Hicimos un nuevo bondage atada en neumáticos, que siempre dan muchas opciones creativas en las sessiones de fotos creativas. Los neumáticos puedes colocarlos de muchas maneras, hacer formas de todo tipo, o usar desde un neumático a decenas o incluso centenares de neumáticos.

En esta nueva sesión hemos usado diez neumáticos, de características muy similares, aunque como bien sabéis los neumáticos son diferentes dependiendo de factores como puede ser la marca o el tipo de vehículo. Colocamos los diez neumáticos apoyándose en su banda de rodadura, en hilera, y la modelo atada por las muñecas, los tobillos y las piernas juntas. Después, colocamos una cuerda muy larga por dentro de los neumáticos, atada desde los tobillos hasta las muñecas, pero pasando por el hueco interior de los neumáticos, bien tensa. Una vez atada, fue poner el detalle de estar amordazada y comenzar las fotos.

La dificultad de esta sesión fotográfica es que los neumáticos ruedan. ¡Lógico! ¡Son neumáticos! Hay que ir muy despacio y muy precavido cuando la modelo se sube a los neumáticos, porque son inestables y al momento se desmonta toda la estructura montada. Los neumáticos podían rodar sin avisar y la modelo se podía caer, y para evitarlo se colocan piedras u otros objetos delante de las ruedas, pero es muy feo y no queda bien estético. Optamos por una segunda solución, también efectiva, y la sesión quedó muy bonita para nuestra temática de bondage en neumáticos.