Decidimos quitar uno de los sacos de entrenamiento para los deportistas, y hacer una posición en la que Volga nos volviera a deleitar con su extraordinaria elasticidad. Con las manos de Volga atadas delante, empujamos de la cuerda hacia arriba para que sus brazos quedaran estirados, bien levantados, hasta sólo tocar con la punta de los dedos en el suelo.

Acto seguido, atamos una cuerda a su tobillo, y Volga, toda sola, llegó a subir su pierna hasta colocarla toda vertical, hacia arriba, con los dedos apuntando completamente rectos y directos al techo del gimnasio. Nosotros seguíamos las indicaciones de Volga, que ella es la maestra en estas habilidades atléticas, y nos comentaba que estaba muy cómoda, sin ningún problema. ¡Espectacular!.

Todavía fue más magistral cuando en plena sesión Volga levantó su pierna de apoyo del suelo y comenzó a hacer figuras acrobaticas en el aire, moviendo la pierna en todas direcciones y manteniendo su cuerpo en suspensión por las cuerdas de las muñecas y los tobillos.

Siempre es una maravilla disfrutar de su arte y su belleza.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com