Habíamos terminado la sesión con Lady Black atada a las ruedas de este coche, y ahora puse en práctica la segunda idea que tenía pensada para este mismo escenario. Era sentada encima del coche, con las piernas ligeramente abiertas atadas por rodillas y por tobillos a los hierros de ambos laterales que forman la estructura sólida del coche. Tensamos las cuerdas, para crear esa situación bondage donde no se pueden cerrar las cuerdas, pero no hicimos la tensión al máximo porque estos coches antiguos clásicos son muy frágiles, y no hay que romper nada. No se trata de ser bestias.

Los brazos los tenía atados juntos a la espalda, apoyada sobre la maleta que acompañaba en ocasiones este tipo de vehículos, y una cuerda salía de las muñecas atadas a otro de los hierros traseros, quedando la modelo con los brazos atados hacia atrás.

Este coche también tiene un gran encanto fotográfico, porque esos tonos negros, el tapizado, y los dos fanales colocados en la parte delantera del vehículo, le dan una apariencia de un coche tétrico, de esas películas de terror o misterio o tipo de la Familia Addams.

Somos la primera web bondage en todo el mundo en hacer bondage con chicas atadas en estos típicos vehículos antiguos clásicos muy retro, y para mí las fotos siempre tienen que buscar ser vistosas, atractivas, originales y sorprendentes. Esta sesión, lógico, me ha gustado mucho.