Atada boca abajo en las escaleras de este jeep safari. El vehículo de esta sesión bondage atada boca abajo en las escaleras de este jeep iene una historia negra de un secuestro real en África hace ya muchos años. Estoy trabajando para contrastar y confimar que la historia es real, verídica, de forma oficial, y os explico más detalles dentro de la galería, pero aquí os explico un resumen.

Estos vehículos se usan sobre todo para safaris, expediciones y tierras africanas, y concretamente este todoterreno se usaba en Somalia para determinadas actividades que no es necesario detallar. Un día, viajando sin escolta armada, este vehículo fue asaltado por grupos terroristas en un país en guerra real, y todas las personas que viajaban en el vehículo fueran secuestradas hasta que se logró su liberación meses más tarde.

El vehículo quedó abandonado, y al cabo de unos años, una persona de Cataluña vio el vehículo en uno de sus viajes por el mundo. Quisó comprarlo, y lógicamente en Somalia nadie quería el coche en la que habían secuestrado personas extranjeras. Era chatarra. Se lo vendieron, y el vehículo viajó a Cataluña, donde quedó aparcado en un taller. Allí lo vio un posible comprador, que se interesó por un vehículo a muy buen precio y sin ningún problema para circular por su finca, sus terrenos y sus carreteras, y aquí está el vehículo.

Atada y levantada en el aire por modelos bondage. Volvimos a quedar con Sweet Foxy para volver a realizar nuevas fotos bondage. Había pensado en algún bondage bien trabajado, que estuviera muy bien atada, pero quise añadir algún detalle de creatividad, originalidad y conseguir una sesión divertida.

Le propuse a Sweet Foxy que participaran en la foto otras modelos, donde ellas la levantan y hace los posados levantada del suelo. Recordar que siempre manda la modelo, y siempre es la modelo quien da el permiso. Yo hago la propuesta, pero realmente manda la modelo. El sí es sí, y no es no, y está prohibido pedir explicaciones, preguntar por qué, intentar convencer a la modelo, o comenzar con excusas o esperas. Los fotógrafos que no entienden estas normas, o no las acatan, o se molestan, o demuestran que su inteligencia está al nivel de los trogloditas, ¡que les dén por el culo a esos chicos! No hacer bondage con estos subnormales, y lo repito de nuevo. Tengo fama de hablar muy claro y muy directo. La modelo dice sí o no. El sí y sí, y el no es no, y el fotógrafo a callar y a obedecer. Manda siempre la modelo, y la decisión de la modelo es sagrada y de obligatorio cumplimiento.

Se lo comenté, y Sweet Foxy aceptó encantada. Es una modelo encantadora, muy simpática, muy agradable, con una actitud maravillosa, con muy buena imagen, muy divertida, y salieron centenares de fotos muy bonitas.

Bondage peligroso sólo apto para Thyffany y yo a pies de la presa. Voy a empezar advirtiendo que este bondage es muy peligroso, y no hagáis estas locuras. Esto son ideas que sólo hacemos Thyffany y yo entre nosotros. No hagáis el idiota intentando copiar o imitar lo que hacemos en nuestra vida. Quizá yo estoy entrenado y preparado para este tipo de situaciones, y conozco a la perfección los riesgos, pero no he explicado nunca esta parte, y eso son secretos que no voy a explicar.

Esto no es una pared reventada. Esto no es el reventón de una tubería. No. Estas estructuras se pueden encontrar en las presas, por ejemplo. A esta altura, ya a pie de la pared de la presa, estas aberturas se regulan mediante canales o compuertas. Esto depende de características propias ue tardaría horas en explicar. Antiguamente, hace ya bastantes años, había un trabajador encargado de abrir y cerrar estas compuertas. Vivía en la propia casa construida junto la presa, con su familia, y allí estaba cada día, todas las horas, de todo el año. En la actualidad, todo ha cambiado. No trabaja nadie, y funcionan por un sistema automatizado e informático, que regula la cantidad de agua que debe de ir saliendo.

Esto sistema automático informatizado puede provocar que el nivel del agua cambie repentinamente. Puede salir de repente mucho más agua a presión. Puede crecer el nivel del agua en cuestión de segundos, o formar remólinos, o variar y alterar las corrientes del agua. Arrastraría a las personas como si fuera una hoja caída de un árbol, o las podría atrapar en sus remólinos y corrientes. Hay profundidad y hundimiento, y el riesgo de ahogamiento es muy alto. Ponerse debajo del agua para las fotos es imposible. El agua es una energía. Es una fuerza de la naturaleza. Una cantidad de ese volumen puede provocar traumatismo cráneo encefálico, roturas de huesos, y desenlaces trágicos. Los riesgos son muy grandes, por lo tanto hay que dominar a la perfección lo que se hace en estos espacios, porque el margen de error es cero. No hay margen de error.

Bondage con Bhumikampa atada en el agua. Hemos hecho esta sesión de fotos bondage atada en el agua con Bhumikampa, que tuvo una maravillosa actitud. Estaba muy animada, muy decidida, muy tranquila, y muy ilusionada. Ha sido muy divertida, y aprovechando que hace muchos años que no venía por estas poblaciones os voy a explicar una historia de estos parajes.

Cuando éramos jóvenes y estudiantes, nosotros estuvimos tres años viviendo cerca de estos lugares, y los conocemos perfectamente. Esfe un río estacional, que lleva agua en temporadas de lluvia, pero que muchos meses estaba seco totalmente. Aun así, en lluvias torrenciales, crece gigantesco todos los más de 50 metros de ancho de una orilla a otra, con un par de metros de altura, bravo y enfurecido, y arrasa cuanto se encuentra a su paso.

Aquí veníamos mucho en aquella época. Veníamos cada día. Aquí veníamos a correr, aquí entrábamos con las bicis, aquí entrenábamos, pero aquí también nos sentábamos, aquí hicimos fotos bondage hace muchos años, y nos divertíamos mucho. Este era un lugar solitario, tranquilo, natural y bonito, pero ahora todo ha cambiado, y ahora este paraje está lleno de la mierda de la gente por todos sitios, muy habitado e invadido de casas.

La importancia de los escenarios en la fotografía bondage. Los escenarios son imprescindibles en cualquier fotografía para tener la opción de poder ser considerada una buena fotografía. Los escenarios deben de ser impactantes, o deben de atraer la atención al público, o deben de ser cuidados con esmero hasta el mínimo detalle, pero cualquier fotografía debe de tener siempre un escenario.

Es muy fácil adivinar que a mí me encanta siempre añadir escenarios. Yo no concibo una fotografía sin escenario, salvo la típica foto de estudio para fotografiar un plato de arroz o hacer una foto a un jarrón, pero ese estilo de foto no me ha interesado jamás, y puesto que he hecho este comentario voy a empezar hablando de fondos fotográficos horribles que aborrezco.

Fondos de mierda en las fotos. Entre el enorme listado de fotos con fondos de mierda comenzaré hablando por las fotos que se hacen con el fondo todo negro, con una tela de negro o con la iluminación. Este métdodo lo hacía yo cuando era estudiante y cuando comencé en fotografía y era un principiante sin experiencia. Sí, sí, yo hice ese estilo de fotos, pero con el paso de los años se gana profesionalidad, experiencia, creatividad, y se evoluciona. No me gusta ni tan siquiera para retrato. Es absurdo. Un retrato con el mar azul de fondo quedaría espectacular. Poner un foco cruzado o una tela negra es ridículo, absurdo y patético.

Otros fondos de mierda en las fotos. Hay gente que hace sus fotos bondage en su casa, atada en la cama, atada en la silla, o en la ducha, o en la bañera, o en la mesa, o en el sofá, o mil rincones. Todo el mundo folla en su casa. Eso ya lo sabemos. No hace falta tener una inteligencia superior para darse cuenta de que la gente folla por todos los rincones de su casa, pero ¡¡¡qué mierda de foto es ésa!!! Atada a la cama de la habitación es para hacer vídeos porno caseros y amateurs, y que la gente se ponga cachonda y excitada, pero las fotos en casa son un desastre.

Es innegable que todos hemos hecho alguna foto erótica en casa. Yo también lo había hecho, cuando era jóven y cuando no tenía experiencia. Fue parte de las hormonas revolucionadas de la juventud, nuestra ansia, nuestro ímpetu, y de mi aprendizaje para darme cuenta de que aquel nivel de fotografía no es profesional, no tiene calidad, y son una mierda.

También están esos otros fondos neutros usando la pared. Hay montones de lugares. He visto este tipo de fotos horribles hechas usando las paredes de las casas, de la calle, de locales, e incluso de clubs de sado o un pasillo de oficinas. En realidad, la gente hace fotos ridículas en cualquier lugar, las suben a sus redes sociales, donde la gente va dando a "Me gusta" con el mismo entusiasmo que cuando se sacan un moco de la nariz, les aumenta el ego, la vanidad, y el resultado es que se desprestigia, se hunde y se humilla este precioso arte de la fotografía.

Fondos oudoor. Ahora sí hablaré de los buenos escenarios. Bondage outdoor, es decir, bondage en exteriores, ofrece una infinidad de lugares encantadores, mágicos, maravillosos y fascinantes. Son interminables las posibilidades, y en toda una vida no da tiempo a hacer fotos en todos los rincones.

Nosotros practicamos outdoor bondage desde hace más de 25 años. Crecí rodeado de montañas, bosques, árboles, ríos, cascadas, animales salvajes, y llevo toda la vida rodeado de este ambiente, aunque lógicamente las necesidades de negocios y trabajos me hace pasar largas temporadas en las insoportables ciudades. Conozco a la perfección todos los ambientes naturales. De pequeño jugaba en bosques y ríos. Hago deporte en la montaña. Vivo en ambientes rurales, y hago fotos bondage por sitios inimaginables.

La naturaleza, tal como hemos dicho muchas veces, da una gama increíble y fabulosa de posibilidades, pero lógicamente el bondage en exteriores tiene sus desventajas. No son lugares cerrados, ni privados, y por lo tanto hay un riesgo muy alto de encontrarte el peor depredador de todo el planeta, que es la gente. Te puedes encontrar personas en cualquier momento, porque la gente se mete por todos sitios. Están por los bosques, volando con parapente, gente paseando el perro, gente con moto, con coche, con bici, explorando cuevas, escalando paredes de montañas, haciendo rafting, senderismo, buscando setas, espárragos, cazadores, pescadores, acampadas, y mil historias. ¡Esto parece un avión con oberbooking! ¡Y los domingos es mejor no ir! Te encuentras incluso familias todos juntos, papa, mama, hijos, hermanos, primos, abuelos y hasta se han llevado la mesa, las sillas, la nevera portátil, y sólo les falta la cama. ¡Eso no es ir a comer a la montaña! ¡Eso es un traslado de piso!.

Es peligroso porque hay perros agresivos que los pasean sueltos, cazadores irresponsables que disparan sin mirar, pescadores ilegales y furtivos, e incluso psicópatas y depredadores sexuales. Es el gran peligro del outdoor..

Dentro de todas las posibilidades de escenarios que ofrece la naturaleza, hay miles de opciones, tal como podéis ver en nuestra web. Nosotros somos los mayores expertos de outdoor bondage. Son muchos años de experiencia. Conseguir un escenario mejor o peor depende también del lugar dónde vives y la capacidad de desplazamiento. Hay gente que tienen la gran fortuna de vivir a quince minutos andando de una gran cascada o un paraje de fantasía. Viven al lado, y por supuesto para ellos es más fácil. En otras ocasiones, hay que desplazarse centenares de kilómetros, y a veces es prácticamente imposible, porque necesitarías días de viajes.

El outdoor es simplemente saber trabajar correctamente los escenarios que te quedan dentro de la propia estructura organizativa.

Edificios abandonados. Dentro de los escenarios, los edificios abandonados atraen a la gente. Es curioso que ese halo de decadencia, de ruina, de misterio, de abandono, de soledad, es atractivo. En realidad, no son edificios solitarios, ni abandonados. En un edificio abandonado hay mucha gente. Se organizan fiestas rave o clandestinas, hay gente que duerme y vive, los jóvenes se reúnen para fumar o divertirse sin que les vea nadie, hay grafiteros, hay vagabundos, hay ladrones que se llevan materiales que encuentran para la construcción, hay delincuentes, hay fotógrafos, hay modelos, y un largo etcétera. Estos edificios son todo un mundo.

Nosotros hemos trabajado muchas sesiones de fotos bondage en edificios abandonados. Está dentro de la sección de Categories, y hay de todo. Hay rincones muy bonitos, rincones sorprendentes, y fondos muy curiosos. Son peligrosos, porque puedes encontrarte gente y porque puedes tener accidentes, ya que hay paredes en mal estado, techos a punto de derrumbarse, y el suelo está lleno de cascotes, piedras y puede haber también cristales o hierros oxidados. Sin embargo, andar en un edificio es simplemente caminar con precaución, con respeto, y vigilando muy bien cada paso. Son las mismas normas que andar por la ciudad, salvo que en las ciudades la gente es subnormal y cruza la calle por donde le sale de los huevos, cruzan con el semáforo en rojo, cruzan aunque les venga una moto, un coche, un autobús o un avión a reacción, y además cruzan sin mirar, desafiantes a ver si el conductor tiene narices de atropellarle. ¡Así de imbécil es la escoria de la gente!

Hecha esta reflexión, casi he demostrado que son más seguros los edificios abandonados que las calles de la ciudades.

Escenarios interiores. En los días de invierno, donde el frío alcanza temperaturas muy bajas o las duras condiciones climatológicas hacen imposible el bondage en exteriores, sí es cierto que recurro a las fotos en interiores. Esto no significa hacer las fotos de mierda que he explicado al inicio de este artículo. ¡No! Me refiero a lugares como pueden ser salas de billar, gimnasios, o buscar ese complemento original y singular que crea el escenario. Por ejemplo, yo he hecho fotos interiores en coches antiguos clásicos, en clubs de ajedrez, en tractores agrícolas gigantescos que sólo se usan en verano y están aparcados en naves, o incluso hace muchos años hice una sesión bondage atada en un sexshop.

Es simplemente pensar un poco y ser creativos, que por algo el ser humano tiene cerebro, aunque muchas veces según quien habla no lo parece. De todos modos, no sirve cualquier sitio. No sirve por el mero hecho de ser un taller. Hay que verlo, y no hay un parámetro estándar que diga lo que tiene o no tiene que tener. Hay gente que le gustará moderno, repleto de objetos, con paredes lisas, y otros les gustará antiguo, viejo, que esté como en una inmensidad vacía y con las paredes de piedra. Sus requisitos es una decisión muy personal.

Barcos. Los barcos son un clásico de la fotografía mundial. Se usan en publicidad, en cine, cualquier necesidad de marketing, y por supuesto también en fotografía erótica.

Nosotros hemos usado pocos barcos, si lo comparamos con los ríos, tractores o caballos, donde en estos campos tenemos el mayor número de sesiones fotográficas bondage en todo el mundo. Real. Nadie supera nuestra increíble cantidad, que al mismo tiempo son fotos de gran calidad.

El inconveniente de los barcos es que yo soy animal terrestre. Siempre he dicho que las piernas son por andar. No son para volar y no son para bucear. A veces voy bien en los barcos, pero en muchas ocasiones me mareo, y en esas condiciones me van a salir las fotos torcidas, desenfocadas o apuntando a las gaviotas. Por eso las sesiones de fotos bondage que hacemos busco que sean cercanas a la costa, porque si me mareo podemos volver a puerto, y tan pronto se pone el pie en el suelo firme se me pasa el mareo en segundos.

Otro inconveniente de los barcos es que los barcos grandes son muy caros, y es un gasto excesivo e innecesario, pero reconozco que me gustan las fotos en barcos, que son unas experiencias interesantes, divertidas salvo cuando me mareo, y que tengo programadas y pensadas nuevas sesiones de fotos bondage en barcos. Tampoco es ningún secreto ni doy ninguna exclusiva. Sólo viendo mi web, y que cada mes vamos pubicando fotos, es fácil acertar que tengo programadas y pensadas fotos por todos los rincones de nuestra geografía, desde el mar y la costa hasta las altitudes de los montañas y bosques. Es mi forma de ser. Es mi vida.

Public Bondage. Bondage en público es hacer fotos atada en la calle y mezclada con la gente. Puede parecer muy contradictorio, y casi bipolar, que yo haga estas fotos, sobre todo cuando es muy sabido que me da asco la gente desde ya mi misma infancia. He dicho miles de veces que por mí le pueden dar por el culo a la gente, que no soy sociable y que siempre busco estar lo más lejos de la gente, pero ahora resulta que hago fotos bondage en público entre la gente. ¡Seguro que estás pensando que queda muy paranoico!

He explicado muchas veces que para mí las relaciones con las personas han de ser muy intensas. Compartir el día debe de estar lleno de momentos divertidos, intensos, apasionantes, y de recuerdos inolvidabless. Yo no voy a tomar nada en la terraza de un bar, ni paso el tiempo jugando a cartas, ni dedico una tarde a mirar tiendas. ¡Vaya gilipolladas de diversiones! Conmigo es al máximo, o nada. Simple y fácil.

De todos modos, las fotos de bondage en público atada en la calle son las más antiguas de nuestra web. Tienen muchos años. No sé cuántos, pero los móviles todavía no hacían fotos. En esa época se comenzaba a hablar de hacer fotos con los móviles, pero la gente que los probó decían que eran una mierda. Yo no tengo ni idea, porque nunca he hecho fotos con móviles. Me parece una asquerosidad de fotografía, pero en nuestros tiempos de juventud los móviles no eran un peligro.

Sin embargo, ahora los móviles son muy peligrosos. Te pones a hacer fotos bondage atada en la calle, y te encontrarías rodeado de quinientos móviles apuntando desde todas direcciones. ¡La puta madre que los parió a los móviles! Yo no regalo las fotos de esta manera tan estúpida. En todos nuestros más de 20 años de experiencia, quizá en cinco o seis días alguien ha podido hacer una foto rápida que no hemos podido evitar. En estas fechas, ponerte a hacer bondage en público es regalar miles de fotos por hora, y para mí eso es inconcebible. Es estúpido, y por supuesto debe de haber medidas por parte del fotógrafo para proteger su trabajo artístico.

A mí me cuesta convivir con la gente. Cada vez es más difícil para mí hablar con la mierda de la gente, pero por supuesto que la puerta está abierta para hacer nuevas fotos bondage en público. Debería de pensar cómo enfocarlas, qué conseguir de resultado, el beneficio obtenido y el objetivo de la sesión, pero sí podría hacerlo. También hay que valorar las normativas locales y legales, y ver cómo jugar con éstas dentro de su terreno de juego. Hay muchas cosas a valorar, pero no descarto ninguna.

En este punto cabe destacar que las calles y la gente sí pueden convertirse en un escenario, si el fotógrafo o el artista lo sabe trabajar.

Los escenarios no se deben repetir. No me gusta repetir el escenario, y no me gusta ambientar distintas sesiones fotográficas en el mismo escenario. Da la impresión que es la misma fotografía, hecha el mismo día, y además está carente de sorpresa y originalidad. Yo pienso que cada sesión de fotos bondage ha de ser en escenarios distintos, aunque reconozco que en alguna ocasión he repetido algún lugar, pero muy pocas veces.

Estas situaciones muy concretas se deben a que debo de haber ideado en ese lugar dos posados que me gustaban mucho, y no sabía cuál de los dos podría ser el mejor posado hasta ver la fotografía. Esto me ha ocurrido en muy pocas veces, pero sí que puedo pasar. Lo contemplo, y en estos momentos vuelvo a usar el mismo escenario una segunda vez, pero es una excepción dentro de la línea de trabajo.

En líneas generales, y ganando por abrumadora mayoría en la casi totalidad de las sesiones, los escenarios no se deben de repetir. Hay que buscar siempre nuevos escenarios.

Reflexión de los escenarios. En toda fotografía, cuidar los escenarios es imprescindible. Quedan exentos de esta afirmación los fotógrafos que se dedican a elaborar catálogos o venta de productos, ya sea miel o tornillos, así como aquellos otros ramos de la fotografia, como puede ser la científica, la educativa o la divulgativa, fotografiando insectos, fauna, flora y miles de otros ejemplos, pero esto es una web de bondage, y yo hablo de la fotografía bondage.

En nuestra temática, los escenarios son vitales. Son fundamentales. Sin un escenario, la fotografía es directamente una mierda y se puede tirar a la basura. Es una estupidez perder el tiempo de esa manera, y dar la imagen en esa ridiculez de fotos. A partir de haber un escenario, entonces sí se puede mirar la foto, y valorar si es una buena foto, una foto maravillosa, o sigue siendo una mierda de foto, que también puede pasar. Hay gente que cuando hace fotos piensa con la polla, y entonces salen la vulgaridad de fotos que se ven.

Recordar que el bondage es pasión, es entusiasmo, es emoción, es diversión, es una nfinidad de sensaciones, y es espectacular en un escenario, cual sea, cual os guste, de cual dispongáis, pero obligatorio siempre un escenario para hablar de un buen bondage y unas buenas fotos.

Miss_Ira atada en outdoor bondage sobre la arena. Unos días antes estuvimos con Miss_Ira haciendo unas suspensiones atada en un árbol en el bosque, y hemos vuelto a quedar otra vez para hacer outdoor bondage en posiciones atada por el suelo.

El bondage tiene ataduras muy bonitas, muy espectaculares, severas, complicadas, complejas, trabajadas, meritorias, impresionantes, y no son suspensiones. El bondage tiene posiciones maravillosas, y me gusta mucho cuando las modelos se atreven a explorar estos otros mundos. Está muy bien explorar las variantes del bondage, que hay a miles y miles de diferentes variaciones, y se descubre que hay ataduras mucho más duras y de mayor nivel que las suspensiones.

Miss_Ira estuvo valiente y curiosa, tuvo muy buena actitud, y se animó a experimentar otros tipos de bondage. Busqué un buen bondage, trabajado, que probara las sensaciones de estar muy bien atada, sin necesidad de estar atada a ningún poste, columna, ni silla, ni la cama, o cualquier otro elemento propio de la imaginación de cada persona.

Atada con un caballo Irish. Este mes hemos vuelto a hacer una nueva sesión de fotos bondage atada con caballos. Esta es una raza de caballos muy fácil de identificar, para las personas que entienden de estos preciosos y nobles animales. Es un Irish, que en España le llamamos el caballo irlandés, y hay tres tipos de estos caballos. Hay un caballo dentro de esta raza que es pequeño y bajo. Hay un segundo tipo de estos caballos que son medianos, que son los Gipsy, y existe un tercer tipo de caballo perteneciente a los Irish Cup, que son mucho más altos y alcanzan los dos metros de altura. Son inconfundibles por este tono blanco tan espectacular que tienen en su pelaje, que contrasta con el negro azabache.

Este caballo en concreto es de la raza Gipsy, es decir, de tamaño mediano. Los caballos son animales muy nobles, y cada uno, incluido yeguas, tienen su propio carácter y personalidad. Este caballo no le gusta ser montado. No es su predilección. Son animales que se sienten más cómodos en tirar como se le dice coloquialmente, y los veréis en muchas ocasiones llevando carretas. Por esta razón no hicimos la sesión fotos con Thyffany atada sentada encima del caballo. Existe el riesgo de que el caballo la descabalgue, y ya hicimos con otros caballos las fotos de Thyffany atada y sentada sobre los lomos de otros caballos, y que podéis ver navegando fácilmente por nuestra web.

Por esta razón hicimos la sesión atada de pie, atada con cuerdas rodeando sus piernas, los brazos atados a la espalda y amordazada. Salieron unas fotos maravillosas. Ha sido muy difícil elegir las fotos para mostrar la sesión, porque hay centenares de gestos del caballo, pero no puedo publicar centenares de fotos, porque sería interminable. Me he decidido por estas fotos, que ya son ilustrativas.

Bondage con Sweet Foxy, Malamente, Bhumikampa y Miss_Ira. Esta semana tuvimos un día muy divertido con Sweet Foxy, Malamente, Bhumikampa y Miss_Ira , cuatro modelos bondage llenas de fuerza, entusiasmo y energía, y fue un día con un montón de anécdotas.

Empiezo hablando de los mosquitos, o mejor sería decir del ejército inmenso de mosquitos. ¡Centenares de mosquitos! ¡Impresionante! ¡Incontables! Las modelos estaban acribilladas a picadas de mosquitos. Te mirabas la pierna, y podías ver hasta diez mosquitos picando a la vez. Los mosquitos eran como un atasco kilométrico de coches en la autopista, o como estar esperando en la cola del supermercado para picar. Me da la impresión que al final del día estaban los mosquitos por el suelo con la barriga a reventar del banquete de tanta sangre.

También a Bhumikampa y Miss_Ira le picaron avispas. ¡Además de mosquitos, también avispas! ¡Vaya día! Estábamos haciendo las fotos bondage atadas junto a Sweet Foxy, y nos movimos unos metros para cambiar la toma. Las modelos estaban andando para colocarse junto otros arbustos, cuando de pronto yo vi un agujero en el suelo. Era una colmena de avispas de olla. Son avispas cuyo enjambre está bajo tierra. Sí, sí, son avisperos bajo tierra. Yo las conozco desde mi infancia, y por eso las vi rápido. Son muy peligrosas, muy agresivas y muy grandes. No se ven. Están muy ocultas bajo tierra, y es muy fácil tropezar o pisarlas. Les avisé urgentes que se apartaran, pero aún así a Bhumikampa le picó una avispa en el culo, y a Miss_Ira le picó en el brazo.

Atada dentro del río frente estas cascadas de agua. Esta es una de las centenares, incluso podría decir miles sin riesgo a equivocarme, de presas, muros, diques y todo tipo de construcciones que hay en los ríos de nuestro país, porque la fuerza de los ríos se utiliza para crear energía, ybpara abastecer de agua la ciudadanía, poblaciones y empresas, con lo que es muy habitual encontrarte la mano humana en ríos.

El riesgo de estos lugares depende de muchos factores, porque varía según se abren compuertas, o por lluvias continuadas, o por tormentas, por deshielos, o por el caudal del río, para destacar los peligros más habituales. Según la época del año, la situación climatológica,o la demanda energética, hay más agua o menos agua. También hay presas, diques, etc, a los cuales te puedes aproximar muy fácilmente, y hay otros sitios, como por ejemplo en centrales hidroeléctricas, que no te puedes acercar porque están vallados e incluso vigilados por cámaras,con perros, tienen accesos cerrados, o están dentro de recintos privados.

Nosotros nos acercamos en el punto medio de caudal de agua. No nos gusta las fotos con poca agua porque es desaprovechar un escenario que en muchos momentos del año tienen una fuerza espectacular, pero en esos momentos tan bellos tampoco puedes ponerte en el agua, porque al instante te arrastraría el río como si fueras una liviana hoja caída de un árbol.

Bondage muy atrevido y peligroso en el centro de este río profundo. Voy a empezar el texto de estas fotos bondage diciendo que a nadie se le ocurra hacer el imbécil y quiera copiar esta sesión. Esta es una de aquellas sesiones que sólo hacemos entre nosotros, y fue una sesión peligrosa y complicada, pero tenemos mucha experiencia, y conocemos todos los riesgos.

Por naturaleza, los ríos varían su caudal según la época del año y las lluvias. Cuando caen tormentas y diluvios los ríos cambian de forma muy espectacular su aspecto. Pueden pasar de ser un río agradable y seguro, a convertirse en un río bravo y desbordado que arrasa y se lleva todo lo que encuentra a su paso, pero en nuestro país hay otro factor que altera de forma súbita y por sorpresa el caudal de los ríos, que son las presas y las centrales hidroeléctricas. Tenemos muchas presas y centrales hidroeléctricas en nuestro país, y pueden hacer que el río crezca muy rápido al abrir compuertas.

Aquel día nos acercamos a este río con un buen caudal que en algunos tramos alcanzaba los dos metros de profundidad, y había tramos donde no se podía su profundidad, pero superaba de hondo los dos metros que he dicho antes.

La imbécil hipocresía de la sociedad sobre el sexo y el porno. La humanidad avanza, y al mismo tiempo en muchos rincones del mundo aumenta la asquerosa hipocresía de la gente, sus ridículos tabúes, los analfabetos estigmas y los prejuicios estúpidos. Quizá estáis pensando que hablo de países dominados por algún régimen comunista o creencias religiosas, pero no hace falta irse muy lejos. Aquí mismo, en Europa, en España, también tenemos esta mierda, y las redes sociales son la principal vía de expansión de este atraso mental y cultural.

Esto afecta a muchos campos. Ocurre cuando hablamos de las libertades, ocurre cuando hablamos de los derechos igualitarios entre hombres y mujeres, ocurre cuando hablamos del racismo, cuando hablamos del ámbito laboral, y miles de temas más que necesito páginas enteras para mencionarlos todos.

De la interminable lista, yo voy a hablar de la imbecilidad hipócrita de la sociedad en verso al sexo y al porno.

Sobre la censura al sexo y al porno. La censura a fecha de hoy es inadmisible. YouTube te censura todos los vídeos que puedan ser considerados de contenido adulto. Facebook e Instagram no te deja publicar según qué desnudos, e incluso se han dado casos de que han borrado fotos donde una mujer está dando de mamar con el pecho a su bebé.

Yo no tengo estas redes sociales de Facebook e Instagram que se dedican a recopilar datos personales y darles un uso del cual no tengo duda. Me parece increíble, inaudito, e incluso repugnante, ver cómo la gente pone en estas redes las fotos de cumpleaños de sus hijos, el suyo, las fotos de la escuela, dónde viven, dónde compran, dónde van de vacaciones, su boda, con quién están casados, sus aficiones, su coche, y su vida entera. ¿Qué coño estáis haciendo? Si yo te paro por la calle y te pregunto por tu nombre, apellido, dónde vives, tus hijos, tu trabajo y tu pareja, seguro me enviarás a la mierda, no responderás o llamarás a la policía. Entonces, sin preguntas, ¿por qué lo publicáis para que lo sepa todo el mundo? La gente se ha vuelto subnormal.

Yo sí tengo YouTube. He publicado algunos vídeos de bondage, y también publico mis entrevistas de sexo con la gente, al mínimo nivel, lo más light posible, y con un guión meramente educativo o divertido. El margen es muy escaso, y limita enormemente mis ideas, pero hago lo básico y simple, que en España ya es suficiente y ayuda a avanzar, con el gran retraso acumulado. De todos modos, soy consciente que cualquier día me lo borran, porque ya una vez me sancionaron por poner un vídeo donde enseñé cómo se atan los dedos de la mano. Según YouTube, aquel angelical vídeo incitaba al sexo. Era un vídeo sencillo, muy fácil, que no me costó nada, así que tampoco me importó.

Falta hablar de las televisiones, las radios y los periodistas. En España, las televisiones y las radios son en esta época la vergüenza histórica del periodismo. Aquí los pocos programas de sexo que se hacen son horribles, vulgares, simplistas, sin buena documentación, sin abrir temáticas, y muy limitados a cómo se pone un condón, qué es la masturbación o alguna fantasía sexual, tratada de la forma más banal y burda posible.

El periodismo español ha demostrado durante la pandemia del coronavirus que está al servicio de los políticos. Se ha pasado desde el primer día creando alarma, pánico social, difundiendo las proclamas escritas del gobierno autoritario, dando voz a la línea de pensamiento oficial y silenciado toda crítica discordante. Ha disfrutado de encerrar a los ciudadanos en su casa, y han dedicado horas y días y semanas y meses sin descanso a que la gente salga a la calle con miedo, sumisa y obediente.

Tenemos periodistas, e incluso medios de comunicación, financiados y dirigidos por la Iglesia Católica, y toda su programación parece haber sido aprobada por el bueno buenito de Flanders en Los Simpson.

No hay voz para el sexo y el porno, y los pocos altavoces que se dan muy en cuentagotas son de trato mezquino y equivocado.

La realidad de si la gente mira porno. El concepto general que ha establecido los prejuicios y los tabues es que la gente no mira porno, y dicen que los que miramos porno somos unos pervertidos y unos degenerados. ¡Su puta madre!

En mis entrevistas de sexo a la gente he preguntado muchas veces si miran porno. Se lo he preguntado a chicos y a chicas, muchas chicas, y el 98% de la gente reconocen que sí miran porno, o han mirado porno. Sí, sí, ¡SÍ!, sí la gente mira porno. Claro que sí. Mira los portales famosos de vídeos porno, y verás una lista gigantesta de vídeos con decenas de millones de visualizaciones y miles de comentarios y votaciones. El volumen de tráfico de algunos portales es inalcanzable ni para las mismas televisiones.

En todo un día, tiene mucha más audiencia un portal de vídeos porno que un soporífero informativo televisivo dedicado a adoctrinar y manipular la sociedad. Hay un caso ilustrativo muy fácil de demostrar real. Por la televisión española TeleCinco se emitió la espantosa película "50 sombras de Grey", que a pesar de ser una película desastrosa lleno de tópicos y errores, bien se agradece tuvieran por fin el valor de emitir una película de estas características. ¡Que estamos en el siglo XXI desde hace años! La realidad de las audiencias oficiales dijo que esta película fue la más vista en el 2017 de todas las emitidas en las televisiones españolas, reuniendo a 4.627.000 espectadores con una cuota de pantalla del 26,5%. ¡No tan sólo esta estadística! Es el título más visto en los últimos dos años, es decir, con el 2016 incluido. Pero en los días siguientes, muy poca gente reconocía haberla visto. Supongo que los índices de audiencia indicaba que había cuatro millones de espectadores con la televisión encendida, pero quizá estuvieron dos horas cagando en el lavabo. Son las excusas de mierda de este país.

Las actrices pornstar, y los actores porno, tienen millones de seguidores y seguidoras, y sus cuentas corrientes estoy seguro son la envidia incluso de los mismos millonarios. Los grandes eventos dedicados al porno y al sexo atraen decenas de miles de visitantes llegados de todo el mundo, y las colas de espera delante de determinados stands, para autógrafos o castings, son interminables.

La verdad es que los tres grandes negocios mundiales son el sexo, las armas y las drogas, y esto no es hipocresía. Refiriéndome al sexo, los números económicos de este sector son impresionantes. Os podría enumerar un listado de no terminar nunca, pero por ejemplo en Estados Unidos la industria pornográfica genera mucho más movimiento económico que la prestigiosa NBA y la Liga Profesional de Beisbol juntas, dos deportes muy importantes en ese país, y así podría estar horas con ejemplos incontestables y reales.

Opiniones acerca del porno. Mirar porno genera lógicamente todo tipo de opiniones. Mirar porno no significa que te guste ese porno, y os voy a comentar algunas opiniones.

Hoy en día está de moda la línea ideológica feminista radical de que el porno cosifica a la mujer. Dicen que crea violencia, y mil cosas más. Yo descubrí mis gustos por el bondage muy en mi infancia, y todavía no había visto porno. En la adolescencia sabía que me gustaban las cuerdas, pero no había internet en esa época, y no había visto porno. Tenía mis gustos, mis conceptos sexuales, mi pasión por el bondage y mi forma de ser.

Llegó Internet y comencé a mirar porno. Antes miraba muchísimo porno. Ahora, después de tantos años, miro porno muy de tanto en tanto, pero el porno no me ha cambiado para nada. No he cambiado mi opinión de las mujeres. Sigo manteniendo el mismo respeto y el mismo concepto de igualdad que cuando era joven, sin Internet y sn porno. No me ha generado violencia, no me ha cambiado mis gustos sexuales, no ha enloquecido mi pasión por el bondage, y no ha cambiado mi forma de ser.

El porno no afecta a la forma de ser, salvo que sea una persona inestable, esquizofrénica e insegura, en cuyo caso le puede afectar tanto el porno como los Teletubbies, porque el problema está dentro de su mente. No radica en lo que ve.

Dicho esto, reconozco que hay porno que me encanta y porno de mierda que no vale nada. He visto vídeos sado que son ridículos con una interpretación patética y penosa. He visto vídeos que no excitan nada, que son muy falsos, que están muy mal grabados, y he visto vídeos asquerosos que no he pasado de los cinco segundos. He visto vídeos horribles, de gente que se come mierda o que se clava la polla con agujas y comienza a sangrar. ¡Qué bestias! ¡Qué animales! Para mí eso ya no es porno. Eso es espantoso. No hagáis esas guarrerías. Terminaréis enfermos en el hospital, y así no tienen que terminar las fantasías.

Ahora dicen que hay porno feminista, hecho por mujeres para las mujeres. Es simplemente una línea estratégica de marketing que se quiere aprovechar de todas las campañas feministas a través de las redes sociales, pero yo no creo en este concepto del porno feminista. Un vídeo me puede gustar, y me da igual si el director es un hombre o una mujer. Me parece ridícula la guerra de sexos. La gente dice que no quiere guerras, pero cuando tienen oportunidad se inventan su propia batalla. Yo valoro la creatividad, la originalidad, la temática, la elegancia, la interpretación, el guión, la pasión, la historia, y todos estos factores los pueden tener los hombres y las mujeres. Sólo depende de su inteligencia, su serenidad, su entusiasmo por trabajar y su capacidad de esfuerzo. No hay porno feminista. Es sólo una marca, un sello, una estrategia comercial de marketing.

De todos modos, esto es cine, y como todas las películas hay opiniones de todos los gustos. Hay gente que le gusta una película, y gente que le parece una mierda la película. Hay gente que admira el trabajo de un actor o de un actriz, y gente que le parece mala actriz o un actor desastroso. Hay gente que le gusta la comedia, el drama, el cine de acción, cine de aventuras, o cualquier otra temática, y en sexo ocurre lo mismo, con gente que le gusta los tríos, los lésbicos, bondage, gangbangs, sado y un montón de fantasías. Cada persona tiene sus propios gustos, y está en su pleno derecho. Es libre de pensar y de expresar, pues en toda sana democracia existe el derecho de libertad de expresión y de opinión.

El sexo sin el porno. Escuché hace vez hace años que se calculaba que el acto diario y rutinario no esencial más practicado en todo el mundo, es decir, excluyendo comer, beber, dormir, cagar y mear, es follar, o tener sexo. Es innegable que el sexo marcaba nuestro destino en muchas etapas de la vida. Aprendí durante mis entrevistas de sexo que el sexo es muy importante para la gente, y es imprescindible para la gente joven. Está señalado como una condición obligatorio para toda pareja joven. No pueden ser novios si no hay sexo.

Yo preguntaba a la gente qué harían si tuvieran una pareja cariñosa, romántica, tierna, educada, culta, responsable, trabajadora, madura, encantadora, perfecta, pero que su único fallo era que no tenía sexo, o el sexo era muy aburrido y rutinario, siempre igual, y el 99,9% por ciento de las respuestas decían que no podrían estar con esa persona, y lo dejarían.

El sexo es de una importancia sagrada cuando eres joven. Después, con el tiempo, he visto que la vida sexual languidece, y dicen que los matrimonios se acostumbran a no tener sexo, y lo llevan mejor con la madurez y la edad, pero yo no pienso que sea costumbre. Se buscan de excusas el estrés laboral, la tensión, los problemas, la hipoteca, pero hay otra causa mucho más dolorosa, y es el inexorable paso del tiempo.

El sexo es química. Es una revolución hormonal. A mí también me ha ocurrido. Cuando tienes quince años la polla se pone dura toda sola sin saber por qué. Yo siempre decía que la polla va a su historia por su propia cuenta. Te levantas de la cama después de dormir, y descubres que tienes la polla como una lanza apuntando al techo, como si quisiera atravesarlo. Vas en autobús, y los adoquines o los baches te crean una erección justo cuando te toca bajarte y salir a la calle. Se pone la polla dura por nada, y casi te pasas más tiempo trempado que flácido.

A veces iba andando, tranquilo, sin pensar ni en chicas ni ver nada estimulante. Nada. Pensaba en los estudios, en comer, y de repente notabas que la polla comenzaba a cambiar de tamaño, a hacerse grande y más grande, en plena calle y todo llena de gente, y yo iba haciendo equilibrios, andando como un pato a ver si paraba la erección, pero la polla seguía a lo suyo. Las hormonas son las hormonas. Hay que aceptarlo, y me sentaba en un banco, doblado hacia delante, disimulando hasta que volviera a su tamaño normal.

Otras veces tenía sueños eróticos por la noche, y descubría al lavantarme que me había corrido, que había tenido un orgasmo. Me informé hace tiempo por qué me ocurría esto, y vi que es algo muy normal y natural en los chicos, porque el semen es masculino. Yo pasé por esa etapa de la vida, y entiendo y comprendo la vital importancia del sexo para los jóvenes. Forma naturaleza de la naturaleza humana, y no eres un depravado o un pervertido por tener la polla dura cincuenta veces cada día.

Ahora ya tengo años. Ya me estoy haciendo viejo. Ya paso de los 40 años, y la polla está mucho más calmada. Demasiada incluso, pero este es un factor clave en el bajón sexual de las relaciones. A esta edad ya no produces la increíble cantidad de hormonas de cuando eras joven. El cuerpo ya está hecho. La evolución física ha concluido. No hay producción de sobras, y a medida que tenemos mayor edad está producción se minimiza. Sigue habiendo sexo, pero se acabó el que se ponga la polla dura decenas de veces al día, los orgasmos nocturnos y todas aquellas aventuras.

A estas alturas, la relación debe de ser suficientemente sólida, estable y compenetrada, como para minimizar esta pérdida, o mejor dicho este descenso, que se debe de aceptar con naturalidad y sin ningún drama. Es parte de la vida, y les pasará a todos y todas, incluso a esas personas que hoy han follado tres o cuatro veces durante todo el día. A estas personas decirles que disfruten sus folladas consentidas porque también les ocurrirá en las próximas décadas, que llegarán mucho más rápido de lo que se pueden imaginar.

Las libertades en el sexo y el porno. El sexo y el mundo del porno está lleno de estigmas, de prejuicios, de tabúes, de incultura, y de tópicos, generados por la incultura, el analfabetismo, creencias religiosas interesadas en el desprestigio del sexo, o ideologías arcaicas y prehistóricas que han sobrevivido hasta las fechas presentes.

En realidad, en culturas atrasadas o todavía contaminadas por creencias y costumbres antiguas, la imbecilidad de los prejuicios y los tabues existe incluso en si un chico no puede llevar una camisa de color rosa, o en la inmensa gilipollez de que las mujeres son mejores cuidadoras porque son más sensibles. Nuestra mierda de cultura está lleno de idioteces de este calibre, y lógicamente el sexo y el porno son las dianas favoritas.

Yo lo tengo muy claro. Siempre digo que el sexo debe de ser consentido y entre mayores de edad. A partir de ahí, si todas las personas están de acuerdo libremente, sean dos o treinta, que follen cómo les dé la puta gana. Es innegable que la gente tiene fantasías muy variopintas. Algunas fantasías nos pueden gustar, y otras fantasías nos pueden parecer de enfermos, pero hay que respetar las libertades de cada persona. Están en su pleno derecho, es su elección personal, y si a ellos o ellas les gusta y quieren practicarlo, es válido, correcto y legal. No podemos juzgar las fantasías por lo que a nosotros nos parece bien o no, porque de este modo hay millones de juicios que no se van a poner de acuerdo, y va a terminar fatal.

Ocurre lo mismo con el porno. La gente está en su derecho de hacerse las fotos porno que quieran, de grabarse y de participar en lo que quieran, siempre en decisión libre y mayores de edad, y el público está en su derecho de mirar los vídeos, alabarlos, criticarlos o masturbarse mientras lo miran. A nadie tenemos que darle explicaciones.

La influencia y la incitación del porno y el sexo. Esta es otra de las grandes estupideces en el analfabetismo humano. Dicen que el porno incita a la violencia, y que da conceptos equivocados de lo que le gustan a las mujeres.

Yo llevo muchos años mirando porno, y la gran mayoría de vídeos son bondage, como es lógico. A veces me ocurre que voy a ver un vídeo y resulta que ya lo he visto. Es lo que tiene tantos años de mirar vídeos porno bondage, pero también miro algún vídeo que me llama la curiosidad, y no es bondage. Hay vídeos de todo. Hay vídeos bukkake, sado, spanking y mil cosas más, pero ningún vídeo me ha influenciado nada ni me ha incitado jamás a nada, y son más de 20 años mirando porno.

Ningún vídeo porno, sea cual sea la temática o las escenas, me ha hecho cambiar mis opiniones. Ningún vídeo porno me ha dado ningún concepto equivocado nadie. Desde mi adolescencia creo que la gente es imbécil, traidora, mentirosa, inculta, manipulable, adoctrinable, vaga, farisea, hipócrita, y sigo pensando igual, y seguiré pensando igual toa la vida. Nunca he pensado que las prácticas que veo en vídeos le gusten a mi pareja, las modelos o cualquier otra chica. Si quiero saber lo que les gusta, se lo pregunto a ellas directamente, pero no voy a crear ningún absurdo estereotipo por lo que he visto en un vídeo. No me han influenciado en nada.

Esta excusa sólo pretende inculcar una forma de pensar troglodita y atacar las libertades de las personas para imponer su línea ideológica, quizá basada en creencias religiosas o políticas. ¡Ni puto caso! La gente debe de disfrutar del sexo y el porno, siempre consentido y en mayoría de edad, y los discursos frígidos, puritanos, ridículos, retrógrados y tercermundistas, por mí se pueden ir a la mierda.

Hay que aceptar que la vida son combates. En mi caso, es decisión del destino desde mi tierna infancia, y yo lo acepto. Yo creo en el destino, y tengo miles de ejemplos que no comento porque no le importa a nadie. Simplemente, se asume, y sí, se entra a combate, sin piedad, sin perdón, sin descanso y sin dudarlo.

La libertad es vuestra. No hay que dejar influenciarse por la inmensa sarta de estupideces que hoy en día se escuchan. Estamos en la horrible época donde la hipocresía, los tabúes y la falsedad, supera los tiempos de la Inquisición y el puritanismo. En sexo hay que divertirse y disfrutar de la libertad personal que es vuestra, única e intransferible, respetando las dos normas imprescindibles, de sexo consentido y en mayoría de edad todos. Puedes añadir mil normas a estos dos puntos de partida indiscutibles e imprescindibles, como sería no estar borrachos, ni drogas, o mil cosas. Esto ya es decisión vuestra, que yo no tengo por qué inmiscuirme ni decir. Es vuestra libertad como derecho fundamental. Estáis en vuestro pleno derecho.

Atada a una silla en esta casa en ruinas. Nos fuimos de excutsión, y nos encontramos con esta casa abandonada. Las paredes yel techo está muy sólido, pero todo el resto está derrumbado y roto. Entramos, y al momento ya pudimos ver la presencia humana, con este asqueroso sofá bien sucio y la silla a su lado, mucho más limpia.

Hubo otra sorpresa en esta casa abandonada. Hay un estrecho túnel que se hunde en la pared y toma dirección ascendente al piso superior en completa oscuridad. Allí dentro había una colonia de murciélagos. Hay muchos tipos de murciélagos en este país, pero esto no es Drácula y no son vampiros que van chupando sangre, no, no, no. Hay que tener cultura. Son muy pocas las especies de murciélagos los que se alimentan de sangre. Aquí en nuestro territorio son murciélagos insectivoros, y se alimentan de insectos, en su práctica totalidad de mosquitos. Su presencia es vital, porque evitan las plagas de mosquitos. Es la naturaleza.

Detectada la presencia de los murciélagos, ya tomamos las medidas para no molestar y que no entrara la luz en su cavidad. Recordar obligatorio que los animales salvajes en la naturaleza no se tocan. No se molestan. No se cazan. No se les tira comida. No se les da pan ni patatas. Saben defenderse y vivir perfectamente solos. Los inútiles siempre son los humanos. Como máximo, los animales salvajes se ven, se graban sin molestarlos y se fotografían, si se puede. Nada más.

Atada muy arriba con un tractor. Todo el mundo conoce los tractores equipados con palas, pero dependiendo de las necesidades de cada ganadero, agricultor u otros servicios, hay muchos artilugios distintos. Uno de éstos es este brazo que se usa para levantar cargas a bastante altura, como por ejemplo amontonar balas de pala en alto o subirlas a zonas superiores de un pajar, y evitar que la carga se desequilibre y caiga sobre el tractor. Sería un desastre, porque las balas de paja pesan más de 100 kg, con lo que quedarías aplastado, y este marco evita que la carga se precipite sobre el tractor. En todo caso, se tumbaría hacia delante.

Este brazo en cuestión está levantado casi al máximo, en torno a os cuatro metros de altura. Le falta apenas treinta centímetros, pero no quise forzarlo a su capacidad total, por cuestión de seguridad. Preferí dejar un margen, porque los tractores suelen tener fallos mecánicos. Pueden tener averías, en cuyo caso la pala o el brazo caería por su propio peso, y otro riesgo de los tractor es que son vehículos mucho más inestables de lo que parecen. Son vehículos que vuelcan, y durante un año, según estadísticas oficiales, mueren unos cinco o seis trabajadores, agricultores o ganaderos, por el vuelco del tractor. No es una broma, y no me lo invento. Es real. Es noticia real, y si no me crees, consúltalo tú mismo o misma.

Nosotros colocamos el tractor en posición perfectamente segura y de tal forma que se viera el cielo azul en el cuerpo de la modelo, sin que los árboles ni cables de electricidad ni las casas vecinas enturbiaran el fondo del cielo. Fue atar a la modelo, atada boca abajo, con las piernas abiertas a los extremos y los brazos también abiertos, amordazada, y comenzamos a hacer esta sesión muy divertida y bastante loca atada al tractor.

Atada y peinando el torrente su cabello. Los torrentes motañosos tienen estos escalones característicos en sus descensos de las montañas camino de los ríos. Están formados por piedras, y pueden cambiar completamente su apariencia. Sin lluvia apenas llegan a llevar un palmo de agua, pero cuando caen diluvios torrenciales o grandes tormentas en las montañas, aunque no llueva aquí, crecen brutalmente llegando a superar el metro de profundidad, y arrastrarían a una persona o a un coche sin problemas. En esos días o semanas los torrentes no se pueden cruzar.

Ahora es época tranquila y segura.No es época de deshielos, y no hay tormentas desde hace semanas, por lo que hemos decidido hacer esta sesión de fotos que hace mucho tiempo tenemos pensada. La sesión bondage es con la modelo atada dentro del agua, tumbada sobre las rocas que forman el escalón descendente, con las manos atadas a la espalda, las piernas atadas juntas, desnuda y amordazada.

Aquí buscamos el efecto cabello, porque colocada en la dirección que circula el agua se consigue que el propio torrente abra el cabello como si fuera un abanico. Le da mucho volumen, que lógicamente va variando por el efecto de la corriente, más o menos abierto.

Bondage sentada en la roca hundida en el río. Las semanas anteriores hemos estado hecho muchas fotos en cascadas, ríos grandes, e incluso fotos con tractores y caballos. Esta vez queríamos un día tranquilo, para llenarnos al máximo de nuevo de energía, y nos hemos acercado a este tramo del río que circula en estas fechas con mucha tranquilidad.

Su profundidad es ahora entre uno y dos palmos solamente, pero estas grandes rocas en medio de los ríos suelen formar pequeños hundimientos donde de repente el río puede alcanzar el metro o los dos metros de profundidad. Son profundidades repentinas, formada por la propia naturaleza, en la mezcla de la roca y el curso del río, y la idea fue con la modelo sentada encima de la roca, pero hundida en el agua de cintura hacia abajo. Las piernas atadas podían colgar perfectamente hacia abajo, y se conseguía esa apariencia curiosa de estar sentada en el río.

Elegimos esta roca porque también está en el centro del río, y queda mucho más bonito ver el agua circular por ambos márgenes de la fotografía, pero el suelo está lleno de piedras y rocas, con mucho desnivel, y hay que ir en cuidado de no tropezar, porque es muy fácil caerse y romper las cámaras, por lo que hay que tener mucha precaución, vigilar cada movimiento, reconocer el terreno y tener el máximo respeto por la naturaleza. No se puede tropezar. Hay gente que tropieza y le echa la culpa a la piedra por estar en el camino. ¡Será imbécil! La culpa es del patoso que no vigila y se cree que el río es el jardín de su casa. Nos sobran idiotas en este país.