La naturaleza tiene muchos rincones sorprendentes. Hay miles de espacios fascinantes. Nosotros estamos siempre rodeados de naturaleza, y todavía hay muchos rincones que están pendientes de hacer en nuestra lista de escenarios. Queremos ir a muchos sitios, y vamos programando los días.

Esta imponente roca en el centro del río es uno de los escenarios que teníamos en la lista de lugares pendientes. Es muy bonita e impresiona, pero estas fotos no son fáciles.

Este río baja con fuerza bastantes meses al año. Ahora está relativamente bajo de caudal. Si miráis bien la foto, veréis marcada en la roca que el agua va medio metro por encima del curso actual en el día de la sesión. Se ve perfecto y con ese caudal es imposible hacer esta foto. El río arrastraría a las personas.

La roca, además, está en el centro del río. Esto genera corrientes que empujan o incluso que atrapan. El lecho del río es inestable por estas corrientes, y se hunde al pisar. La profundidad del río cae en picado en apenas un metro. Te llega por la rodilla al principio, y en apenas dos pasos el agua te llega casi al cuello, y es muy peligroso. Hay profundidad, sí, y rocas que no se ven ocultas en el agua.

De pequeño yo ya jugaba en ríos. La naturaleza hay que respetarla siempre, por educación, por el medio ambiente, por respeto, por su belleza y por seguridad. Sabemos lo que hacemos, y vamos perfectamente preparados, entrenados y equipados, porque el margen de error es cero. Incluso con este nivel de caudal la gran mayoría de ríos ya arrastran a una personas si se coloca en el lugar equivocado.

El bondage fue con los brazos atados delante, y un grueso volumen de cuerdas, de acorde con la inmensidad de la roca. No quise los brazos atados a la espalda porque no se hubieran visto en las fotos, como ocurre en ocasiones con las fotos en el agua, y por eso decidí los brazos delante.

Salieron miles de fotos maravillosas, y como siempre había planificado publicar pocas fotos para ilustrar la sesión. Me he pasado cinco días mirando fotos diciendo "esta me gusta, esta me encanta, esta sí, esta también, la otra también, etc". No sé qué fotos publicar porque me gustan todas, y a día de hoy todavía tengo el deseo de querer publicar fotos que no he puesto, pero no puedo añadir tantas fotos a la galería. Se haría muy pesado mirar tantas fotos.

He decidido publicar las fotos que veis, y hay mucha foto fantástica que me he quedado con las ganas de publicar. Ha sido muy difícil elegir, pero he optado por poner las fotos que muestran la potente roca que emerge del río y su paisaje, con varios posados de la modelo atada. .