Urban Decay. Bondage en edificios abandonados. Hace tiempo, en un rincón muy oscuro de una fábrica abandonado, nos encontramos con una bañera, y otra vez nos hemos encontrado con otra bañera industrial. Esto no es la bañera de los pisos o de las casas de la gente. ¡No, no! Por sus grandes dimensiones, es fácil adivinar que sería para líquidos. Algo deberían de mezclar o de teñir aquí dentro, pero esto es una web de bondage, así que no sé qué mezclaban aquí dentro. Yo no fabrico jerseys ni calcetines o lo que sea.

A diferencia de la bañera de años pasados, esta bañera estaba ubicada junto a una ventana por la que entraba mucha luz. Su tamaño enorme, y el espacio reducido de la estancia, hacia difícil tomar ángulos distintos para enfocar toda la bañera, y tuve que hacer algunas fotos desde la habitación de al lado, para que me entrara toda su longitud. Hay gente que en su casa tiene piscinas más pequeñas.

"Bondage dentro de esta gran bañera industrial abandonada"

La bañera estaba cubierta un trozo por una especie de madera de medio centímetro de grosor, y debajo estaba lleno de cristales rotos. Eso indicaba que había venido gente, que quisieron entrar para asomarse por la ventana, que no llegaban porque es alta, no quisieron pisarse con los cristales, y pusieron esa tabla y ese bidón. Las casas y las fábricas abandonadas están llenos de gente, y te puedes encontrar de todo, desde simples curiosos y grafiteros hasta delincuentes y vagabundos. Nunca hay que fiarse, y nunca se puede bajar la guardia ni un segundo. ¡Si llegamos nosotros, pueden llegar otros!

El uniforme blanco de minifalda y top quedaba genial en ese escenario, porque reflejaba la luz que entraba por la ventana y le daba mucha iluminación. Thyffany se sentó sobre la tabla, con las piernas atadas juntas, muy bien atadas, desde los tobillos atados hasta los muslos, las manos atadas a la espalda, amordazada, y terminadas las ataduras comenzamos a hacer las fotos.

En estas sesiones donde yo no puedo moverme mucho y no puedo cambiar muchos ángulos por el espacio reducido buscamos que la modelo pueda moverse atada y cambiar de posados, y este bondage está pensado para diferentes posturas de la modelo. Hicimos también sentada sobre el tablón, pero es de cartón hueco y se abolló. Tampoco importa. Si alguien quiere mirar por la ventana, se puede subir al borde con total facilidad y asomarse.

"Es la segunda bañera encontrada en diferentes edificios abandonados"

Es la segunda bañera de estas características que nos hemos encontrado durante un año. A este ritmo, todavía haremos una colección de sets fotográficos en bañeras industriales abandonadas. En realidad tienen mucho encanto. Son poderosas visualmente en la fotografía, porque contrastan su aspecto robusto y sus dimensiones con el cuerpo humano. Es un escenario impactante, muy poco habitual, y quedan geniales en las fotos. Nosotros estamos muy contentos de hacer estas sesiones con las bañeras que nos encontramos, y ya la sesión anterior nos comentó nuestro público que les había gustado mucho. Esta bañera también ha quedado muy guapa.