Tan sólo entrar en el edificio nos llamó la atención estos percheros robustos propios de almacenes y naves industriales. Son grandes, con un aire algo retro, colocados en hilera a la izquierda de un pasillo con un leve impresión de profundidad.

Fue la primera sesión de la tarde, y Komatsu impresiona atada en el tamaño de esos percheros, porque Komatsu también es una chica muy alta. Sumando los tacones de tacón de vértigo, queda una imagen esbelta, imponente, que aunque está atada por cuerdas con los brazos abiertos todos los laterales, las piernas atadas sin posibilidades de moverlas y amordazada, sigue mostrando su poderío. Es una modelo todo carácter fascinante y encantadora, con una belleza donde predomina sin duda su mirada fuerte y profunda.

El contraste de esa pared de pintura caída, el suelo parcheado, con su cuerpo recto y la lencería negra moderna, sotistificada y sensual, daba una apariencia al campo visual fotográfica que consigue atraer la atención de los espectadores y espectadoras, y hace fijarse en aquellos pequeños detalles que muchas veces no se prestan atención, y en realidad son muy importantes.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com