente de aire, la gente se montaba viajes muy largos. Sí, con este coche de volante que tenías que ir al gimnasio y ponerte cachas para girarlo, la gente se iba de vacaciones. Sí, este era un coche típico de esa España de los 600 y los 127 y el 850, por poner tres ejemplos.

Nosotros hicimos la sesión con Thyffany atada sobre el capó del coche antiguo, con las piernas atadas por tobillos y muslos, las manos atadas a la espalda y amordazada. La toma fotográfica está muy clara, enfocando a los valles y campos que tiran hacia arriba, porque quedaba precioso el azul celeste de un cielo radiante, claro y despejado. Puede decirse que, sin pretenderlo, el coche está aparcado en la posición perfecta para las fotos.

 

En este artículo hablamos de las lesiones en bondage y de sus consecuencias, tanto en el plano ético, profesional y de confianza, como en el ámbito jurídico, qué dicen las leyes de las lesiones, y sus consecuencias penalesi.

 

Atada desnuda junto tres caballos

Hace un mes os publicamos las fotos de Thyffany Young atada y sentada desnuda encima de un caballo sin silla, y hoy ponemos otra galería con caballos. En esta ocasión, hemos hecho las fotos con la modelo de pie, desde tobillos hasta hombros, con los brazos atados a la espalda y tres caballos a su alrededor.

He buscado unas fotos bonitas, impresionantes, en contacto la modelo y el caballo, ambos transmitiendo confianza y cariño. Se tocan, están juntos, y también hice fotos con la modelo entre tres caballos. Vuelvo a decir que hay que saber de caballos para hacer estas fotos, por seguridad de todos, de la modelo y de los caballos, y que nadie sufre ningún daño, molestia y ni tan siquiera estrés.

 

Erótica suspensión en estos viejos establos de animales

Este escenario son unos antiguos establos que está previsto tirarlos al suelo y reemplazarlos por otros equipamientos nuevos. Hace algunos años aquí había terneros pequeños, pero ahora ya sólo quedan estas cuatro paredes de cemento y esos cuatro hierros mal puestos. El resto ya está siendo reciclado, porque la ganadería está siempre en constante evolución, aunque la gente no lo sabe.

Hemos decidido hacer algunas galerías fotográficas en este escenario antes de derrumbarlas, porque este aspecto vacío también tiene sus encanto, y decidimos hacer una suspensión bondage con la modelo amordazada con un ballgag negro y atada paralelo al suelo, atada por los tobillos, los muslos y su torso un poco inclinado hacia abajo, para entrar sus brazos atados en la cavidad natural que se crea por la posición entre el cuerpo y los hierros.

 

Suspensión boca abajo atada en el barco velero

Espectacular sesión bondage atada en un barco, simplemente hecha con tres cuerdas de cinco metros, atada en suspensión boca abajo desde el botalón del barco.

Habíamos hecho las primeras sesiones atadas en el barco en alta mar, y al llegar a puerto Tuka propuso hacer una suspensión atada en el botalón del velero y boca abajo. Esta sesión es casi imposible hacerlo mar adentro, en este Mar Mediterráneo, porque el sólo balanceo del barco hundiría la modelo en el agua y sería muy peligroso, y eso está terminantemente prohibido. Necesitaríamos un mar en calma absoluta, que no fuera verano para evitar los vientos térmicos, y la única posibilidad era en puerto.

 

Dura suspensión hogtied en la valla del establo

Esta es una suspensión bondage muy dura y sólo lo hacemos entre Thyffany Young y yo. Esta suspensión no la hago con chicas porque se quejarían. No la aguantarían. Se necesita mucha experiencia y una actitud impresionante para llevar bien la suspensión y poder soportarla, y Thyffany es perfecta, con experiencia de muchos años, mentalidad y actitud.

Es la realidad, sí. Es una suspensión incómoda. Sufren las muñecas, los hombros, y otro riesgo que nosotros sabemos controlar es los hierros. Thyffany Young está atada a las barras de estas vallas de los establos, que están de reformas y por eso no hay animales en esta zona, pero estas estructuras tienen esquinas, tornillos y otros salientes que pueden provocar rasguños y heridas, así que hay que saber moverse, y también hay que saber no moverse. Por eso no la hago con otras modelos. Además, las muñecas sufren mucho en pocos minutos por la limitación de los hierros y el peso del cuerpo caído pero levantado por las cuerdas. Hay trucos para llevarlo bien, y eso lo sabe Thyffany, y se pueden hacer sesiones increíblemente largas de tiempo, que con otra chica sería imposible.