Las suspensiones boca abajo son muy fáciles de hacer para atar, y todo el mérito es siempre de la modelo, a mayor mérito y elogio mientras más tiempo aguanta, lógicamente, porque se pueden hacer todas las fotos planificadas.

En el campo de atar bondage en estas suspensiones, las únicas dificultades dependen de si el soporte de la suspensión es recto o no, si está muy alto o bajo, o si se tiene poleas o escaleras, o detalles similares que puedan ayudar en la suspensión.

Buscamos practicar una suspensión donde hubiéramos formado una red de cuerdas con las piernas muy atadas desde la cintura hasta los tobillos. Los puntos de apoyo en estas suspensiones se colocan en las cuerdas. Los brazos están atados a la espalda, y la cuerda está unida a los hierros clavados en la pared, pero no intervienen para nada en la suspensión. Estas cuerdas de los brazos no hacen ningún apoyo, y su función sólo es estético, que la modelo esté bien atada y no se balancee.

La parte difícil de esta suspensión fue subir a colocar las cuerdas en el soporte superior, porque yo no hago dos metros de altura, pero el gimnasio ya me habían comentado que tenían escaleras, y fue muy fácil. En el bosque es mucho más complicado.

Thyffany es una modelo espectacular, con mucha experiencia, y aguantó sin problemas. Me sobró incluso tiempo, y pudimos hacer todas las fotos previstas. Fue interesante, y un muy buen ensayo porque queremos hacer una sesión similar muy bonita en un escenario impresionante, y que haremos dentro de poco. También la publicaremos en nuestra website, como siempre.