Esta es otra galería muy famosa que hicimos en el año 2008 más o menos, y que fue una sesión de bondage en el billar. Estaba todo lleno de billares el local. Es enorme. En fechas anteriores aquí se había rodado un anuncio para una empresa muy conocida que no os voy a poner el nombre.

Nosotros nos fijamos en que el local tenía unas extrañas barras de hierro y pasarelas por encima de las cabezas, mirando hacia arriba. Nos explicaron que había sido una discoteca y conservaba todas esas estructura para focos, altavoces y mil cosas, y nos fue genial esos elementos, porque nos permitía hacer una suspensión delante de las billares.

La idea, para hacerlo divertido, era jugar al billar con una suspensión bondage atada frente al billar, y Thyffany jugando al billar atada en suspensión. La dificultad era subir la cuerda hasta los hierros. Calculé a ojo unos cinco metros de altura, y yo no soy tan alto. Nos ayudaron desde el propio local, usando una escalera muy larga para poder poner las cuerdas.

Decidimos poner el aro como punto intermedio, y así nosotros poder trabajar la suspensión. Le hicimos un arnés completo en el cuerpo a la modelo, y estos arneses son perfectamente fiables y cómodos para las suspensiones.

Fue una galería muy famosa, y nos lo pasamos muy bien. Thyffany juega muy bien al billar. He visto a centenares de personas perder contra ella, y conozco anécdotas muy divertidas. En una ocasión, dos chicos presumían de jugar muy bien al billar delante de todas las personas, ellos varoniles, presumidos y muy creídos y prepotentes. Thyffany jugó con ellos, y ganó Thyffany. ¡Que se jodan los chicos! Me encantó la cara desencajada que les quedó a los chicos con la derrota.

Nosotros también jugamos con Thyffany al billar atada, y casi perdemos. Metió cinco bolas seguidas atada. Menos mal que estaba atada y no llegaba a la otra esquina. ¡Casi perdemos!.