Los días anteriores habíamos hecho con Miss_Ira unas suspensiones atada en un árbol en el bosque, y volvimos a quedar varios días después para realizar outdoor bondage en posiciones atada por el suelo. En bondage hay muchas más técnicas, modalidades y posiciones, además de las clásicas suspensiones.

En mi opinión, en España hay una exagerada obsesión con las suspensiones, y las redes sociales, perfiles, grupos y miles de historias de esta época está saturado de suspensiones. A mi me aburre y me cansa tantas suspensiones, y hay muchas suspensiones que sólo son una imitación o una copia repetitiva de suspensiones clásicas. Se pierde la originalidad, la creatividad, el atrevimiento, y la diversión.

El bondage tiene ataduras muy bonitas, muy espectaculares, severas, complicadas, complejas, trabajadas, meritorias, impresionantes, y no son suspensiones. El bondage tiene posiciones maravillosas, y me gusta mucho cuando las modelos se atreven a explorar estos otros mundos. Esta muy bien explorar las variantes del bondage, que hay a miles y miles de diferentes variaciones, y se descubre que hay ataduras mucho más duras y de mayor nivel que las suspensions. De todos modos, que nadie me malinterprete. Yo también practico suspensiones, y en nuestra web tenemos suspensiones espectaculares, pero no estoy obsesionado con prácticar las suspensiones. No es el escalón más alto del podium, no.

Miss_Ira fue valiente y curiosa, y se animó a experimentar otros tipos de bondage. Busqué un buen bondage, trabajado, que probara las sensaciones de estar muy bien atada, sin necesidad de estar atada a ningún poste, columna, ni silla, ni la cama, o cualquier otro elemento propio de la imaginación de cada persona.

Tal como está atada, no puede levantarse, ni andar, ni desatarse, y las sensaciones anímicas del bondage son muy intensas Se siente muy profundamente toda esa indefensión. En estas situaciones, la gente puede tener miles de emociones distintas. La inmovilidad de los brazos, la tensión de las cuerdas, el forcejeo por naturaleza de las cuerdas en las piernas atadas, produce todo tipo de estados anímicos, que siempre depende de cada persona. Para nosotros es muy divertido, y Miss_Ira lo hizo muy bien. Estuvo maravillosa. Aguantó los diez minutos que duró la sesión fotogrática, estuvo tranquila, fue divertida, y fue haciendo los posados variados que le estuve indicando.

Como digo yo siempre, la actitud es imprescindible en toda sesión bondage, y Miss_Ira tuvo una actitud muy buena. Esto hace las sesiones fáciles y muy divertidas.