Esta es otra de la posición que teníamos anotada en nuestra lista de ideas, y todavía no habíamos trabajado. Teníamos pensada trabajarla en alguna sesión de local interior, y así lo haremos, pero hemos decidido también usarla en este bondage outdoor porque la imagen de la modelo atada, con las cuerdas bien tensas al árbol, transmite la indefensión y el alto erotismo de este posado.

Tal como se puede ver en la fotografía, la modelo está atada boca arriba, con las piernas levantadas a lo alto, atada por los tobillos al árbol. Las manos están atadas también de forma muy idéntica, muy cerca de sus tobillos y con las cuerdas bien fuertes que levantan al máximo sus brazos, atadas al árbol.

Hay otras cuerdas estratégicas para hacer este bondage más duro, impactante y erótico bondage. Una nueva cuerda ata sus rodillas a los antebrazos, apresando ambos uno contra otro, rodeando con las cuerdas por el contorno exterior las rodillas contra los brazos. Conseguimos así que su inmovilidad e indefensión sea muy acentuada, y terminamos con otra cuerda, ésta atada a los muslos y atada alrededor de su cintura, de tal forma que su posibilidade de movimiento es mínima.

También debemos de tener en cuenta que hemos buscado un terreno montañoso de fuerte pendiente, porque en gran ángulo muestra una dura posición en este espacio soleado y montañoso.

La sesión, sí, es cierto, es bastante erótica en esa posición, pero ¡¡bienvenidos al siglo XXI por si no lo sabíais!! El erotismo nos acompaña desde nuestros primeros antepasados primitivos porque es una forma de seducción natural, y sí, lo hacemos todos y todas. Ya sé que los puritanos y puritanas dicen que la gente liga preguntando por el trabajo en la discoteca o invitando al teatro. ¡La hipocresía me parece repugnante!.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com