CÁMARA 2 - MISMA SESIÓN , CONFIGURACIÓN DISTINTA

Arima Hutsa estaba muy animada. Era su primer día como modelo bondage, y habíamos planificado las sesiones para ser un día muy divertido, para experimentar, para sentir, para conocer. Habíamos hecho dos sesiones, y Arima Hutsa se atrevió a probar las sensaciones de una suspensión.

Arima Hutsa estaba decidida. ¡Sí! ¡Sí! Por supuesto, iba a ser muy corta de tiempo la suspensión. El primer día no es recomendable hacer suspensiones porque es una de las categorías complicadas de bondage, pero también es cierto que estaba siendo una modelo increíble, sobresaliente por ser su primer día, y nos animamos todos y todas.

Fue una suspensión sencilla, con dos puntos de apoyo muy rápidos de quitar a la orden de Arima Hutsa, porque en bondage siempre, ¡y digo siempre! ¡y siempre es siempre! mandan las modelos. Hacemos las ataduras que ellas permiten, y se terminan inmediatamente las sesiones cuando lo dice la modelo. Es obligatorio, es respeto, es confianza, y es sentido común.

Aprovechamos a hacer un experimento fotográfico, que muy pocas veces se enseña. Las fotos de ambas cámaras muestran la misma realidad. La sesión fotográfica es la misma. Las fotos están hechas en el mismo momento, una detrás de otra, dentro del mismo segundo, sin descanso. No hay retoque fotográfico. No hay edición. Sin embargo, en la configuración de una cámara enseño la real penumbra del bosque y sus sombras intensas. En la segunda cámara consigo una iluminación completamente distinta. No son dos sesiones. Es la misma sesión, en el mismo segundo de tiempo. Cada persona tiene su propio gusto personal, y serán los espectadores y espectadoras quienes prefieran una u otra toma. Yo, simplemente, os muestro el juego fotográfico, y lo he hecho en esta sesión porque la segunda cámara permitía mostrar cómo era el majestuoso árbol. En la otra cámara no me entraba el árbol entero.

Por cierto, Arima Hutsa estuvo increíble, espléndida, y nos dejó muy gratamente sorprendidos. Es muy agradable conocer modelos con esta perfecta actitud, que además nos demostró ser ¡¡una pasada de guay!! ¡Un buen rollazo de lujo! ¡Tope enrollada! Si alguien no entiende estas expresiones, significa que es fantástica y mucho más, y que nos ha encantado conocerla y trabajar con ella.