Esta vez vino con Toxic Montrosities otra modelo, que se llama XTerror, e hicimos al final del día una sesión posando por primera vez las dos juntas. Ya estábamos apurando la luz del día antes de llegar la noche, que estaba muy cercana. El sol estaba justo al límite de esconderse por detrás de las montañas, que a simple vista ya nos indica que se hace de noche muy temprano, y teníamos que ir bajando.

Las ataduras fueron fácil. Varias cuerdas blancas ataban a las modelos, atadas las dos con los brazos a la espalda, las piernas atadas en diferente posición, y ambas modelos atadas con sus pechos desnudos para enseñar los preciosos tatuajes que llevan en sus cuerpos.

También optamos por hacer las fotos con las modelos amordazadas. Con Toxic Montrosities usamos una mordaza de ring gag, que consiste en un aro que mantiene la boca abierta, e XTerror estaba amordazada con la mordaza de ballgag, para hacerlo distinto.

Nos hubiera gustado poner mucha más cuerda, pero se nos tiraba la noche encima después de un día muy intenso. En media hora ya estaría todo el ambiente de noche, oscuro, por lo que hicimos diez minutos de fotos rápida y fuimos a los caminos de salida. Daba tiempo. Estaba calculado.