Este fin de semana hemos hecho fotos bondage atada dentro de la piscina, de pie, atada con cuerdas rojas, desnuda y amordazada con un ballgag rojo.

Esta sesión es complicada. Hay que muy en cuidado. La piscina tiene poco más de un metro de profundidad, y es muy fácil ver el riesgo. No se necesita ser ningún genio. Tampoco es necesario tener una inteligencia superdotada, ni nada por el estilo. Es sólo usar el sentido común y la lógica, y hay que hacer las fotos con la máxima seguridad y experiencia, sin margen de error.

Yo siempre digo que en estas fotos el margen de error es cero. No puede haber ningún error. A veces escuchamos decir que no existe el margen de error cero, pero eso sólo lo dicen los vagos, los inseguros y los perdedores. Se puede, se debe, y se tiene que trabajar, sin margen de error.

Otro detalle es el tiempo de reacción. Tan pronto como la modelo muestre el mínimo desequilibrio, con el peligro de caer dentro de la piscina, ya esta todo preparado para reaccionar. Es menos de un segundo. Esta todo hablado y preparado.

Además, las ataduras en estos casos también son especiales. En su espalda veréis que tiene un grueso volumen de cuerdas. Es por seguridad. Quizá habrá algún imbécil que dirá que eso esta mal puesto, que no es estético, y mil tonterías. La gente dice muchas estupideces, pero ese grueso volumen de cuerdas en su espalda tiene un truco de seguridad. Es un comodín auxiliar de ayuda urgente, por decirlo de algún modo, pero no os voy a contar por qué sirve, ni cómo se utiliza.

Hay más secretos de seguridad. Recordar que cada año mueren centenares de personas ahogadas en piscinas, públicas o privadas y particulares, y no están atadas. Sólo nadan, y se bañan, o caen a la piscina de manera involuntaria, y se ahogan. Esto ocurre mucho en verano.

Por eso la seguridad es imprescindible. Están prohibidas las tonterías, las imprudencias, las temeridades, los egos, la vanidad y el exceso de confianza, pero no voy a contar los detalles. Esto ya entra dentro del campo privado y personal.

La sesión salió perfecta, divertida, e incluso la modelo supo jugar con el agua. Quedaron unas fotos muy divertidas, y en los próximos meses publicaremos más fotos atada en la piscina.