Estas vallas son de las granjas donde habían vacas y terneros. En ocasiones quedan vacías.

Nosotros hemos querido aprovechar la oportunidad para hacer una sesión bondage sin animales dentro, con la estética típica de las granjas y estas vallas recias. Su estructura permite miles de posibilidades de posados y ataduras con todo tipo de formas y niveles. Cada persona tiene sus propias fantasías, y cada uno/a verá un posado distinto. Las fantasías son muy propias y personales. Yo tengo tanta multitud de ideas que necesitaría cinco años por lo menos haciendo fotos cada día para hacer todas las de la lista.

Comencé por la posición de los brazos abiertos paralelos a los laterales, atada a la barra superior, unidos los brazos a los hierros con cuerdas por los brazos y las muñecas. Me gusta esta posición, y además decidí hacerla en suspensión, con las piernas atadas en frogtied y levantadas del suelo. Las barras posteriores, por detrás de las piernas y de la espalda, consiguen que la modelo quede completamente recta, frontal y muy inmóvil, porque no tiene casi nada de margen de movimiento. Esta característica que se puede aplicar en el bondage le gusta mucho a las personas que viven esta fantasía con nivel y con pasión.

Me gustan las fotos amordazada porque el bondage real, bueno, el de calidad, debe de ir acompañado de una mordaza. Hay diferentes estilos, pero colocarse cuerdas por el cuerpo y dar vueltas en plan adorno eso no es bondage, y eso es muy amateur. Yo les llamo arbolitos de Navidad a esas chicas.

Thyffany Young es una extraordinaria modelo y esto sí es bondage. Las fotos salieron geniales, y os he puesto una buena cantidad de fotos en esta galería con varios ángulos de enfoque. .