Este día decidimos probar cómo salían varias suspensiones en una pared donde nos encontramos con hierros bien clavados y fijados bien arriba.

Elegimos probar tres suspensiones distintas que se podían hacer continuadas una tras otra porque Thyffany Young es una modelo bondage impresionante con mucha experiencia, y con ella se puede trabajar estas suspensiones juntas.

La primera suspensión fue atada boca arriba, desnuda y con los ojos vendados, las manos atadas a la espalda, las piernas atadas juntas, y la suspensión con las cuerdas atadas sólo por dos cuerdas en la cintura. Con esta posición Thyffany podía curvarse hacia atrás y hacer unos bonitos posados.

La segunda suspensión fue Thyffany atada boca abajo, las manos atadas a la espalda estiradas hacia arriba, y cuerdas por cinturas y piernas que se unen al punto alto donde se sujeta la suspensión.

La tercera suspensión fue un hogtied suspensión donde se pudiera captar en el campo fotográfico el suelo con toda la ruina derrumbada del antiguo tejado, y en la parte superior el cielo de un fuerte azul intenso en estas fechas del año.

Las tres suspensiones son duras e incómodas, y además son difíciles de hacer en las condiciones de este escenario. El suelo está lleno de las partes derrumbadas de la fábrica, ladrillos, cristales, hierros, y todo tipo de material, que se mueve al pisarse. Algunos bloques son muy pesados, y no pueden moverse fácimente. No hay sillas donde subirnos, no hay escalera que nos ayude, la cuerda no resbala en los hierros, y no tenemos ninguna de las facilidades que suele haber en escenarios interiores. La parte positiva es que aprendemos mucho mejor y tenemos un gran dominio en condiciones difíciles, y las tres suspensiones salieron maravillosas.

Estos entrenos son mérito de Thyffany Young, que da máxima confianza con su experiencia y con su profesionalidad.