Seguimos renovando las antiguas galerías de bondage suspensión, que estaban hechas en escenarios feos hace años. Tengo preparados nuevos escenarios para las ideas de suspensiones que tengo planeadas, pero mientras tanto estamos sustituyendo las viejas galerías por estas nuevas suspensiones hechas en un edificio abandonado.

Hicimos varias suspensiones en una pared donde nos encontramos con hierros bien clavados y fijados bien arriba. La idea era hacer tres suspensiones el mismo día, que era el mismo número de suspensiones que queríamos sustituir. También nos fue bien para practicar suspensiones en condiciones difíciles, porque Alexia iba a estar casi tocando la pared, muy cerca, sin espacio por el otro lado lógicamente, y el suelo era un mar del tejado caído y mucha ruina del antiguo edificio. Estamos entrenados y acostumbrados a hacer suspensiones en condiciones difíciles. Son años de experiencia.

Elegimos una suspensión atada boca arriba, desnuda y con los ojos vendados, las manos atadas a la espalda, las piernas atadas juntas, y la suspensión con las cuerdas atadas sólo por dos cuerdas en la cintura.

Con esta posición Alexia podía curvarse hacia atrás y hacer unos bonitos posados. Podría haberle hecho un hogtied inverso, es decir, estando boca arriba, pero prefería dejarle movimiento en las piernas, que así podía estirar las piernas, ponerse recta, separar los brazos del culo y mucho más. La suspensión del hogtied atada boca arriba también la tengo pensada, pero la haremos otro día en otro escenario, que pueda enfocar desde ambos lados.