Este es un tractor antiguo con más de 30 años de antigüedad, pero en su época estuvo considerado un tractor moderno porque incorporaba de avances el doble embrague y la dirección hidráulica. Hoy en día los tractores buenos han cambiado mucho, y tienen casi todo automático. En broma se suele decir que se conducen solos.

Tenía ganas de hacer fotos en este tractor, pero los tractores son herramientas de trabajo, y no están disponibles todo el día. Ahora esta semana es tranquila, y ha sido un buen momento para ampliar nuestras sesiones fotográficas con los tractores.

El tractor estaba perfectamente aparcado, junto las balas de paja envueltas. Es una técnica habitual en ganadería para conservar las balas de paja, aunque no la práctica todos los ganaderos. Hay muchas formas de conservar las balas de paja para el invierno o para su cambio de ubicación, y ésta es una de las formas. Es opcional, y es válida como todas las demás.

Elegimos un posado que Thyffany lleva muy bien por su enorme experiencia. Es la mejor modelo española. Fue con las manos atadas arriba en el tractor. Es una posición muy dura en suspensión, porque duelen las muñecas al tirar hacia abajo el peso del cuerpo, pero Thyffany sabe controlar las pautas del tiempo, los movimientos, los posados, y puede aguantar la sesión. Mucha gente no aguanta esta posición ni tres segundos, y con Thyffany sí se puede hacer toda la sesión de quince minutos completo. Simplemente es una posición que puede ser dolorosa en las suspensiones.

La pierna izquierda está atada al muslo de la misma pierna, en un frogtied que le mantiene la pierna levantada sin tocar suelo. La pierna derecha está atada encima del muslo de la pierna izquierda, con la cuerda atada a la pala del tractor, y con estas ataduras básicas ya se consigue una buena suspensión.

Me decanté por esta suspensión para variar algunas posiciones en esta modalidad de bondage. Hay miles de opciones, e iremos haciendo nuevas y distintas suspensiones.