Outdoor Bondage. Este coche es un Land Rover muy antiguo. Todavía se usan muchos modelos de estos coches para safaris, excursiones, y muchas actividades que exigen vehículos resistentes en tierra, e incluso hay admiradores de estos coches que organizan sus quedadas y sus clubs.

Este coche concretamente esta aquí aparcado, y le hacen falta muchas reparaciones si se quiere conducir, pero yo lo quería para usarlo como escenario de una sesión fotográfica, y como escenario de fotos está genial y perfecto.

"Bondage atada en el Land Rover"

Había pensado en un primer momento hacer la sesión sobre el capó, pero de pie apoyada en la luna delantera quedaba mucho mejor, ya que podía captar en la fotografía el espectacular azul celeste de ese día. Me encanta las fotos con sol, lo he dicho siempre, son mis fotos favoritas, y me encanta ese cielo azul celeste tan limpio e intenso.

La modelo está vestida de militar erótica, porque concuerda el atuendo con el vehículo en plan fantasía, y tiene las piernas atadas muy abiertas, a una serie de hierros que hay en ambos laterales de la carrocería. Las manos las tiene atadas a la espalda, dando ese margen de poder estirar y encoger los brazos para hacer posar distintos, y una vez ya amordazada comenzamos a hacer las fotos. Tenía mucha variedad de toma en esta sesión, desde arriba, desde abajo, frontal, desde los laterales, e inclusos subido en puestos elevados, para hacer la foto por encima de la modelo.

También hemos hecho una sesión bondage atada sobre el seat 850 que se ve en la fotografía, porque una de mis normas que intento siempre es no repetir escenarios. Los escenarios siempre han de ser variados, atrevidos, sorprendentes y originales. Esto es tener ideas. Esto es ser creativo. Esto es pasión. Esto es estusiasmo. Esto es diversión.