Atada enfrente de esta casa en ruinas

Esta casa en ruinas solo conserva en pie estas cuatro paredes.

Hicimos la sesión enfrente de la casa, atadas las cuerdas alrededor de la modelo, en horizontal y en vertical, desde los tobillos hasta los hombros. Completamos el bondage con las manos atadas a la espalda, amordazada con una mordaza roja, y vestida con lencería militar sexy.

El espacio abierto permitía hacer fotos con muchos ángulos, y la modelo también podía ofrecer un gran abanico de posados, atada de pie, atada en el suelo, arqueando su espalda, levantando las piernas, y decenas y decenas de otras opciones.

02 octubre 2018

Pole bondage en un poste indicador

Llevaba varios días en usar este poste indicador para alguna sesión fotográfica. ¡Un capricho!. Salvo excepciones, estos postes se encuentran en mucha cantidad formando una línea en una dirección, y su función es muy específica.

Buscábamos algún poste con formas muy distintas, y este poste nos ofreció poder añadir algo de diversidad.

De pie no podíamos hacer la posición, porque es un poste bajo. Elegimos el posado atada de rodillas, con las piernas atadas juntas en frogtied. las cuerdas rodeando las grandes piedras de la casa derrumbada,y atada a la parte posterior del poste.

28 septiembre 2018

Atada y curvada sobre gran bala de paja redonda

Esta vez hemos hecho la sesión usando estas balas de paja redondas muy grandes, altas y muy pesadas. No pueden moverse empujando, y no giran solas, por su gran tamaño y peso.

Subimos a la modelo encima de la bala de paja, y tumbada y curvada boca arriba. Alexia tiene una figura preciosa, y quedaba genial en esa posición, desnuda, uniendo el color de su cuerpo al del paisaje.

Atamos sus muñecas y sus tobillos. Tres cuerdas laterales caían desde sus ataduras hasta debajo de la paja, y quedaba la modelo genial atada, amordazada y desnuda sobre esa bala de paja redonda.

25 septiembre 2018

Bondage y deporte atada desnuda y corriendo

Quisé hacer una galería fotográfica divertida mezclando bondage y deportes, con Alexia atada corriendo desnuda y atada, con los brazos atados a la espalda, bien atada y amordazada.

No es fácil correr en estas condiciones, por el equilibrio y porque al correr desnuda en estos caminos rurales las piedras se clavan en la planta de los pies, y molesta.

Las sesiones bondage son casi siempre con las modelos muy atadas, que no pueden moverse, inmóviles, pero se me ha ocurrido transmitir una imagen completamente distinta, la chica atada que puede moverse mucho, corriendo, pero atada.

20 septiembre 2018

Bondage en balas de paja rurales

Bondage en dos balas de paja rectangulares unidas con cuerdas.

Comenzamos rodeando las balas de paja con las cuerdas rojas, en horizontal y vertical, cruzando las cuerdas y atando a Alexia por todo su cuerpo, tobillos, rodillas, la cintura, pecho y los brazos.

Conseguimos con los últimos nudos que la modelo estuviera pegada a las balas de paja sin poder separarse, atada boca arriba, atada por las muñecas empujando sus brazos por encima de su cabeza, los tobillos atados al otro extremo, amordazada, y le dimos un aire perverso con un cuchillo clavado en la paja, junto sus muslos.

16 septiembre 2018

Palabras y contraseñas de seguridad para principiantes bondage

El bondage necesita su práctica y su experiencia para hacerlo bien. Es una máxima que ocurre en todas las etapas de la vida. Debemos de aprender a andar , tenemos que aprender a conducir, nos enseñar a leer y escribir, y si reflexionamos un poco somos el ser animal más inútil de nacimiento, porque no sabemos hacer nada. Los terneros nacen, y a los pocos minutos ya están de pie, mientras que los seres humanos tardamos meses en aprender a dar dos pasos.

De este mismo modo, el bondage también necesita tiempo para perfeccionarlo y aprender. Hay mucha gente que le gusta, y mucha gente que lo practica. Es una de las fantasías más habituales en la vida privada e íntima de las personas en todo el mundo, con la clásica fantasía sexual de atar a la cama o atada a la silla. Hay millones de personas en todo el mundo que les gusta el bondage, y recordar que esto no es sado. ¡No, no, no!. Hay personas que les gusta ser atadas, pero no son sumisos o sumisas. No quieren que les insulten, no les gusta el dolor, y tampoco quieren humillación. Es innegable que hay gente que le gusta las dos cosas, el bondage y el sado, y a lo mejor también la lluvia dorada, los tríos, los azotes y mil cosas. Hay gente que le gusta todo mientras sea sexo, pero bondage es ataduras.

Hay, lógicamente, unos pasos a seguir para iniciarse en bondage. En primer lugar, no se debe nunca de copiar o intentar hacer lo que hacen los demás, algo por desgracia muy habitual en España. No hay que ser un bestia subnormal diciendo que eso también lo sabéis hacer vosotros, no hay que ser vanidoso, arrogante, y tampoco hay que ir de experto listillo porque estas cualidades conducen a los accidentes, y esto no puede ocurrir. Sé tú mismo/a, preocúpate de la diversión entre tu pareja y tú, y esfuérzate un poco en pensar y mejorar, que al fin y al cabo no es tan difícil aprender. Esto no es la mecánica cuántica.

Hay que comenzar poco a poco, y al principio es suficiente con dos cuerdas. La primera toma de contacto debe de ser las sensaciones, conocer la actitud de ambos, e ir encontrando vuestros mútuos gustos, siempre de forma libre y voluntaria. Quizá las ataduras el primer día sean una mierda. Tal vez la persona atada se pueda desatar sola. Eso siempre es culpa, única y exclusiva, del que ata. Forma parte del proceso de aprendizaje.

Dentro de este aprendizaje, es muy recomendable que las personas inexpertas y principiantes en bondage pactéis una palabra de seguridad. Estas palabras de seguridad se usan si la persona atada se encuentra mal o hay que detener el juego inmediatamente, y deben de ser palabras que no se usan en vuestro lenguaje.

Por ejemplo, la mayoría de ocasiones se aconseja decir la palabra "stop" , pero un buen sistema son palabras inventadas. En mi opinión personal, es mucho mejor fórmula usar una palabra inventada sin sentido, porque existe la posibilidad de que la persona olvide la palabra de seguridad, debido a la excitación sexual o a encontrarse mal. En este método, la persona atada dice cualquier palabra, cual sea, que no tenga sentido, "konoko", "kurruku" o "pusita", por decir algunos ejemplos que me han venido a la cabeza. ¡Cualquiera sirve!. Pronunciar una palabra que no existe indica algún problema, y hay que parar al instante.

Todos y todas sabemos que cuando follamos tenemos un lenguaje que no usamos en la panadería y nos pasa a chicos y a chicas. ¡Sí, sí, ser sinceros y sinceras! La gente no se pone a hablar en verso cuando folla. No están dando un discurso de marketing sobre vender aspiradoras en la cama. Ese lenguaje muy puntual, con la persona atada, puede conducir a errores en inexpertos o inexpertas. El rol de comportarse sexualmente con rebeldía o indefensión implica un juego verbal que puede equivocar. Esto se evita con la palabra de seguridad.

Distinto es si la persona atada está amordazada porque con algunas mordazas poco efectivas se entienden las palabras, pero con las mordazas severas o muy efectivas puede ser muy ininteligible. En este caso, la persona que ata debe de ir preguntando a la personas atada si se encuentra bien. Las preguntas deben de ser muy constantes en principiantes, o si habéis fantaseado muy pocas veces entre vosotros y vosotras. No importa si estás follando, o excitado y excitada. No sirve la excusa vulgar de que te corta el rollo. Si te corta el rollo, ¡te jodes!, pero es obligatorio preguntar. Tampoco tienes que formularle una pregunta de concurso televisivo. Simplemente, preguntar si esta bien. Son dos míseras palabras que no cuestan tanto decir. Las respuestas se entienden, y podéis pactarlas antes de comenzar, diciendo que un "mmfff" es un "sí" , y dos o más "mmff" es un "no", en cuyo caso tenéis que quitarle la mordaza al instante. No hay que esperar ni un segundo.

Con la experiencia, todo esto se suaviza. La experiencia os hará reconocer mucho mejor los gestos y las sensaciones de la persona atada. El lenguaje corporal, la forma de los murmuros si la persona esta amordazada, el conocimiento más práctico del bondage, y por supuesto siempre el sentido común, son esenciales para saber si el juego va bien o mal en vuestra vida sexual, pero siempre está bien tener en cuenta estas palabras o claves de seguridad, porque son un comodín.

15 septiembre 2018

Bondage atada de pie a una gran bala de paja redonda

Las balas de paja dan para muchas ideas, sea cual sea su forma.

En el caso de las balas de paja redondas pesan increíble, y no pueden moverse. Esto no es una rueda de coche. Su enorme peso las mantiene clavadas en el suelo, y pensamos en hacer la sesión en la parte frontal, atada y curvada de pie, con las muñecas atadas empujando las cuerdas hacia atrás, las piernas atadas juntas, amordazada y vestida con sexy lencería militar.

Fue la segunda sesión a pleno sol de un día muy tórrido, y no podíamos entretenernos en hacer dibujos, tonterías o gilipolleces de vanidosos con las cuerdas.

12 septiembre 2018

Hogtied militar atada bondage sobre balas de paja

Preparamos una segunda sesión bondage con las balas de paja.

Esta vez fue bien montadas, horizontales y verticales, creando una especie de sofá o de cama, asegurados de que estaban muy bien colocadas y firmes. Alexia se vistió con un sexy conjunto de lencería militar, y se tumbó sobre las balas de paja, con bondage atada en hogtied.

Nos encantó la sesión, y hubiéramos hecho muchas más sesiones, pero tampoco queremos llenar demasiado la website de fotos de balas de paja. La variedad es entretenimiento y es espectáculo. Hay que ir variando escenarios.

09 septiembre 2018

Atada en la cima de balas de paja amontonadas

Queríamos hacer una sesión con las balas de paja amontanadas con algo de desorden, y vimos siete balas de paja esparcidas por este campo grande.

Tuvimos que moverlas hasta el centro del campo, y pesan. Por suerte no eran balas de paja grandes, y tampoco circulares, pero igualmente pesan, y no se pueden arrastrar porque se rompen.

Usamos cuerdas de cáñamo porque son ideales con los tonos de la foto. Llenamos a Alexia de cuerdas atada desde el pecho hasta el tobillo, amordazada y desnuda, y nos encantaron las fotos atada recta en la cima de las balas de paja.

05 septiembre 2018

Atada entre una plantación de olivos y cañas

Encontramos este rincón donde el escenario nos ofrecía dos contrastes muy diferenciados, a la derecha olivos y a la izquierda estas cañas típicas de muchas zonas de Cataluña, frente a frente.

Quedaba un espacio neutral entre ambos, y fue en este espacio donde decidimos colocar a Alexia atada en un bondage de mucha cuerda, llenando sus piernas por tobillos, gemelos, rodillas, muslos y cadera, y subiendo más arriba las cuerdas, hasta por encima de los hombros.

En medio de todas esas tonalidades verdes, usamos cuerdas rojas y una vestimenta blanca.

02 septiembre 2018

Atada en el centro entre dos hierros

Nos encontramos en la montaña con esta instalación. Hay muchas de este tipo, y casi siempre suelen tener relación con cañerías, pozos o conductos de agua que trascurren por debajo del suelo.

Aquí son sólo cuatro elementos entre zarzales donde había unas arañas grandes con cuerpo de avispa, a rayas horizontales amarillas y negras.

Hicimos las fotos con la modelo colocada entre los dos hierros. Hicimos sus brazos atados a la espalda, e igual con su cuerpo para a continuación colocar cuerdas en dirección contraria, quedando así Alexia atada fija en el centro.

30 agosto 2018

El problema de hombres viciosos en lavabos públicos masculinos

Durante muchos meses al año estoy en Barcelona. ¡Por obligación! Es desastroso vivir en Barcelona. Tiene muchos problemas, y hay mucho incivismo. La gente cruza la calle cuando le sale de los huevos y por dónde quiere. No le importa si el semáforo está en rojo o en verde, si viene coche o no. Cruzan con esa chulería barata de mierda diciendo que ya frenarán. Hay ciclistas que van por la acera haciendo apartarse a la gente, y se saltan los semáforos. En la acera te pueden atropellar todo tipo de vehículos, skaters, bicicletas, monopatines, seeways y a este ritmo hasta monociclos. También hay conductores que les han dado el carnet en la tómbola de las fiestas de barrio o en una pista de bobsleigh . ¡Y podría continuar horas!.

Después de muchas horas en la calle, hay que ir al lavabo, lógico. Hace una semana tuve que ir a la estación de tren, e ir a los lavabos públicos es muy incómodo, porque hay hombres que van a estos lavabos masculinos para satisfacer sus deseos sexuales. No son hombres gay. ¡No, no!. Estoy seguro que entre ellos hay chicos casados, con hijos, hijas o novias, y que la gran mayoría son heteros. Lo hacen porque son hombres viciosos que se encuentran con otros hombres en los lavabos públicos, se encierran en el lavabo y se masturban juntos, o follan, o se la chupan. Es puro vicio.

A simple vista se nota que muchos de ellos son bastante agresivos porque han convertido los lavabos en su centro de negocio o coto de seducción. Han convertido los lavabos en su segunda casa, en su nido de follar, y la respuesta que se merecen voy a omitirla, porque es mi opinión personal y prefiero dejarla en secreto. No puedo decir mi solución.

Su actitud conducirá a actitudes mafiosas o de proxenetismo, o chaperos. Se ve venir. Quizá ya existe. No lo sé. Supongo que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado lo deben de saber, y en esta problemática debe de haber alguna investigación interna debe de haber al respecto, pero tampoco es ninguna sorpresa pensar que en algún caso alguna persona puede llegar a ganar dinero con estas prácticas. Es la conclusión que alcanzo ejerciendo mi libertad de pensamiento y de opinión.

Identificar estos sujetos es muy fácil. Están esperando en las puertas de los lavabos de la estación de tren, o se ponen en los meadores de pie, haciendo creer que están meando. Se nota algo raro porque quince minutos después todavía están meando, sin moverse de sitio. A ese ritmo es para deshidratarse y perder tres kilos. Comienzan a mirar al hombre que está a su lado meando, hacen el gesto de que te están mirando la polla, y te miran mientras estás meando, en plan seductores. Me parece asqueroso. Intentan ligar con todo lo que sea un hombre. No importa si eres viejo, gordo, feo o si tienen una apariencia muy joven. Sólo les importa que tienes polla.

Está práctica nació hace muchos años, en el siglo pasado, cuando ser gay y la homosexualidad estaba penalizado por las leyes de muchos países. En aquellas épocas, hace ya muchos años, la comunidad gay y lesbiana debía de esconder sus relaciones, tanto en la vida diaria como incluso en su propia familia. Por esta razón algunas comunidades de determinados países comenzaron a encontrarse en lavabos, donde no podían ser vistos.

Hoy en día ha cambiado mucho. La comunidad gay y lesbiana ha conseguido muchos avances por todo el mundo, y aquí, en España, se pueden casar , hay hoteles de público gay, locales, tiendas, bares, ropa, se pueden besar en público, abrazar, y en definitiva, han conseguido la igualdad de derechos, como en muchos otros países. No hay por qué esconderse, y encontrarse en un lavabo para chupársela o pajearse entre dos tíos que no son pareja es puro vicio sexual. Simple y fácil.

Por desgracia, esta práctica de los hombres que tienen sexo con hombres en lavabos públicos se ha convertido en un lugar de contagio de enfermedades de transmisión sexual. Hay chicos que han contraído enfermedades de transmisión sexual, y siguen estos chicos manteniendo sexo con otros chicos desconocidos, a pesar de tener enfermedades. Las enfermedades de transmisión sexual no son ninguna medalla.

Mucha gente se preguntara si esto es legal. El principio básico fundamental que esgrimen estos sujetos como su punto fuerte de defensa jurídica es que el sexo consentido entre mayores de 18 años es legal. Este es uno de sus escudos. Podríamos entrar en apreciaciones y consideraciones, pero el artículo sería interminable y esta no es una website de leyes. No voy a dar ni la más mínima pista sobre defensas o ataques posibles.

En mi opinión personal es horroroso y asqueroso, y prefiero aguantarme las ganas de mear. Subo las escaleras de mi piso de cuatro en cuatro , abro la puerta a toda mierda, recorro el pasillo de casa corriendo como un torpedo, y llego ya al lavabo con la polla fuera que no aguanto . Es como un orgasmo después, pero prefiero este sistema antes que los peligrosos lavabos de la estación de tren.

29 agosto 2018

Atada en público con gente muy divertida

Este verano hemos hecho una variante en esta sesión atada en público, donde llevamos a la calle un par de cuerdas, mordazas y vendas, y le pedimos a la gente que participaran atando a la modelo.

Explicar la sesión fotográfica es muy fácil. ¡Mil gracias a todos y todas que se han prestado a nuestra locura! No es por ser verano. Mi locura es como los árboles de hoja perenne, que dura todo el año.

A nuestros seguidores/as os comento que esto es sólo el principio. Esto es muy fácil. No tiene mérito. Vamos a subir el nivel en próximas galerías. Más difícil todavía. ¡En próximas semanas!.

27 agosto 2018

Public bondage con la complicidad de la gente

Esta es la segunda sesión de este experimento loco y divertido haciendo sesiones bondage en público llevando vendas, mordazas y cuerdas, y pidiendo la complicidad de la gente en la calle.

Dos días antes ya habíamos hecho una sesión de bondage en público, y de nuevo comienzo este texto dando mil gracias a todos y todas que han aceptado nuestra locura. Yo soy así cada día. No aflojo jamás.

Se han apuntado a nuestras ideas parejas, chicas solas, y chicos solos. Hemos buscado variedad, y estoy preparando ideas para nuevas sesiones, un poco más complicadas, porque me gusta.

23 agosto 2018

Bondage hogtied en un río

Esta parte de un río está claramente marcada por la mano humana, con la edificación de unas canalizaciones y una estación destinadas al sector industrial y consumo.

No es agua transparente, y tampoco hicimos la sesión desnuda, con una agua de color muy marrón, debido a las montañas y tierras por las que transcurre.

El posado fue atada en un hogtied con las piernas atadas juntas, amordazada y atada dentro del río. Este posado le permitía a la modelo moverse, cambiar de posición, y podíamos hacer fotos con el paisaje de fondo, captando todo el río en el campo visual o enfocando la orilla.

20 agosto 2018