WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Este mes ha sido muy seco de lluvias. Apenas ha llovido, y los ríos de nuestro país quedan más tranquilos, con el agua en calma y limpia, porque no arrastran lagran cantidad de sedimentas y ramas, típicos de las crecidas de los ríos por naturaleza.

Se me ocurrió la idea de hacer una sesión bondage distinta para nuestra categoría de waterbondage, en la que iba a usar el efecto flotabilidad, que la gente desconoce pero habitual en algunos tramos de ríos.

"Atada flotando en el agua y medio sumergida"

Si observáis bien la foto, con detenimiento, veréis una sombra entre la modelo y el lecho del río. Hay un buen espacio sombreado, y esto se debe a que la modelo está flotando. No está tumbada sobre el lecho. Sólo sus manos atadas a la espalda están agarradas a la roca, y he dicho agarrar, porque sí, la modelo hace fuerza y se aguanta.

Otro detalle de la flotabilidad que podéis observar en la foto es que la modelo tiene los pies puestos en una roca saliente. Esto es para evitar que el río se lleve a la modelo debido a que flota. Sí, sólo hay un palmo de agua en esta época sin lluvias, pero arrastraría a la modelo a la misma velocidad que bajan las hojas caídas de los árboles.

Sin esta roca, y sin aguantarse con las manos, el río se llevaría a la modelo, a pesar de que ahora no hay grandes corrientes ni aguas bravas. No importa. Flota, y se la lleva. Quizá os pensáis que podría ser divertido y no hay riesgo de ahogarse, pero es un error. No, no. Al arrastrar a una persona flotando, la va girando, volteando, y te vuelve boca abajo, y tienes que volver a ponerte boca arriba, y los ríos te vuelven a girar, con lo que el riesgo sigue muy presente siempre. En la naturaleza hay que tener máximo respeto.

Esto es el efecto flotabilidad, que depende de las corrientes, la profundidad y el agua. Yo llevo toda mi vida en la naturaleza y en ríos, y conozco todos los detalles, pero os hago esta explicación breve que os sirva para haceros una idea.

La modelo está atada con las piernas juntas por tobilos y muslos, las manos atadas a la espalda, amordazada, y luce un bikini azul que resaltaba con el brillo del sol. Nos gustó mucho, y fue muy divertido, porque la modelo se balanceaba y se movía al flotar. Nos lo pasamos muy bien.