Habíamos terminado las sesiones anteriores, y hacia un día espléndido, un sol muy agradable, calor, muy buena temperatura, y decidimos hacer algo distinto, probar algún invento, y dentro de esas miles de ideas que siempre me vienen a la cabeza pensé en fotos atada a una de nuestras motos.

El fondo estaba lleno de tonos verdes intensos después de las intensas lluvias de los días anteriores. El color de las cuerdas de aquel día eran rojas, y la moto escogida fue de color blanco, por lo que podía quedar un buen resultado, y lo probamos.

La posición fue con Alexia tumbada encima del asiento de la moto, y las piernas dobladas. Una vez Alexia colocada en el posado, fue if poniendo cuerdas, apretando las cuerdas en todos los soportes que podía ofrecer la moto. Era simplemente ir buscando en los laterales, y al mismo tiempo rodeando por encima y por debajo de la moto.

En cierta manera, todo el rato era ir improvisando el trazo de las cuerdas, buscando en qué puntos podía afianzar las ataduras, y por dónde podíamos pasar las cuerdas, con mucho cuidado porque no se trataba tampoco de causar ningún daño a la mecánica de la moto, que las motos eran imprescindibles para volver a Barcelona.

Quedó muy bien la idea. Sobre todo quedó original, porque hoy en día en el bondage se ha olvidado mucho la originalidad, y en la variedad y la originalidad está el espectáculo.

Tengo que comentar que, como podéis ver en la foto, la moto está parada, apagada y bien segura apoyada en sus caballetes. No se puede conducir o circular en estas condiciones, porque entre otros detalles no lleva casco. ¡Es una broma!.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com