WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Este es un típico tramo de río ancho en nuestro país, donde hay zonas con poca agua, zonas con agua calmada, zonas profundas, y zonas donde la corriente va fuerte y te tira y te arrastra, porque desciende de las montañas con fuerza. Recordar que los ríos es agua en movimiento. Esta no es la piscina del hotel o de tu casa o del pueblo.

Durante bastantes meses al año aquí no se podría estar. El río crece de punta a punta en los deshielos de las nieves y las lluvias, sube su nivel hasta u par de metros, baja con una fuerza que arrastraría autocares y camiones como si fueran una hoja caída de un árbol e incluso inunda y se desborda por los alrededores, pero es bosque de ribera, es decir, naturaleza propia adaptada a las inundaciones. No vive nadie, y si alguien se hace casa en estos rincones es un analfabeto, inculto y temerario. Hay que respetar la naturaleza, y disfrutar del río cuando el río lo permite.

"Atada en el río"

Cruzamos hasta alcanzar un punto donde el río empuja la corriente con fuerza. Es muy difícil mantenerse en pie delante de las modelos, porque hay rocas profundas, y prácticamente es imposible cruzar sin que el río te tire. Simplemente, por ese punto no se cruza. La modelo se tuvo que poner en posición con mucho cuidado, porque ya en este tramo el río la desplazaba y la tumbaba, pero tenemos mucha experiencia, y con calma encontramos el rincón donde la modelo podía hacer el posado para las fotos, sin moverse. No podía moverse porque el río la tumbaba de lado. El agua es una fuerza de la naturaleza. Lo digo para todos y todas aquellos que lo ignoran.

Por mi parte, como fotógrafo tengo que moverme con cuidado, porque llevo cámaras, y porque tengo que vigilar la seguridad de la modelo, pero estoy acostumbrado a ser muy exigente, y el margen de error es cero. Además, aquí viene gente, y hay que ser también rápido y despierto, por lo que no se puede perder tiempo con muchas ataduras. En cualquier momento sale la mierda de la gente con el puto móvil de los cojones haciendo fotos sin permiso por todos sitios, y es el mayor peligro de las sesiones. Salió todo perfecto, y me gustó la toma fotográfica, porque aporta un enfoque de bondage en el río distinto con respecto a las otras galerías publicadas, y nos encanta ir variando.