Nos encantan los escenarios exteriores. Para mí las expresiones artísticas, cual sea, tiene que estar acompañada de un escenario. No me sirven las telas o las paredes. Eso son para las fotos de invierno cuando estás en casa porque hace frío y es de noche.

Hay muchos escenarios outdoor fantástico, y la playa es uno más de nuestra lista. España es un país con mucha playa, con mucho turismo, gente paseando por la playa, haciendo deporte, tomando el sol, sentados, haciendo castillos de arena, y cuatro mil planes que tienen las personas en la cabeza. Para esto ¡sí que tienen ideas!. Son playas, pero esto no son desiertos, y esta realidad se debe de tener siempre en máxima atención cuando se hacen fotos en la playa.

Nosotros vimos un día excelente, con una temperatura inusual muy agradable por ser estas fechas del año, pero también siendo conscientes que esto es España, y no es el Polo Norte. Cambiamos la típica toalla de tomar el sol por las cuerdas. Cambiamos el bikini por un vestuario blanco muy bonito, y nos fuimos a una de estas centenares de grandes playas que tenemos en nuestra tierra.

A escasos metros de la orilla, Alexia está atada con las cuerdas rojas que sobresalen llamativas sobre el tono arena de la playa, tumbada boca arriba, con las piernas atadas en frogtied, los brazos atados a la espalda, amordazada con un bozal ballgag, y las cuerdas rodeando su cuerpo.

Hecho el elegante bondage, comenzamos con las fotos. Este escenario te permite un repertorio increíble de distintos ángulos fotográficos, con el mar de fondo, con sólo la arena en escena, viendo el horizonte o resaltando el contraste con el azul del cielo.

Os hemos publicado cinco fotos de una sesión magnífica.