Sakura Strike es una chica maravillosa, y una excelente profesional. Le gusta el bondage porque es arte, y fue una experiencia muy divertida hacer dos sesiones de bondage.

El bondage outdoor es precioso. Las fotografías en naturaleza siempre son muy bonitas, y le enseñamos algunos árboles encantadores y muy seguros, porque Sakura Strike quiso hacer en su primera sesión una suspensión.

Los tonos verdes del paisaje quedaban fantásticos con el color de su pelo, alumbrado y muy brillante por el sol. Hicimos los brazos atados a la espalda, con un simple y efectivo arnés de cuerdas por encima y por debajo de su pecho, y las piernas atadas por los tobillos. Estaban separadas, y eso permitía a Sakura generar movimiento y bellos posados.

Es una modelo encantadora, y os hemos publicado algunas fotografías para que podáis ver la belleza de Sakura Strike y de la sesión.