El caudal de la mayoría de los ríos en nuestro país es muy variable según las épocas del año, y depende también de la lluvia caída o de los deshielos. En ciertos meses van muy fuertes y hay que respetar la fuerza de la naturaleza. No hay que tocarla. Es esperar, porque siempre hay un momento en que la naturaleza nos permite disfrutar del río, siempre con respeto. Los problemas y los accidentes son muy probables si se cometen imprudencias, o se tienen vanidades y soberbias.

Siempre hay que ser precavido y saber dónde podemos colocarnos, porque la profundidad del río varía. Son veinte centímetros en algunos tramos, pero de repente se hunde por efecto de rocas y cae al medio metro, o en la zona central alcanza el metro de profundidad muy fácil.

Decidí hacer las primeras fotos con la modelo colocada en el centro del río, junto unas grandes rocas que ahora no están cubiertas por el agua. La modelo estaba perfectamente segura sentada en ese rincón, y la idea de la foto fue enfocar la ligera pendiente del río que sigue bajando de las montañas, pero el río acelera y tiene más fuerza que en los laterales. Yo no tenía casi margen de movimiento para hacer enfoques distintos, porque las piedras resbalan, y el río empuja en este tramo. Había mi riesgo de mojar las cámaras si tropezaba, por lo que hice un par de enfoques y subí la modelo unos metros más arriba, donde comienza la pendiente del río para captar el movimiento del agua.

Se puede colocar a la modelo en un nuevo sitio sin desatar las cuerdas, claro, es muy fácil, y de esta forma yo también podía moverme por la zona de las rocas, del agua y hacer enfoques variados. Yo ya jugaba en ríos cuando era pequeño, por lo que conozco muy bien su comportamiento, y saber que el respeto por la naturaleza tiene que ser máximo siempre.

Enfoqué lo ancho del río, también captando los árboles de la orilla, y la profundidad en sus piernas, que tal como he dicho antes se hunde de repente el río medio metro. Estos ríos tienen un lecho irregular, y hay sorpresas. Por eso hay que ir con seguridad, con inteligencia, con humildad y con sentido común, y salen unas fotos muy bonitas.