Interesante posibilidad atada en suspensión al saco de boxeo, con las cuerdas del cuerpo y de los brazos atados al saco, amordazada con un ballgag y las piernas atadas, dobladas hacia arriba, a las fijaciones de seguridad puestas en el gimnasio.

Toxic Montrosities es una modelo con mucho nivel en bondage porque su actitud y su implicación es perfecta. Comparte las mismas ideas en bondage que nosotros, y poder acoplarnos en los conceptos de bondage con esta exactitud tan idéntica ayuda mucho.

La suspensión es completamente segura. La seguridad siempre es el punto más importante en toda sesión, y debe de ser máxima. No puede haber ningún margen de error, y colocamos una cuerda de seguridad para evitar que resbalara por el saco. ¡Ni un centímetro!.

Ella estaba muy cómoda. Las ataduras eran firmes. A los cinco minutos de las primeras fotos quisimos mover el saco para fotografiar de costado, y entonces vino la parte divertida. ¡No se podía!. La seguridad de las ataduras tan fuertes en los anclajes no dejaban moverse ni el saco. ¡El saco también estaba atado! Tuvimos que hacer las fotos laterales junto la pared. ¡Ya nos movemos nosotros! ¡Fue la anécdota simpática!.