Recomendaciones para modelos en su sesión bondage por primera vez

Cada persona afronta su primera sesión bondage de forma muy distinta. Siempre depende de cada uno o de cada una, y en esto influye la actitud, el carácter, la valentía, la timidez, los prejuicios, los miedos, la cultura, las amistades, el entusiasmo, los nervios y una lista de factores interminable. Es muy complicado dar recomendaciones a personas que no se conocen, pero yo os voy a poner una guía de puntos importantes para afrontar la primera sesión de fotos bondage teniendo al menos una mínima base de conocimiento.

Os voy a comentar seis recomendaciones por si os sirve al menos de valoración, y no están por orden de importancia. ¡No! El orden simplemente responde a tal se me van ocurriendo en la mente mientras voy escribiendo. De todos modos, es una orientación general, porque no hay una fórmula exacta válida para todo el mundo. Cada persona es distinta, en su físico, en su actitud, en su manera de pensar, en su carácter, y las personas enfocan distintas las sesiones de fotos. Por lo tanto, debéis de valorar si las recomendaciones os sirven o no. ¡Por algo tenemos las personas el sentido común, la inteligencia, y el uso de la razón!

Hablar. La primera recomendación sería que, antes de hacer una sesión bondage, se debería de quedar en persona con el fotógrafo, fotógrafa o artista de bondage. Deberías de llevar contigo una lista de preguntas, previamente pensadas en casa examinando su página web o sus fotografías o sus vídeos, y buscar respuestas de su voz. Es importante lo que responde, pero es igual de importante el tono en que responde, si transmite seguridad, si está nervioso, si habla tranquilo, si habla seguro, si se nota su experiencia, si tarda mucho en responder o responde rápido, si modifica su respuesta, o su lenguaje corporal. ¡Pregunta!

Es normal tener dudas, estar nerviosa y se debe de preguntar sin miedo y sin censura. ¡Pregunta todo lo que quieras! ¡Hasta el último detalle! Os tienen que responder con total sinceridad y naturalidad, a todas las preguntas, y en todas explicar el por qué de la respuesta. Si no os responden, o si no hablan muy claro y veis cosas extrañas, ¡a la mierda! Si se burla, o se ríe, o desprecia tus preguntas, o crees que su actitud te falta el respeto, no deberías posar porque la comunicación en bondage es vital para la seguridad. El único tonto y maleducado en este caso es él, y si no le gustan tus preguntas, ¡pues adiós!, que hay mucha más gente.

Autorización. Cualquier fotógrafo, fotógrafa o artista, aunque sea amateur, pero que intente hacer las cosas mínimamente bien, pedirá firmar una autorización para la sesión. ¡Fijate que no he sido muy exigente, y he dicho mínimamente bien! La autorización es un paso previo imprescindible para garantizar la legalidad de la sesión. Sin firmar la autorización, pueden haber muchos problemas en el caso de desacuerdos, accidentes, publicación de las fotografías, uso de las fotos y muchas otros aspectos que terminarían en discusiones y denuncias.

Estas autorizaciones se deben de escribir y firmar previo a empezar la sesión. Se les conoce con el nombre de Model Release Form, y básicamente es un documentos con los acuerdos entre el fotógrafo y la modelo. En Internet hay muchos ejemplares sencillos de una o dos hojas de estos documentos, algunos bien hechos y otros que es mejor no hacerles ni puto caso, porque son un desastre.

Estos documentos los tenéis que leer sin prisas. ¡Todo el tiempo que tú necesitas! Si se molesta el fotógrafo, ¡que se joda! Si el fotógrafo se pone nervioso o se impacienta, ¡que se joda! Si te pide que vayas más rápida en leer, ¡que se joda! Resumido, ¡que se joda, que se joda y que se joda todas las veces que haga falta! Tienes todo el derecho legítimo de leerlo, con tranquilidad y con calma, y no debe de quedarte ninguna duda. Todo aquello que no comprendas, pregúntale el significado. Debe de saber explicarlo. Si no sabe explicarlo, desconfía y la recomendación sería no posar de modelo para ese fotógrafo, fotógrafa o artista.

Deben de darte una copia de lo que has firmado. Debes de vigilar con este paso, porque hay gente haciendo fotos en el sector de la fotografía y del bondage que te hace firmar estos documentos y no dan copias! ¡No, no, no! ¡Eso está muy mal! La copia se da en el mismo momento de firmarlo, en mano, en persona e imprimido sobre papel.

Te puedes negar a firmar estos documentos. Nunca se puede obligar a firmar nada, pero en este caso, en la gran mayoría de ocasiones, casi en su totalidad, los fotógrafos rechazaran trabajar contigo, y no se hará la sesión fotográfica.

En mi caso, conmigo es obligatorio hacer estos documentos, porque la seguridad y la legalidad es imprescindible. Yo no trabajo sin autorización y consentimiento previo, y mi documento he de reconocer que es de los más grandes Model Release Form que existen. En su versión completa son nueve hojas, que siempre enseño a las modelos en la reunión previa a las sesiones de fotos. Según la sesión y los límites de la modelo, acorto muchos detalles que puedan ser innecesario e intrascendentes, y puede quedar un documento de tres o cuatro hojas. Esto siempre depende de los límites que marca la modelo en las reuniones.

Si te interesa este tema con mayor detalle, hay un artículo que publiqué en la seccion de "Opinion" de mi web, dedicado exclusivamente a los Model Release Form.

Comer bien. La gente cree que el bondage es muy cómodo, y sí, dentro de la gigantesca gama de posibilidades que ofrece el bondage existe esa parte sencilla y amateur de bondage atada a la cama y juegos eróticos propios de la intimidad de los hogares. Sin embargo, a nivel profesional, con bondage real exigente, de sesiones duras o complejas, el bondage es una actividad física que es igual de cansado que hacer deporte. Hay chicas que optan ese día por no comer o no beber, para estar delgadas en las fotos, pero podéis tener un bajón físico notable. Puedes encontrarte sin fuerza, sin energía, y puedes tener algún mareo, bajada de tensión, eincluso perder el conocimiento, según sea suspensiones y la duración del bondage.

Es recomendable comer bien y estar bien hidratada un par de horas antes de la sesión de fotos, para dar tiempo a hacer la digestión. En caso de tener desplazamiento, porque es bondage outdoor como hacemos nosotros, llévate dos buenos bocadillos de lo que tú quieras, y agua en cantidad suficiente según sea verano o invierno. Puedes llevar galletas o lo que a ti te gusta, pero lleva comida si hay un desplazamiento superior a una hora de tiempo.

Descansar. Continuando por similitud por el tema de la comida y el cansancio físico, es recomendable hacer la sesión bondage en plena forma y habiendo descansado, porque tal como he dicho antes, esto es una actividad física en la que puedes acabar cansada, por supuesto dependiendo del bondage hecho.

Es recomendable hacer una la sesión un día de fiesta, o que no tengas ninguna obligación diaria o rutinaria. No es recomendable ir directamente del trabajo, o después del gimnasio, o de haber salido a correr y hacer running. La noche anterior es recomendable dormir bien, evitar borracheras o estar bajo los efectos de alguna resaca. ¡No! Hay que ir descansada y llena de energía.

Límites. La primera sesión con chicas que no tienen experiencia y no han hecho bondage profesional, es recomendable que sea una sesión adecuada a su nivel. En España hay como una moda estúpida por las suspensiones, y todas las chicas quieren tener una foto suya de una suspensión para ponerlas en sus redes sociales. Es como una competición para ver quién es la reina en los perfiles de las redes sociales, pero eso no es ser modelo, eso no saber qué es bondage, eso no es profesional, y eso es muy peligroso. Es una de las causas principales por las cuales hay en España muchas malas experiencias de suspensiones, con chicas que lo han pasado mal, que se han mareado, o han tenido un dolor insoportable con una suspensión que no han aguantado ni un minuto. No se puede hacer suspensiones con alguien que se ha comprado una cámara de fotos y cuatro cuerdas.

Los atadores, atadoras y artistas, tienen que aparcar el ego, su vanidad y su prepotencia, que este es otro problema muy común en nuestra sociedad nacional, autonómica y local. Hay algunos personajes que se creen los mejores del mundo, y entonces ocurren otra vez las malas experiencias. No se debería hacer una suspensión el primer día. Se puede usar mucha cuerda, pero deben de ser posiciones asumibles para la modelo en virtud de su experiencia.

Es cierto que esta realidad depende mucho de la forma de ser y la forma deportiva de la modelo, pero no es bueno tomar las decisiones dependiendo de cómo sea el carácter de la modelo. Hay chicas que tienen mucha ilusión, y quizá en algún caso muy concreto se podría hacer alguna excepción, quizá porque la chica practica algún deporte de riesgo o de combate y está acostumbrada a entrenar duro, a sacrificarse y a sufrir, pero ya debería de ser una decisión muy puntual. Por lo general, el atador/a debe de ser profesional, saber su máxima responsabilidad, y hacer la sesión basándose en la experiencia de la modelo, y no en su carácter. Recuerdo que este artículo es una guía para trabajar con modelos sin experiencia en sesiones de fotos bondage.

Comunicación. La comunicación es un punto imprescindible. La comunicación en las sesiones bondage es muy importante para evitar accidentes, para saber si está bien la persona atada, para estar tranquila la modelo, y en definitiva un buen ambiente y divertido, que es lo que debe de haber en toda sesión bondage. Hay que extraer conclusiones sobre si la chica es expresiva, si el fotógrafo habla correcto, y también se debe de conocer que hay unos intervalos de comunicación durante la sesión, para saber si todo va bien.

En la comunicación es importante tener un buen ambiente, relajado y divertido. Mis sesiones siempre son muy divertidas y naturales, pero eso no quiere decir que tengas que hacerte amiga de los fotógrafos, irte a tomar algo con ellos y salir de fiesta por la noche. ¡No, no, no! Es una sesión profesional, y dentro de estos límites inquebrantables hay que ver cómo te sientes. Todos y todas nos encontramos a veces en la vida gente que no nos gusta. Las personas no siempre nos caemos bien. Hay personas que son simpáticos, y hay personas que son antipáticas. Algunos nos parecen graciosos, y otros nos parecen patéticos. Hay de todo. Hay mil razones por la que una persona nos puede caer bien o caer mal, desde la actitud hasta comentarios o expresiones. También hay gente que son muy divos, que tienen un ego y una vanidad gigantesca, tanto atadores como chicas que se creen estrellas porque tienen una foto de shibari en su Instagram o su facebook, pueden tener una forma de ser desagradable, a la vez de peligrosa, porque la vanidad, la soberbia y el exceso de confianza son razones que pueden provocar accidentes y lesiones.

Debes de sentir una buena comunicación entre fotógrafo y modelo, pero no hace falta ser amigos. Es estar a gusto, simplemente. Siestás incómoda, o si no tenéis buena comunicación, es recomendable no hacer la sesión de fotos bondage.

La decisión es tuya. Por último, para no hacer el artículo muy largo, la sexta recomendación es tomar la decisión por ti misma. Puedes preguntar opiniones en quien quieras, pero los consejos a veces pueden ser equivocados, o no son útiles. ¡En los dos sentidos!. Es decir, no puedes posar para una sesión porque tu amiga o tu novio o tu hermano te diga que sí que lo hagas, y tampoco puedes rechazar posar para una sesión porque tu amiga o tu hermana o como he dicho antes tu novio te diga que estás loca, que es peligroso y no lo hagas. Las decisiones las debes de tomar tú misma, porque legalmente sólo es válidos tu sí, libre, voluntario y en estado sano y lúcido, y también porque la que posas y saldrá en las fotos eres tú. No posan tus amigos.

Repito que legalmente es obligatorio que la decisión la tomes tú, de manera libre, voluntaria, personal, en mayoría de edad y en estado sano y lúcido. Por lo tanto, para los productores, fotógrafos, atadores, y cualquier otro profesional serio y maduro, sea chica o chico, sólo tiene validez tu única opinión.

Otras recomendaciones. Se podrían añadir muchas más recomendaciones, pero creo que las recomendaciones aquí expuestas ya componen una buena base de conocimiento y reflexión, pero son sólo orientativas. Ahora es tu madurez, tu inteligencia, tu sentido común, tu personalidad, tu carácter, quien debe de valorar si te sirven, porque cada persona es distinta. Habrá personas que le pueden servir y usará para reflexionar, y habrá personas que no le sirven de nada y no hará ni caso. También puedes pensar que quizá falta alguna otra recomendación que tú habrías escrito porque consideras importancia. Esto demuestra que la única decisión realmente importante y válida es la que tomas tú misma. Piensa, razona, compara, valora, analiza, y decide. La decisión es plenamente tuya.