Las suspensiones de bondage se pueden hacer de muchas maneras. Hay centenares y miles de posados. El único límite es la imaginación de cada persona. Por supuesto, también influye factores como la cantidad de cuerdas que tengas, el atador, el escenario o la actitud de la modelo.

El primer escenario elegido fue este árbol, perfectamente seguro, y que sólo mirarlo nos venían a la mente una lista casi interminable de ideas. Debíamos de decantarnos por algún posado concreto, y opté por esta suspensión atada paralela al suelo, mirando hacia abajo, atada con los brazos a la espalda, con la cuerda rodeando su cuerpo por encima y por debajo del pecho. Las piernas me gustó que estuvieran atadas juntas, por tobillos y rodillas, y una vez atada fue cuestión de colocar las cuerdas que iban a hacer la suspensión, manteniéndola paralela al suelo por los hombros, el pecho, los muslos y los tobillos.

Estaba vestida con un conjunto de ropa interior blanco, amordazada con un ballgag rojo, y su peinado de rastas de colores resaltaba todavía mucho más la preciosa escena fotográfica.

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com