Sesión de boxeo con Volga, modelo que es una prodigiosa atlética muy elástica. Lencería sensual de blanco sugerente para el show, guantes puestos, bien asegurados, y el combate comenzó en su primer roung con Volga en bondage. Las manos atadas delante, los tobillos atados juntos, y ambas cuerdas hacia arriba, atadas en el soporte que mantiene el saco con firmeza, para mayor seguridad.

Esa mezcla de colores rojos, negros y blancos, su piel bronceada, su pelo rubio, y en cierta manera atada en suspensión, da una preciosa tonalidad visual a su erotismo.

Por supuesto, no debemos de olvidar que las manos atadas con los guantes de boxeo nos daba ventaja a nosotros para el combate, traviesos que somos. ¡Que nadie pregunte quién ganó! No hubo combate. Nosotros siempre buscamos risas y diversión, que de todos modos también nos gana Volga en risas, muy sonriente y simpática, como siempre.