Dentro de la fábrica abandonada hay áreas muy derrumbadas, con las paredes y las vigas caídas, y el suelo cubierto de montañas de ladrillos, cascotes, yeso, hierros y baldosas en mil pedazos.

Nos subimos por los montes de runa, casi escaladores, con cuidado a cada paso porque muchos ladrillos ceden al pisarlos, y encima de todo vimos un trozo de pared, de poco más de un metro, que se conservaba todo unido, seguro, encajado de tal forma que no cedía, bastante plano, y fue el lugar escogido para hacer una sesión con el encanto propio de estos lugares.

La posición elegida fue atada con las piernas en frogtied, las manos atadas a la espalda, los ojos vendados con esa venda de color negro que hace un conjunto genial con el pelo de Alexia, y vestida con un sensual top y short blanco. Junto las cuerdas rojas y las tonalidades de esa fabrica derrumbada, quedaba una escena muy elegante.

La variedad de ángulo fotográfico era muy grande. Por el momento os hemos puesto sólo tres fotografías, pero hicimos centenares. Se podía enfocar centrándonos en la modelo y los ladrillos derrumbados, abriendo enfoque para enseñar el contraste con la parte de la fábrica en pie, enfocando el precioso cielo azul de aquel día espléndido, y haciendo las fotos en todas direcciones, desde la izquierda, desde la derecha o desde arriba.

Hay tomas fotográficas muy bonitas que os publicaremos en los próximos meses.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com