Niki Stern estaba muy animada. Era su primer día como modelo bondage, su primera experiencia con las cuerdas, y por lo tanto las sesiones de bondage elegidas estaban ajustadas a su medida. Llevaba dos sesiones, y estaba decidida para hacer una tercera sesión, y por supuesto nosotros también estábamos encantados. Siempre respetamos el entusiasmo real y verdadero de las personas.

Niki había demostrado criterio, personalidad, seriedad y responsabilidad desde el primer minuto que hablé con ella, y esto es fantástico. En España y en Barcelona no es habitual, y le preguntamos si quería probar una sesión de equilibrio, atada con los brazos a la espalda, un tobillo atado con la pierna doblada levantada hacia arriba, amordazada, y apoyándose con un solo pie.

Son sesiones que hemos hecho muchas veces, y son sesiones seguras. Además, tenía a su lado sacos de boxeo apoyados en la pared, que le servían de colchoneta, pero estas sesiones son de equilibrio principalmente. La modelo se puede balancear voluntariamente, puede dirigir su balanceo, y le permite deleitar con posados de todo tipo, frontales, laterales, de espalda o incluso puede levantar el pie del suelo, y durante unos segundos sentir la sensación de una suspensión. Es una opción muy buena para modelos primerizas en el bondage profesional.

Para hacerlo un poco más complicado, Niki se apoyaba sobre un "bolsu, un bolso"… digo… ¡perdón! … un bosu. Yo no tenía ni idea de cómo se llamaba este elemento. Me lo enseñó Niki. Me suena a la frase en catalán de "cariño, traéme el bolsu" , pero en fin… yo no soy el que pone los nombres a las cosas.

Fue la tercera sesión sencilla del día con Niki, y por ser su primera experiencia fue suficiente. Se comportó genial, y os hemos puesto todas sus sesiones en esta categoría de "Gym Bondage", que es donde clasificamos las fotos de bondage en el gimnasio.