¡Otra vez fascinante! Quizá es la quinta vez que hemos puesto este adjetivo para describir la impresionante elasticidad de Volga en sus fotografías. ¡O tal vez la octava! ¡Ni idea!.

Todavía es más impresionante verlo con que facilidad lo hace. Apenas el calentamiento justo en el que Volga necesita poco tiempo, se tumba y ella sola levanta todo el pie y lo deja hacer hasta colocarlo a su lado, junto las costillas y su brazo. Tiene un mérito mayúsculo.

Tumbada boca arriba y amordazada, atamos un tobillo a la pata de la camilla y la otra pierna atada tal como se puede ver en la fotografía. ¡Indescriptible! Las manos estaban atadas a la parte superior de la camilla, y en esa posición estuvo unos asombrosos cinco minutos..

Volga es la experta en estas capacidades atléticas. Volga decía que estaba muy cómoda, y si Volga lo dice, ¡nosotros la creemos!. Yo levanto apenas dos palmos la pierna, así que nosotros escuchamos todas las indicaciones de Volga. Se lo hemos visto hacer muchas veces, pero cada día sigue siendo una maravilla ver su sobresaliente nivel en este arte.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com