BODYBUILDING MASCULINO La estética y el volumen de la musculatura

26 de septiembre de 2017..

Entre este atleta masculino de bodybuilding y yo hay pocas diferencias. ¡Muy pocas! ¡Casi somos como hermanos gemelos!. Por citar algunas de estas diferencias estaría el pelo, él rubio con todo su cabello y yo de pelo que no se ve ni el color, quizá un milímetro de grosor. Otra diferencia son esos ojazos azules con su mirada seductora, distintos a mí sin necesidad tampoco de entrar a detalles y tocar los huevos. La tercera diferencia sería sus abdominales, marcadas, profundas, grandes, fijas al frente de su cintura, y que yo no luzco porque las olvidé en casa. La cuarta de estas diferencias sería el pecho, ancho, de amplio contorneo, canalillo estético, mientras yo luzco el pectoral común, que sí, ¡ése! ¡y ya está! ¡Vale! ¡No nos parecemos en nada!.

Ahora hablando en serio, estuvimos con las competiciones de bodybuilding masculino. Hay una amplia diversidad de categorías, y encontramos deportistas con unas masas musculares estéticas muy logradas. Lógicamente, según la categoría, encontramos desde volúmenes más pequeños hasta otros que deben de hacerse las camisetas a medida. No entran sus brazos por las mangas, y sus dorsales deben de necesitar ropa que habrán superado decenas de test de seguridad. ¡Hay masas musculares gigantescas! ¡Muy voluminosas!.

Toda esa estética es mucho trabajo, como ocurre con las deportistas en su categoría femenina. Son horas de gimnasio, pero la gran parte del éxito es una dieta típica de su deporte, que mantienen a rajatabla, sobre todo con las proteínas que es la base imprescindible de su comida. Hay deportistas que nos han explicado que mantienen la misma dieta, a la misma hora, pesándose muchas comidas, durante años, cada día, sin un solo error y sin ninguna excepción. No se permiten ningún capricho. ¡Ni uno!. Nos comentan que, de otro modo, no conseguirían sus excelentes resultados de volumen y definición muscular para los campeonatos.

También nos comentan otros deportistas que estos tópicos de la dieta estricta no se deben de exagerar, porque depende en cierta manera del entrenador, ya que a nivel profesional, como es habitual en el deporte, ellos y ellas también tienen entrenadores personales. Algunos entrenadores optan por recomendar una comida de descanso semanal. Esta comida la pueden elegir libremente los deportistas, si bien quieren hacerla un lunes al mediodía o un sábado por la noche. Los deportistas que se rigen por esta opción suelen elegir fin de semana, ya que así comienzan con fuerzas la semana, y esta comida libre consiste en que pueden comer lo que les dé la gana. Es de libre elección.

Otro tema que ha evolucionado mucho en este deporte es el tinte usado para hacer que las luces del escenario, muy potentes, no se coman y palidezcan el relieve del músculo. Esto no es la pintura de las paredes de la casa. Ahora ya han mejorado mucho, y el mercado actual hace unos tintes mucho menos agresivos que los tintes antiguos. Hace años costaba una semana que se fueran los tintes, y las manchas de la ropa de competición eran en sus principios casi imposibles de quitar. Ahora nos explican que ya son muy fáciles de librarse del tinte.

A nivel competitivo, es lógico que todos quieren ganar. ¡Como ellas! En las competiciones hay que ir a ganar. Si no se puede, porque los rivales son mejores, se felicita por el sano espíritu deportivo, pero siempre se debe de dar lo máximo de uno mismo, y el objetivo es ganar. Ese espíritu correcto favorece el espectáculo. Atrapa la atención del público, que frente al escenario, sentados en las sillas, de pie o buscando un hueco para mirar entre la multitud, no se pierde detalle, anima, aplaude y respeta a todos, al ganador y a los competidores. Esto es deporte.