Llevaba tiempo pensando en hacer una sesión de fotos en este silo, pero es muy grande. No lo parece a simple vista, pero son más de cinco metros de altura, y estos grandes tamaños son complicados para las perspectivas de mostrar las ataduras al detalle y el lugar. Dan poca variedad.

El mejor espacio hubiera sido la parte más alta de la escalera. Me hubiera encantado, pero tiene dos problemas en este caso. En primer lugar, es complicado y peligroso hacer las ataduras, y necesito elevarme con un tractor o escalera mecánica. El segundo lugar es que, desde arriba del silo, nos ven a kilómetros de distancia, y eso no podía ser. Además, después era una tarea minuciosa y muy complicada desatar a la modelo y bajarla de la escalera, y por eso descarté esa parte del silo. La seguridad es lo más importante..

Decidí hacer la sesión a pie de silo por estas razones. Busqué el poste de hierro que dejaba el sol a mi espalda, recto a estas horas del día. La modelo estaba vestida con un sencillo top y short militar, atada al poste por todos sitios, tobillos, gemelos, rodillas, muslos, el torso, el pecho, y con las manos atadas en la parte trasera del hierro. Añadí estar amordazada, y comenzamos la sesión.

He puesto fotos frontales porque no se ven los brazos a la espalda, y he añadido ángulos de enfoque laterales, para ver sus manos atadas, y una de las fotos que hice de enfoque abierto, para mostrar el tamaño real del silo, en comparación con la modelo.