Hoy os incorporamos otro tractor en el que todavía no habíamos hecho fotos, y que sumamos a todo el resto de tractores que podéis ver en nuestra website.

El día estaba a punto de terminar. El tractor ya estaba aparcado, con el remolque preparado para la mañana siguiente, pero quedaba menos de una hora de sol antes de ponerse por detrás de las montañas, y decidimos darnos prisa en hacer una sesión de fotos.

No había mucho tiempo que perder. La noche se acercaba, por lo que Thyffany Young se vistió con un disfraz de militar, e hicimos un hogtied tumbada boca abajo dentro de la gran pala del tractor. Fue con las piernas atadas por los tobillos y las rodillas, y los brazos atados a la espalda por codos y muñecas. Después pusimos una cuerda para el hogtied, y calculé que me daba tiempo de adornarme en las ataduras de esta cuerda, llevándola a las rodillas y atando sus pies juntos.

Coloqué la mordaza, porque no había más tiempo para distracciones con sumar cuerdas al bondage, y comenzamos a hacer las fotos. Busqué variedad de ángulos, sin dejar de mirar cuánto tiempo quedaba la sol. Aquí la noche cae rápida, y la sombra de la montaña estaba a tan sólo cinco metros de nosotros. Quedaba muy poco de día, y a mí me encanta hacer las fotos con sol. Hay gente que le gustan las fotos en estudios o en blanco y negro. Yo aborrezco las fotos en estudios, me parecen aburridas y tristes, y también detesto las fotos en blanco y negro, porque son las típicas fotos que te salen borrosas o con ruido cuando eres estudiante, y las cambias a blanco y negro para disimular. De todos modos, los gustos en fotografía son siempre muy personales, y repito que a mí me encantan con sol, el brillo que da y las sombras.

Todo estuvo calculado perfecto, y pudimos hacer todas las fotos. La sesión duró unos quince minutos, y entonces sí que la sombra del atardecer estaba a punto de tocarnos. Nosotros ya habíamos terminado las fotos, y este tractor también es muy fotográfico. Tiene una pala distinta, que no se parece a las típicas palas de los tractores. Es mucho más alta, para otro uso en ganadería y agricultura, y nos encantó.