Tras la primera sesión del día en las columnas erguida de la fábrica abandonada, nos dirigimos a la parte trasera del edificio, donde se despejan todas las dudas de su estado de derrumbe muy cercano a ser un lugar en ruinas. Sólo queda en pie una mínima parte del edificio, con un tejado agujereado e inestable que muestra muy sabiamente no hacer suspensión o sesión debajo de éste.

En la parte trasera no queda nada en pie. Las vigas, las paredes, el tejado y las columnas, están esparcidas sobre un suelo oculto bajo toneladas de escombro y piedras. Precisamente, en una de estas vigas caídas habíamos planificado los días antes hacer una sesión, con Alexia tumbada recta sobre la viga que resaltaba en ese mar de cascotes y ladrillos, completamente recta, con un precioso vestido negro muy sensual y sexy con el que está maravillosa. Las cuerdas van desde sus tobillos hasta los hombros, atando su cuerpo con las cuerdas por debajo de una viga que no había forma de moverla. En todo caso, con una grúa, por citar una posibilidad, o con diez personas, todos empujando al mismo tiempo. Las manos atadas con los brazos estirados, la mordaza, y los ojos vendados, completaban el bondage escogido.

El escenario, muy al contrario de lo que puede parecer, no es caótico. Hay mucho más caos en el cerebro de determinadas personas, pero no en este ambiente. Los derrumbes tienen su orden, bien sean por el abandono con el paso del tiempo, por la ira humana, o por una mezcla de ambos factores. Mirándolo con atención, se percibe perfectamente las distintas partes que componían la estructura del edificio.

No se debe de olvidar que estas sesiones exigen siempre una previa planificación, reconocimiento del lugar, estudio de la zona, y vigilar. Siempre hay riesgo. Son espacios abiertos donde entran todo tipo de personas, desde artistas grafiteros y vecinos, hasta delincuentes que entran a robar material, entre otros indeseables. Por eso se debe de tomar siempre las medidas necesarias para minimizar los riesgos, que existen, sí, pero tampoco vamos a quedar en casa sentados como meros espectadores.

El resultado del trabajo bien hecho es una sesión agradable y divertida.

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com