Las sesiones bondage atada en la playa deberían de ser con la playa solitaria, pero este requisito es cada año más complicado. Hay gente todo el año, y lo digo real, de verdad. Hace veinte años las playas eran mucho más tranquilas. Ahora son playas plenamente turísticas y vendidas al ocio todo el año. Nos hemos encontrado con gente paseando perros, andando por la arena, pescadores, familias, turistas, gente que hace deporte, gente que mira el mar, y gente para tocar los huevos y cargarse la tranquilidad de todas las maneras imaginables.

Me acuerdo de este 2019 en el mes de febrero. ¡Invierno todavía! ¡Pleno invierno! Hubo una semana de buen sol y temperaturas. Llegó la temperatura en torno a los 21 grados, y la playa estaba increíble, llena de gente, tomando al sol, gente bañándose, gente sentados comiendo, jugando al voleybol, e incluso vimos nudistas. Cualquier excusa es buena en este país para salir de fiesta, beber en una terraza, tomar el sol o ir a la playa. ¡Esta es la realidad de nuestro país y de nuestro turismo!.

Nosotros fuimos buscando algún rincón de playa donde no se viera gente, o al menos mucha gente. Fuimos recorriendo playa. ¡Cien metros hacia el fondo! ¡Cien más! ¡Y otros cien! ¡Casi andamos dos kilómetros con la tontería de esquivar gente! Pudimos encontrar un rincón de 50 metros donde hacia el norte sólo se veía un pescador y un par de personas sentadas en la arena. ¡Suficiente! ¡No podía pedir mucho más!.

Además, hay que vigilar y evitar que venga la típica persona maleducada para hacer la foto imbécil del día con el puto móvil de mierda, que es otro de los nuevos peligros en los tiempos actuales, y que no existía cuando nosotros comenzamos a hacer fotos.

Thyffany vestía un top y un short blanco, que resaltaba en esa composición de colores, el azul del cielo, el tono arena de la playa y el rojo de las cuerdas. Estaba atada con un hogtied en el que atamos las cuerdas de sus tobillos atados a los muslos, para hacerlo diferente de los clásicos hogtied. Adornamos la cintura con un crotchrope, atada con los brazos a la espalda por muñecas y codos, amordazada con un ballgag, y comenzamos a hacer las fotos.

Estas playas no son tropicales. No tienen la belleza de esas playas paradisíacas. Esta playa no es natural. Son playas fabricadas por el ser humano para el turismo. Esto no es el paraíso. Esto es una típica playa turística mediterránea, y en estos tramos aparecen al fondo se ven los cables de la luz, casas, edificios, farolas y todo lo típico de una ciudad, según sea el enfoque.

Thyffany esta preciosa, las fotos han salido muy bonitas, y la modelo está muy contenta con las fotos que hemos hecho. Son los puntos importantes, y a mí también me han encantado las fotos.