Fuimos de excursión y entrenamiento por la montaña. Habíamos comprado una cámara nueva los días anteriores, y también llevábamos con nosotros un buen equipo bondage para hacer una sesión de fotos. Conocemos muy bien la montaña, y sabemos de bastantes rincones donde se puede tener una cierta tranquilidad para hacer fotos, sin olvidar que estas montañas están llenas de gente y hay caminos y senderos por todos sitios, por lo que en cualquier momento te sale una persona incluso desde detrás de los arbustos.

Nos paramos en uno de estos centenares de rincones que conocemos. No es el típico escenario al que nuestros seguidores y seguidoras están acostumbrados, con balas de paja, ríos, mar, animales, coches y muchos más. También nos gusta de vez en cuando hacer fotos con la modelo bien atada y como única protagonista de la escena.

Thyffany estaba vestida de militar, con un disfraz muy sexy. Tiene los brazos atados a la espalda, pegados al cuerpo firmemente con la cuerda que rodea su cintura, evitando así que pueda estirar los brazos en ninguna dirección. Decidí atar las piernas juntas en una posición distinta, a las clásicas piernas atadas juntas y paralelas. En esta ocasión hice las rodillas atadas juntas, una encima de la otra, cruzando las piernas, con los gemelos algo cruzados en dirección contrario y los tobillos atados a diferente nivel, estando un tobillo atado más arriba de la pierna que el otro tobillo. Añadí el ballgag para la modelo amordazada, y comenzamos a hacer las fotos.

Fue una sesión muy relajada y muy bonita, con la que he aprovechado a reemplazar alguna galería antigua de hace años, cuando comencé en mis primeras épocas. Esta sesión es mucho mejor, y encaja muy bien en la categoría de bondage militar de nuestra website.