WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Nos encontramos con este árbol, que en realidad está perfecto y muy fotográfico para una suspensión bondage impactante y espectacular, con la modelo atada en un bondage suspensión boca abajo, en el centro del río, colgando del árbol y la cabeza hundida en el agua. Impresionante.

"Bondage suspensión atada boca abajo en el centro del río"

Advierto que esta sesión es muy peligrosa, porque la gente es imbécil y siempre va copiando todo lo que ven, pero Thyffany y yo llevamos haciendo esto toda la vida. Tenemos más de veinte años de experiencia, yo llevo toda la vida viviendo y moviéndome por parajes rurales, montañas y naturaleza salvaje, y además también podemos estar preparados y entrenados, por lo que sabemos muy bien lo que hacemos, pero hacer esto sin tener práctica ni experiencia ni preparación es ser un idiota temerario con menos cerebro que un mosquito. Así es la mierda de la gente.

El río en este tramo tiene un metro de profundidad aproximadamente, y la profundidad en los ríos siempre es variable. El fondo de este río es rocoso y piedras, por lo que hay que andar con cuidado. Las piedras sumergidas son obstáculos que no se ven porque tras las lluvias la corriente del río baja fuerte y arrastra sedimentos, y no se puede tropezar, por la seguridad de la modelo, la mía, y la de las cámaras.

También hay que tener en cuenta la temperatura del agua. Los ríos montañosos tienen el agua fría, y en ocasiones muy fría. Esto comporta siempre la pérdida de temperatura corporal, y se ha de calcular muy bien el tiempo exacto. Se pierde mucha temperatura corporal por la cabeza, y tras un determinado número de minutos la modelo puede mostrar lentitud en sus movimientos y comprensión, además de otras dificultades, y hay que prevenir no alcanzar ese punto.

Tampoco hay que olvidar que esta boca abajo, que esto es una suspensión boca abajo con la cabeza dentro del agua, y la modelo no me oye, por el efecto de entrarle agua en el río y ser agua en movimiento, que genera unos sonidos que puede aturdir, confundir y ensordecer, según la fuerza del río. Por eso es imprescindible la comunicación y compenetración sin fisura, tener mucha experiencia máxima, y perfectamente preparados.

Salió perfecto, y ha quedado una sesión de fotos bondage espectacular que nos encanta.