Antes de irnos, decidimos hacer una tercera sesión, en la entrada del castillo. Comenzaba a anochecer. El sol estaba bajando, muy cercano a ponerse por las montañas, y se estaba ensombreciendo mucho. No había una buena luz, y tuvimos que ir rápidos en hacer esta tercera sesión.

Volvimos a usar los pantalones de camuflaje verdes, con botas al estilo militar y, a diferencia de la primera sesión, esta vez con los pechos al desnudo. Fue con la modelo sentada en la entrada del castillo, con forma de arco pero sin puerta. No hay ninguna puerta en todo lo que queda del castillo.

Busqué con las cuerdas rodear su cuerpo, sus piernas atadas apresadas con la cintura y los hombros, los brazos a ambos laterales para dar elegancia al posado, e intentar captar de fondo las escaleras y aquella parte del viejo castillo en pie.

No es un castillo en ruinas, y tampoco está abandonado. Hay gente, tal como os hemos explicado en los detalles de la segunda sesión. Bien mirado, lo han restaurado, aunque su restauración no es muy fidedigna a la época en la que debió de ser construido. Había una zona donde habían hecho un mirador espantoso con escaleras de hierro modernas, cemento y otros elementos de la construcción actual. No debe de tener más de veinte años aquella parte, haciendo un cálculo aproximado, y por eso no hicimos ninguna foto en esa zona del castillo.

Terminada esta tercera sesión, ya era hora de regresar, que todavía nos quedaban por delante casi dos horas de carretera. Es un escenario que nos ha gustado mucho, precioso, encantador, con el arco y demás espacios simbólicos, y podéis ver las tres galerías distintas en la categoría "Castle Bondage" debajo de este texto.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com