Habíamos hecho la primera sesión justo unos minutos antes, de pie, para conseguir captar más fácilmente todo el gigantesco escenario, y decidimos hacer una segunda parte, centrados de pleno en la modelo, con las piernas atadas en un hogtied y tumbada en el suelo.

Alexia seguía atada con las cuerdas rodeando su cuerpo en un arnés de cuerdas muy cómodo y que se puede soportar sin problemas durante largo tiempo. Seguía amordazada con el ballgag rojo, y vestida con la ropa militar de estampado camuflaje elegida para esta ocasión.

Fueron unas fotos sencillas y rápidas, porque al fin y al cabo era la continuidad de la anterior sesión del día. Simplemente, buscamos centrarnos mejor en mostrar las ataduras, la mordaza y la modelo, sin haber de preocuparnos del encaje en ese enorme y precioso escenario, a la espalda de Alexia, que habéis podido ver todo completo en la galería similar publicada también en nuestra web.

 

 

© 2017 - 2018 Exotic Bondage.com