Este coche clásico antiguo era muy grande. Estaba cubierto con su capota, y decidimos hacer las fotos en formato descapotable, porque encontrábamos el coche más bonito y al mismo tiempo nos permitía la foto de la modelo dentro del vehículo. La capota puesta ensombrecía demasiado la modelo en el interior de este coche.

Lady Black se tumbó sobre el reposapies, aprovechando que era ancho. Tenía los brazos bien atados a la espalda por codos y muñecas, imposible de desatarse, y con las cuerdas rodeando su cuerpo que mantenían sus brazos pegados a la espalda. Las piernas las tenía atadas juntas, caídas sobre la maleta del vehículo que en aquella época hacia función de maletero supongo, y dos cuerdas ataban sus piernas a los hierros firmes donde se sujeta la capota.

Quedaba un posado muy estilizado, bella con sus pechos desnudos y ese piercing sensual en los pezones, los bonitos tatuaje de su cuerpo, y comenzamos a hacer las fotos desde todos los ángulos posibles, porque no había mucho espacio. El lugar esta bastante saturado y sobrecargado de objetos, y hay ángulos fotográficos que son imposibles por las paredes y las columnas. ¡Ya se entiende que no voy a tirar las paredes para hacer algunas fotos, no soy tan animal! ¡Lógico!.

Después de diez minutos de fotos, añadimos la segunda modelo en la escena. Se puso Thyffany Young en el asiento del conductor, con las manos al volante y a las cuerdas, mirando a Lady Black bien atada, y la imagen quedaba fantástica. Ha sido muy difícil elegir las fotos porque me gustaban muchas fotos, pero no voy a publicar cien fotos, y he tenido que descartar muchas fotos que me encantaría publicar. He decidido publicar una variedad de posados y enfoques.