En esta zona exterior de la fabrica derrumbada había una viga de pie, inclinada, apoyada sobre una pared con toda la apariencia de haber sido reformada. Me da toda la impresión que la posición de la viga no corresponde a un derrumbe, y está así colocada quizá cuando hicieron alguna reforma, hace años.

De todas maneras, ya me servía para la sesión de fotos. El sol quedaba frontal, recta, y se puede ver en la sombra de la viga si sois observadores u observadoras, que es prácticamente recta. Las sombras dicen mucho en las fotografías.

La idea fue Thyffany Young atada en la viga, desnuda, toda estirada y con las manos atadas por la parte posterior de la viga. Decidimos este posado, y fue ir colocando cuerdas rodeando su cuerpo atada a la viga, por los tobillos, las rodillas por encima y por debajo, por los muslos, la cintura, los pechos otra vez repitiendo por arriba y por abajo, y la mordaza apretando su cabeza contra la viga, inmóvil y atada.

Íbamos a colocar algunas otras cuerdas en vertical para hacer un bondage complejo y completo, pero esto de las cuerdas cruzadas lo hacemos en muchas sesiones. Me di cuenta el detalle de que hace meses que no trabajo una sesión donde las cuerdas sean todas horizontales. Le da una estética diferente, y yo tengo que pensar en todo tipo de público y respetar todos los gustos. Hay miles de personas que les gusta la estética de todas las cuerdas horizontales, y con estas ataduras hicimos la sesión. Quedó bonita.